martes, 1 de mayo de 2018

Telma el unicornio de Aaron Blabey


Telma el unicornio

Texto e ilustración:

Aaron Blabey


Colección Álbum Ilustrado

ISBN 978-84- 698- 3590-6 
240 x 250 mm, 32 páginas
(+ 5 años) 12€, 2018.


Por José R. Cortés Criado.

Los sueños a veces se hacen realidad y entonces nos complican la vida, así que a ver qué pedimos y que no nos pase como a Telma.

Telma es un cuadrúpedo rechoncho, peludo, con pezuñas y un sueño que la hace pasar las noches en blanco, quiere ser un unicornio.

Su amigo Otis, semejante a ella, la considera bella y perfecta, pero ella no lo cree, ella sueña con ser esbelta, estilizada, estilosa y sobre todo tener un cuerno en su frente; así que no le hace caso a su amigo y continúa en su búsqueda de la felicidad.

Un día se encuentra una zanahoria, se la ata a la frente y se pone a pasear, un camionero que circula por el lugar se queda tan asombrado de semejante criatura que vuelca su camión cargado de purpurina y pintura rosa, y hete ahí que Tela recibe un baño de ambas materias y se trasforma en un unicornio rosa. Ya es más feliz que nadie.

Y la vida le cambia, claro, no es lo mismo ser un ser común y corriente, que una supermegaestrella amada por todos y odiada por otros.

Tela disfruta de su nueva vida lejos del prado donde pastaba, se siente importante, conoce gente interesante, se viste de forma más estilosa, disfruta de riqueza y fans aunque no todo es de color de rosa en su nueva vida.

Al final aprende una importante lección y reconoce que quiere vivir con su amigo Otis en el campo y comerse las zanahoria y, como mucho, recordar que su aventura fue divertida y nada más.

Divertida historia la de este ser que no se siente a gusto en su cuerpo y anhela cambiarse hasta que comprende que la felicidad no te la da una apariencia perfecta sino una vida tranquila con tus seres queridos, con los que te aceptan como eres sin más.

Es una obra de aprendizaje, Telma madura a lo largo de las páginas y se transforma en mejor persona con los pies en la tierra y dando de lado a sueños de grandeza.

Las ilustraciones nos muestran unos personajes entrañables, llenos de vida y expresividad. Ya sea de tristeza cuando sueña en cambiar de cuerpo, de alegría cuando lo consigue, de gran satisfacción cuando es una estrella glamurosa y de pena cuando ve en lo que se ha convertido.

Aaron Blabey escribe una buena lección para todos, pero sobre todo para los pequeños lectores: a veces deseamos convertirnos en seres tan especiales que somos únicos y la soledad termina por envolvernos. No olvidemos que somos más felices cuando estamos con las personas que nos quieren y nos olvidados de falsos modelos huecos y sin sentido.







No hay comentarios:

Publicar un comentario