martes, 22 de mayo de 2018

Una casa para Tom de Leo Timmers


Una casa para Tom

Texto e ilustraciones:

Leo Timmers


Álbumes Ilustrados Castellano

ISBN 97884914221306

215 x 305 mm, 48 páginas,

Primeros Lectores, 

15,95 €, 2018.


Por José R. Cortés Criado.

Tom es un gato que vive felizmente en una hermosa casa y apenas sale a la calle, pero cada vez que veía a la mariposa Vera revolotear cerca de la ventana de su hogar sentía ganas de correr con ella.

Así que aquel día aceptó jugar al pilla pilla con Vera y la siguió desde el suelo mientas ella hacía acrobacias en el aire, fue una experiencia maravillosa, pero cuando se cansó y quiso regresar a su agradable morada no sabía dónde estaba.

Vera siguió su vuelo sin percatarse de nada y Tom deambuló por la ciudad conociendo otros ambientes, otros peligros y otros compañeros de fatiga. Cuando asumió que había perdido su casa para siempre buscó donde cobijarse y vio casa pequeñas, altas, bajas, seguras, adosadas…pero ninguna es como la suya.

Como todas tenían algún problema sus nuevos y callejeros amigos lo llevaron donde vivían Vera y sus hermanas y cuando la vio siguió jugando al pilla pilla con ella hasta que sin darse cuenta llegó a su lugar de origen.

Entretenida historia en la que nos deja de lección el que no debemos alejarnos de nuestro entorno conocido si no queremos correr riesgos innecesarios, y otra más, que los amigos están para las duras y las maduras; si tenemos un amigo, tenemos un tesoro.

Leo Timmers nos acerca con el texto y con la imagen a ese mundo donde Tom es feliz, siendo el gato, sus amigos y las mariposas los protagonistas de la historia. Únicamente hace una pequeña aparición una niña que se supone es la propietaria del gatito.

La trama se desarrolla en la ciudad, comenzando y finalizando en la ventana de un altillo, lugar por donde sale y entra Tom; además de transcurrir por los tejados inclinados, lo hace a pie de calle, ya sea observando un nido sobre una farola, durmiendo sobre una rama de un árbol, en un cubo metálico de basura o en medio de una nube de mariposas anaranjadas en un parque urbano.

Las imágenes reflejan el entorno urbano lleno de señales y mapas que un gato no sabe interpretar, por ello anda perdido. Lo mismo le ocurriría a una personita desconocedora de ese lenguaje cifrado.

Me ha gustado este cuento donde la diversión da paso a la preocupación y tiene un final feliz.

Las ilustraciones en color sobre fondo blanco complementan adecuadamente el texto; son de tal realismo que parece que los protagonistas pueden salir del libro en cualquier momento.

Si quieres conocer otro libro de Leo Timmers pincha cobre su título, Cuervo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario