jueves, 29 de octubre de 2020

"Cool Nata" de Maria Scrivan

Cool Nata

Texto e ilustración:

Maria Scrivan

Editorial Bruño

ISBN: 978-84-9906-393-5

150 x 205 mm, 240 páginas

12,95 €, (+ 10 años) 2020.



Por José R. Cortés Criado.


Natalie empieza a descubrir muchas cosas sobre su verdadero yo. Y es que, si se valorase un poquito más, quizá se daría cuenta de que ya es lo bastante de todo....¡y de sobra!” Maria Srivan: Cool Nata.


Divertido cómic que refleja las adversidades de una niña con baja autoestima. Natalia siempre ha tenido una amiga, una superamiga en el colegio. Las más elegante, la más estilosa, las más divertida, las más...

Acaban de pasar al instituto. Natalie está aterrada con el cambio, menos mal que allí estará su mejor amiga, Lily. Lo que no sospechaba la protagonista es que su amiga ya no quería cuenta con personas como ella.

Natalie es lo opuesto a una líder adolescente. No es glamurosa, es patosa, le gusta leer, escribir, dibujar y casi todo le sale mal, o eso piensa ella, aunque tiene motivos para sentirse mal. La pobre no para de pedirle consejo a su espejo, pero no consigue cambiar.

Lily se ha hecho amiga inseparable de Álex, esta sí es la mejor entre las mejores. Corre, salta, baila, canta, saca buenas notas, tiene un gran estilazo vistiendo y peinándose..., en fin. La amiga ideal para cualquier chica del instituto.

Lily ya no quiere estar cerca de Natalie. Está claro que su amistad era muy interesada. Natalie le regalaba cosas, hacía lo que su amiga decía, le ayudaban con los deberes..., era muy egoísta y la pobre de Natalie no se daba cuenta.

La protagonista estaba desolada. Se encontraba sola y los compañeros nuevos que conocía eran pésimos. Cuando peor estaba conoció a otra chica del montón, le gustó un chico que amaba la música y los cómics, y más tarde a otra, que con su aire de despistada, demostró ser muy buena persona.

Natalie está con su autoestima por los suelos hasta que hace caso a sus amigas y comienza a hacer lo que le gusta, intentando que los comentarios de los demás no le afectasen demasiado.

Al final las cosas le salen bastante bien tras crear un cómic cuya protagonista es una rana tan patosa como ella. La vida empieza a cambiarle, aprecia el valor de la verdadera amistad y pasa de las persona egoístas.

Bonita lección que todo adolescente debe aprender. No debemos vivir queriendo contentar a todo el mundo ni imitando modelos que no nos gustan. Hay que ser auténticos y mostrarnos tal cual somos, con nuestras virtudes y nuestros defectos.

El texto es muy ameno de leer. Los dibujos muy expresivos. La autora sabe mezclar muy bien los planos, resaltar palabras o expresiones, juega muy bien con las líneas cinéticas, las onomatopeyas, las láminas descriptivas y, sobre todo, dota de mucho humor todo el libro.

El volumen, de pasta dura, está dividido en dieciséis capítulos. Todos con su título bien expresivo y una simpática presentación del argumento a cargo de las dos mascotas de la protagonista: su perro Chuche y su gata Gata.

Sospecho que gustará a las pequeñas lectoras, porque sus protagonistas son niñas, pero algún que otro lector, seguro que se siente identificado con los problemas de Natalie. Todos hemos pasado la adolescencia y sabemos que no somos perfectos y que hemos querido ser como otros en determinados momentos de nuestra existencia.

Me gusta la forma en la que se trata la autoestima y hace ver lo importante que es la valoración que cada persona tiene de sí misma y la trascendencia de aceptar nuestra singularidad y la de los demás.




martes, 27 de octubre de 2020

"Me aburro" de Belén Gopegui

Me aburro

Texto: Belén Gopegui

Ilustración: Natalia Carrero

Editorial Edebé

ISBN: 978-84-683-4898-8

130x 195 mm, 52 páginas

9,20 €, (+ 8 años) 2020.


Por José R. Cortés Criado.


“Nora, Iván y Lea sonrieron. Pobrecillos, tenían un grave problema: no sabía aburrirse. Cuando s eles pasar el malhumor, les enseñarían a hacerlo.” Belén Gopegui: Me aburro.


¿Qué pasa cuando se va la conexión a internet en cualquier casa de nuestra sociedad? Pues eso que pensamos. El caos. En muchísimos hogares es impensable estar sin wifi ni un solo minuto. Esto es lo que ocurre en esta historia.

Tres hermanos están en casa. Como siempre, el mayor, Iván, discute con la pequeña de la casa, Nora. La mediana, Lea, asiste impasible a esta nueva discusión. Siempre es así, los de los extremos se enfrentan y Lea observa sin participar.

Los pequeños están a cargo de una canguro, que como al día siguiente tiene un examen muy importante, se refugia en la cocina con unos tapones en los oídos para poder estudiar, a cambio, les deja jugar con los aparatos electrónicos de casa.

Por más que encienden y apagan el router la conexión a wifi no vuelve. El pánico es mayúsculo. La cuidadora les dice que deben esperar hasta vuelvan sus padres del trabajo y lo solucionen.

La única que no está alterada es Lea. Ella sabe cómo aburrirse y comienza a moverse lentamente, dibuja, cuenta hacia atrás y, poco a poco, va enseñando a sus hermanos a aburrirse con naturalidad. Al principio todo parece extraño, pero con ejercicio todo se va consiguiendo, ya sea nadando lentamente sobre la alfombra, deslizándose, dibujando, mirando...

Por fin, los tres hermanos hacen cosas distintas, sin tener conexión a internet y hasta se lo pasan bien haciendo tareas propias para matar el aburrimiento. Están tan relajados que, cuando llegan los papás a casa con sus prisas y sus temas laborales pendientes, los niños no se inmutan.

Los mayores son los que se soliviantan, ambos tienen que mandar algunas tareas por internet y no comprenden que no haya conexión. Menos entienden que sus hijos le dijesen que habían estado aburriéndose toda la tarde con toda tranquilidad.

Graciosa obra que nos habla del arte de aburrirnos al margen de los aparatos electrónicos a los que estamos conectados a todas horas. Es una manera de enfocar lo que hacemos en nuestro tiempo libre, que no es otra cosa que la que hacían antes todas las personas cuando nuestra sociedad no estaba tan conectada.

Belén Gopegui nos hace pensar en esa vida cotidiana que nos aleja de los demás y nos engulle con los teléfonos inteligentes, las tabletas electrónicas, los ordenadores... y en las tareas simples, como dibujar, que a algunos pueden parecer propias de otro planeta; y nos avisa de que no debemos olvidar lo importante que es fomentar la creatividad y el arte de “perder el tiempo haciendo nada”.

Además el libro es un canto a la necesidad del aburrimiento, a la superación de los problemas con imaginación, a la necesidad de trasmitir buenos hábitos a los hijos y a la autoestima. Libros como este divierten, entretienen y hacen pensar a más de un lector.

Natalia Carrero ilustra el texto con sencillos dibujos cercanos a la estética infantil que añaden más información al libro, ya sea pintando unos “me aburro”, unos deseos o lo que pasa por la mente de los hermanos, con unos trazos cercanos al decaimiento general de los aburridos.

Es un libro simpático que hará pasar un buen rato de lectura a los futuros aburridos.



domingo, 25 de octubre de 2020

"El robot del bosque" de Jaume Copons

El robot del bosque

Texto: Jaume Copons

Ilustración: Liliana Fortuny

Editorial Combel

Colección Bitmax & co

ISBN: 978-84-9101-637-3

215 x 155 mm, 72 páginas

12,90 €, (+ 6 años) 2020.


Por José R. Cortés Criado.

"La luz de la Luna llena hacía que el bosque azul fuera más azul que nunca. Y, de repente, oímos el aullido más maravilloso de todos los aullidos." Jaume Copons: El robot del bosque.

Simpática historia la que transcurre en este bosque azul donde muchos seres viven en armonía, incluidos un extraterrestre, pero que tiene sus diferencias a la hora de aceptar a un robot.

Bitmax, el robot ayudador, llegó hasta el bosque gracias a Wagner y Mus, un oso bondadoso y una rata perspicaz, que observaban las personas y vehículos que circulaban cerca del bosque, cuando vieron caer un robot de cocina del coche de los enseres viejos. Ni cortos ni perezosos lo arreglaron y lo llevaron con ellos.

Estos son los tres protagonistas; Evo, el extraterrestre, que no deja de molestar a los demás, es el antagonista; junto a ellos Dimitri, Sinatra, Truncus, Faraday, Baba, Kafka, Paul, Frida...

Como en el bosque ellos no eran los únicos habitantes, hubieron de pedir permiso a los demás para que el robot fuese aceptado entre ellos. De entrada, Bitmax es sometido a un periodo de prueba antes de tomar una decisión definitiva. Durante ese tiempo demuestra ser un gran amigo ayudando a todo aquel que lo necesita, ya sea enseñándole a volar, rascarle la barriga, a agrandar la madriguera... hasta rescatar al lobezno Boris.

Simpático libro que se lee rápido. Los dibujos son muy expresivos, la pandilla de animales que habita el bosque está muy bien caracterizada, Liliana Fortuny realiza unas ilustraciones llenas de gracia. Hay una gran variedad de planos, movimientos cinéticos y onomatopeyas expresivas. Los planos generales a doble página son muy descriptivos.

Buen volumen que gustará a los pequeños lectores ávidos de ilustraciones y personajes amables, divertidos que saben apreciar el valor de la amistad. Se trata de la primera novela gráfica para primeros lectores.

La editorial Combel nos dice que esta publicación es un puente entre el álbum ilustrado y las novelas infantiles, que ofrece diversos niveles de lectura y muestra una serie personajes con pizcas de humor, imaginación, fantasía y altos niveles de convivencia.



viernes, 23 de octubre de 2020

"Mordiscos a medianoche" de Pedro Mañas

Mordiscos a medianoche

Texto: Pedro Mañas

Ilustración: Luján Fernández

Editorial SM

Colección 

Los Cazapesadillas

ISBN: 9788413187754

104 páginas, (+ 6 años)

10,95 €, 2020.


Por José R. Cortés Criado.


"Me llamo Max Chatarra y, pase lo que pase, jamás pierdo la cabeza." Pedro Mañas: Mordiscos a medianoche.

Este segundo volumen de la colección nos lleva de viaje por Londres con una pandilla de murciélagos/vampiros que quieren celebrar unas nupcias en el mismísimo Big Ben.

Nuestros amigos, Piper y Max se han mudado a la mansión del jovencito Mortimer. Están mejor que en la calle, aunque Max echa en falta sus malos olores y sus vecinos, pero no disfrutan de ningún bienestar, la casa está vacía de muebles, alfombras, leña, comida... en fin, que pasan hambre y frío.

Su vida transcurría de forma monótona hasta que una criada, de una noble familia, acudió en busca de ayuda porque su señorito había desaparecido. Se pusieron a investigar y comprobaron que todos los jóvenes de noble cuna en edad casadera habían desaparecido.

Investigando, investigando, descubrieron que había llegado a la orilla del Támesis una vampira muy especial, la bella Mirabelle, que por aquel entonces tenía trescientos años, aunque su aspecto humano era de una joven hermosa de pelo blanco, en busca de esposo.

Para poder escoger, su ejército de murciélagos/vampiros, se dedicaron a secuestrar a todos los jóvenes casaderos de la nobleza y morderlos para convertirlos en vampiros para así ella poder casarse.

Menos mal que Piper y Max con la ayuda de la tía abuela de Mortimer, Erika, logran inventar la bañera voladora para desplazarse hasta el lugar donde se va a celebrar la boda para desbaratar los planes de Mirabelle.

Al final de esta historia, todos están felices y nuestros amigos reciben una serie de regalos que le harán la vida más agradable en agradecimiento a sus esfuerzos.

Sin duda, otra simpática historia de aventuras, misterios, peligros y ganas de ayudar a los demás que atrapa al lector desde su inicio y no deja de sorprenderlo por el ingenio de Piper, las reflexiones de Max y los comentarios del fantasma de la familia de Mortimer, la científica Erica von Kraft.

La narración es muy amena, fresca y ágil, a la que hay que sumar los ingeniosos diálogos de sus protagonistas, especialmente el del robot que tiene su lógica diferente a los humanos y fantasmas.

Buena historia, ilustrada con mimo, por Luján Fernández, donde se mezclan dibujos y textos en muchas páginas; en algunas de ellas solo aparecen dibujos, como en un cómic, aligerando la trama.

Si quieres conocer otras obras escritas por Pedro Mañas pincha aquí.

Si quieres conocer otras historias ilustradas por Luján Fernández pincha aquí.





jueves, 22 de octubre de 2020

"Animalotes Episodio 4. El ataque de los gatetes" de Aaron Blabey

 

Animalotes Episodio 4. El ataque de los gatetes

Texto e ilustración: Aaron Blabey

Editorial Anaya

ISBN: 978-8469847176

155 x 200 mm, 144 páginas

9,90 €, (+8 años), 2020.



Por José R. Cortés Criado.

“No les gusta el agua, así que defiéndanse con ella. Les toca mucho las narices y a veces consigue ahuyentarlos”: Aaron Blabey: Animalotes Episodio 4. El ataque de los gatetes


Estamos ante otra aventura de estos simpáticos animales que forman el Club de los Buenazos. Son muy dispares: El Sr. Lobo, el Sr. Tiburón, el Sr. Serpiente y el Sr. Piraña, todos ellos animales peligrosos, cualquiera que los ve se asusta, pero ellos han decidido hacer el bien y ayudar a los demás.

En esta ocasión la historia comienza cuando nuestros personajes están en verdadero peligro. Están rodeados de miles de gatitos zombis en un precario equilibrio. Los gatitos están furiosos por culpa del Dr. Rupert Mermelada, que los ha transformado en animales peligrosísimos.

Los buenazos corren mucho peligro. Como saben que a los gatetes no les gusta el agua, se han refugiado en una piscina infantil de plástico, en la que solo cabe la cola de Tiburón, que se mantiene en posición vertical, sobre él se encarama Lobo y, encima de este, Piraña y Serpiente, junto a Piernecitas, una araña peluda.

Como los gatitos tienen garras, pronto rasgan la balsa y deben salir corriendo, menos mal que aparece en su avión la agente Fox y los recoge en el aire. Viene a salvarlos y proponerles un plan para Salazar al mundo de esos gatetes furibundos que atacan a todo ser viviente.

Tras huidas, sustos, sobresaltos y múltiples piruetas, contactan con Yaya Gumbo, una anciana que sabe preparar mejunjes adecuados para reconvertir a los gatetes en gatitos dulces y mimosos. Corren mucho peligro, salvan miles de obstáculos y al final salen victoriosos.

Pero el malvado doctor no ha desaparecido y se propone crear otros animales terroríficos como perrizombi, conezombi, ponizombi o delfizombi.

Esta novela gráfica es muy divertida. Mantiene la acción desde el principio. Los lectores se divertirán viendo las disparatadas situaciones a las que han de enfrentarse para salvar al mundo.

Los dibujos son muy expresivos y detallistas, están creados en blanco y negro y la gran variedad tipos de viñetas y de planos, aumentan su atractivo. La tipografía empleada es múltiple, unas veces aumentan el tamaño, están escritas en negrita o reproducen onomatopeyas.

Otra divertida historia que será del gusto de los lectores ávidos de aventuras y de cómics.

Si quieres conocer otros libros de Aaron Blabey pincha aquí. 

martes, 20 de octubre de 2020

"La sabiduría de Atenea" de Ricardo Gómez

La sabiduría de Atenea

Texto: Ricardo Gómez

Ilustración: Ayesha L. Rubio

Editorial Edelvives

Colección Mitos Clásicos

ISBN: 9788414025192

222 x 222 mm, 40 páginas

9,40 €, (+ 8 años) 2020.


Por José R. Cortés Criado.

Se dice que nació ya adulta,vestida con una túnica y armada con una lanza y un casco. Al abrir los ojos dio un grito que hizo temblar a todos los dioses, incluyendo a su padre.” Ricardo Gómez: La sabiduría de Atenea.


Ricardo Gómez vuelve a acercar una de las grandes diosas de la mitología grecorromana: Atenea. Hija de Zeus, diosa de la guerra, de la sabiduría y de la ciencia.

Su nacimiento fue una acontecimiento muy especial, como el de muchos otros dioses de nuestra cultura clásica. A su padre le vaticinaron que su próximo descendiente sería más poderoso que él; y, ni corto ni perezoso, se tragó a su mujer que estaba embarazada. Sintió un fuerte dolor de cabeza y de esta salió su hija ya adulta, ataviada con una lanza y un casco. Así vino al mundo su hija favorita, Atenea.

El nuevo miembro de la familia fue recibido con suspicacias; cada uno de sus hermanos temía que fuese a arrebatarle su parcela de poder y gloria; así, Ares, el dios de la guerra pensó que le iba a quitar su puesto; y así siguieron preguntándole a Atenea sobre sus deseos otros miembros del Olimpo: Artemisa, diosa de la caza y los bosques; Apolo, dios de la medicina y la curación; Poseidón, Hera...

Atenea a todos tranquilizaba porque nunca quiso arrebatarle el poder a nadie y, poco a poco, fue formando su carácter con la ayuda de sus símbolos: el mochuelo, que observa día y noche; un huso y una rueca para que las mujeres desarrollen oficios dignos... También ayudó a Hércules en sus tareas, a Perseo para que acabase con Medusa,

Pues bien, gracias a su buen hacer, a su valentía, a la defensa de las mujeres... llegó a ser una diosa muy querida, de hecho dio su nombre a la capital de Grecia, en su honor se construyó el Partenón, símbolo de la grandeza y poder de la ciudad y muchos templos dedicados a ella.

Las numerosas muestras de sus hechos quedaron reflejadas en arte, y no solo en la cerámica de su país; también la inmortalizaron numerosos pintores, algunos tan destacados como Rafael, Rubens o Velázquez, que nos la reflejó en su cuadro Las hilanderas.

El autor escribe un texto muy ameno y paso a paso nos va dando una gran cantidad de información sobre la mitología griega. El lector conocerá las relaciones entre los dioses, sus parentescos, sus gustos, sus debilidades, la inquina que se tienen algunos, la envidia que envuelve más de un hecho o los deseos de venganza.

Libros como este acercan nuestro acervo cultural a las nuevas generaciones de lectores. Al final del volumen se ofrece en dos páginas información sobre la sabiduría de Atenea, su nacimiento, su enorme estatua de doce metros elevada en el Partenón, el valor del mochuelo como animal que la representa y su presencia en el arte.

El texto de Ricardo Gómez está complementado con unas muy vistosas ilustraciones a todo color de Ayesha L. Rubio, que reflejan los numerosos acontecimientos acaecidos a lo largo de las páginas.

Buen libro que hace el número 8 de la Colección Mitos Clásicos de la editorial Edelvives.

Si quieres conocer otros libros de Ricardo Gómez pincha aquí.

domingo, 18 de octubre de 2020

"Zlateh, la cabra y otras historias" de Isaac Bashevis Singer

Zlateh, la cabra y otras historias

Texto: Isaac Bashevis Singer

Ilustración: Maurice Sendak

Editorial Kalandraka

ISBN:978-84-8464-446-0

150 x 225 mm, 104 páginas

15 €, (+ 8 años) 2019.


Por José R. Cortés Criado.


Dedico este libro a los muchos niños que no han tenido la posibilidad de crecer por culpa de guerras estúpidas y persecuciones crueles que devastaron ciudades y destruyeron a familias inocentes. Confío en que, cuando los lectores de estas historias lleguen a ser hombres y mujeres, amen no solo a sus propios hijos sino a los niños buenos que hay en todas partes.” Isaac Bashevis Singer: Zlateh, la cabra y otras historias.


Nos encontramos ante una selección de cuentos judíos que nos acercan su folklore, su cultura, por medio de la palabra de Isaac Bashevis Singer, uno de los grandes autores yiddish, que se hizo con el Premio Nobel de Literatura. Nació en Varsovia y emigró a Estados Unidos huyendo de la represión nazi. Sus historias hablan de sus tradiciones y de su pasado europeo.

Acompaña al texto una colección de dibujos de Maurice Sendak, persona que renovó la literatura infantil con sus libros. En su haber tiene muchos galardones, destacar el Premio Andersen, el equivalente al Nobel de Literatura para la LIJ. Así que el lector tiene en sus manos un libro escrito e ilustrado por dos hombres muy importantes en el mundo de la Literatura.

Ambos autores son judíos de origen polaco. No vivieron la ocupación alemana de su país pero sí reflejaron sus tradiciones en sus historias. Los textos tienen ese aire anejo que recuerda los cuentos de tradición oral; las ilustraciones son unos estupendos grabados llenos de pequeños detalles.

Todas estas historias tienen un hilo conductor, transcurren en un lugar donde todos son tontos, a partir de ahí cualquier disparate nos parecerá adecuado a sus protagonistas, nos provocará risa o desconcierto a la par que nos informa de algunas festividades judías, sus celebraciones y las comidas típicas de esas efemérides.

El primer relato, El paraíso del necio, su protagonista, Atzel, tiene una enfermedad muy rara, se imaginaba que estaba muerto y como tal quiere ser tratado y hasta se cree que ha pasado a mejor vida.

El segundo, El cuento de la abuela, además de conocer el juego de dreidel, típico de las fiestas de Janucá, conoceremos al diablo que con apariencia humana quiere jugar con los niños de una familia hasta que descubren que no tiene sombra y...

El tercero, Nieve en Chelm. Chelm es el pueblo de los necios necios, ya sean jóvenes o mayores. Tan necios, que cierta mañana sus habitantes creyeron descubrir tantas riquezas que consultaron a los ancianos para mejor conservarla y sus ideas fueron la mar de disparatadas.

El cuarto, Los pies enredados y el novio lerdo. El novio era lerdo de verdad, todo regalo que recibía de sus suegros lo perdía, pero la novia y sus hermanas no se quedaban cortas. Como dormían en la misma cama, cierto día no pudieron levantarse porque no eran capaces de encontrar sus propios pies.

El quinto, El primer Shlemiel, era un vago redomado y un inútil. Su mujer no sabía qué hacer con él y cierto día que se fue al mercado le dio tres encargos: vigilar al niño, vigilar al gallo y no comerse un bote de mermelada. Todo lo hizo al revés y si esto fue poco, más estrafalarias fueron las conclusiones de los siete ancianos a los que acudieron a pedir consejo.

El sexto, La trampa del diablo, en este relato el joven David consigue atrapar la cola del diablo con la puerta de su casa y gracias a eso consigue que este le devuelva a sus padres; en esta ocasión el más lelo es el diablo.

El séptimo y último es el que le da título al libro, Zlateh, la cabra. Una pobre cabra ya vieja y seca que la familia quiso vender; cuando era llevada al mercado por un niño se perdieron en medio de una nevada, menos mal que la cabra era muy inteligente y se portó como una heroína.

Cada cuentecito tiene sus propias ilustraciones, cargadas de detalles, semejantes a los clásicos grabados. En todas ellas aparecen los personajes ataviados con la ropa adecuada a su época, a sus tareas y a su ambiente, ya sea acostado con su gorro en la cabeza, con sus animales, en la soledad del campo, en medio de la nevada o ante la presencia del diablo.

Bonito clásico de la Literatura Infantil y Juvenil, con más de cincuenta años, que la editorial Kalandraka ha tenido a bien presenta en esta cuidad edición de pastas duras, que gustará a los lectores ávidos de buenas historias.