jueves, 17 de mayo de 2018

Planta un árbol de Nadia Menotti

Planta un árbol

Texto e ilustración: Nadia Menotti


ISBN 978-84-16427-20-8

150 x 300 mm, 40 páginas

15,50 €, (+ 4 años)

2018.




Por José R. Cortés Criado.

Nada más ver la portada te enamoras de este libro. Es estrecho y alto y se asemeja a un tronco de un árbol en el que se ve tallado un corazón rodeado de hojas verdes y hasta de un pajarito blanco en la parte superior y si pasas tus manos por la superficie notas la rugosidad del tronco.

Si lo abres te encuentras en las guardas iniciales la información necesaria para plantar árboles. Además de los pasos detallados de cada proceso están los dibujos ilustrativos para llevar a buen fin las tareas.

Las guardas finales siguen el mismo formato y tipo de dibujo con diez notas para plantar y trasplantar árboles, así como unos consejos para nuestro árbol, ese que ya hemos plantado.

También se ofrece una serie de páginas web y un buscador  que ayudan en la tarea de plantar árboles.

Superadas las guardas leemos una reflexión: Cuanto mejor conocemos algo, mayor es nuestra capacidad para amarlo. Y descubrimos a la protagonista de esta historia, Sofía, que se dedica a preguntarle a su madre, a su padre, a su abuelo y a su abuela por qué es bueno plantar árboles.

Cada uno le da sus razones: porque son fuente de sabiduría, porque los ama, porque son fuente de vida, de alimento, de oxígeno, nos defienden de los vientos, sus raíces evitan la erosión del terreno…, tras estas razones prácticas aparecen otras más humanas, porque guardan recuerdos nuestros, protegen a las aves, nos ayudan a conectar con la naturaleza o rememoramos aquel columpio que…

Todo el álbum es un alegato en defensa de los árboles y del medio ambiente, concienciándonos de la necesidad de cuidar y proteger nuestro entorno dada la cantidad de bienes que nos reportan los árboles para nuestra vida.

Todos estos datos racionales nos llevan a desear plantar un árbol y a cuidarlo, ya sea por razones emocionales en memoria de los ratos pasados leyendo bajo su sombra, escondiéndonos entre sus ramas; o más racionalmente, valorando su importancia para la elaboración de papel. Se aclara que para este fin no se tala todo tipo de árboles, solo aquellos que se plantan para ser la materia prima de los libros.

El análisis analítico y las emociones se equilibran en este libro que pretende hacernos reflexionar sobre los árboles y su importancia en nuestras vidas.

Nadia Menotti ha elaborado unas ilustraciones maravillosas, llenas de magia y vida; pare ello ha utilizado como materia base la madera. A partir de trozos de madera con volumen, pinturas, papeles, cartones, plásticos, lana, telas y otros elementos vegetales nos atrapa en su mundo creativo.

El estilo de esta autora es único, sus composiciones van más allá de las clásicas ilustraciones donde se mezclan colores y materiales para darle forma de collage. La madera dota a sus obras de un hechizo muy particular.

Cada lámina es una obra completa digna de una observación detallada sobre los diversos planos que se aprecian y la multitud de pequeños detalles elaborados para cada escena, ya sean unas zapatillas, unas hojitas, un velero, una guitarra, unas estrellas o la rugosidad del papel.

Me llamó la atención ver el anagrama de la editorial Pastel de luna tallado en madera sobre un platito como si fuese una galleta para la merienda de la protagonista en la primera ilustración.

Sin duda en bello álbum ilustrado muy cuidado dirigido al público infantil pero válido para el público adulto, donde texto e ilustración dialogan perfectamente y dan como fruto un estupendo libro.

Este estilo tan peculiar de ilustrar ya lo dejó patente Nadia Menotti en otro libro anterior, Las pescadoras.






No hay comentarios:

Publicar un comentario