sábado, 26 de abril de 2014

La vuelta al mundo de un forro polar rojo de Wolfgang Korn



La vuelta al mundo de un forro polar rojo

Texto de Wolfgang Korn

Ilustraciones de Birgit Jansen

Siruela, 2013 

Las tres edades/ Nos gusta saber

136 páginas. Cartoné

ISBN 978-84-15937-75-3




Por José R. Cortés Criado.


La editorial Siruela nos presenta este interesante libro, que lleva como subtítulo Pequeña historia de la gran globalización, en su colección Nos gusta saber, para explicar cómo nos afecta la globalización a los habitantes de nuestro planeta.

Hace tiempo que los adultos hablamos de la globalización, de sus efectos económicos, de la facilidad con la que el capital fluye por todas partes y cómo ese movimiento económico afecta a todo ciudadano del planeta, aunque de forma desigual según el país al que pertenezcas.

Wolfgang Korn quiere acercar estas reflexiones a los jóvenes lectores, para ello inventa una historia sobre un forro polar de color rojo que compró en Hanóver, Alemania, y que un tiempo después vio que lo llevaba puesto un joven senegalés al desembarcar ilegalmente en una playa española de las islas Canarias.

Con estos dos puntos teje la trama del libro. Comienza explicando en qué consiste la globalización con ejemplos sencillos al comentar que su ordenador personal tiene marca norteamericana, fue manufacturado en Múnich y su montaje se llevó a cabo en Taiwan; o este otro, si un estadounidense desea comprar una pizza por teléfono, habla con un centro de atención situado en India que anota su pedido y lo envía por Internet a la sucursal más cercana a su domicilio.

Cuando el escritor ha llamado la atención del lector, comienza a contarnos cómo ha conseguido su riqueza Dubái, cómo se explota el petróleo, cómo viven los inmigrantes en este país, cómo se transporta el crudo hasta Chittagong, en Bangladés, qué productos se obtienen de ese crudo, especialmente los hilos que formarán el tejido para la fabricación de un forro polar a muy bajo precio; su proceso de fabricación, viaje hasta Singapur, vuelta a Europa de los productos manufacturados, su ventan en los grandes almacenes de Alemania, el uso que le da el escritor a su forro polar, su fin en un contenedor de ropa para una ONG solidaria, su vuelta a África donde es comprado por el joven segalés y regreso a Europa.

Este recorrido internacional sirve para explicar el proceso de la globalización, los abusos de los países ricos sobre los países pobres, las ínfimas condiciones de vida de muchos habitantes del planeta y su necesidad de doblegarse a las condiciones laborales, inaceptables en el mundo occidental, que impone esta nueva economía.

El último capítulo nos ofrece una perspectiva diferente del tema y nos propone algunas cosas que podemos hacer para acabar con estos abusos que se llevan a cabo en nombre d el globalización.

Sin duda, cuando uno acaba de leer este libro, habrá aprendido algo nuevo sobre la economía global y se fijará en los datos que llevan las etiquetas de los productos que consuma; en definitiva, seremos un poco más críticos ante la injusticia que domina el comercio mundial.

La narración se ve interrumpida por pequeños bloques informativos que se intercalan enmarcados para explicar la riqueza del Golfo Pérsico, las condiciones de vida de los senegaleses o de las trabajadoras textiles de blangadesíes, o las tres vueltas al mundo que dan los componentes de una jarra térmica antes de llegar a manos de su comprador.

Wolfgang Korn estudió Historia, Ciencias Políticas y Periodismo. Colabora en revistas y periódicos como Geo y Diez Zeit.

Con este libro, La vuelta al mundo de un forro polar rojo, consiguió el Premio al Mejor Libro de Divulgación Científica en Alemania, tras mostrar el trasfondo de las complejas relaciones que hay detrás de la globalización.


El libro está ilustrado por Birgit Jansen.

jueves, 24 de abril de 2014

La canción del oso de Benjamín Chaud



La canción del oso

Texto e ilustración de

Benjamín Chaud

Edelvives

Álbum infantil

32 pág., 240x365 mm

ISBN 978-84-263-9178-0




Por José R. Cortés Criado.



Cuando llega el invierno los osos hibernan, papá oso está roncando pero el pequeño osito escucha el zumbido de una abeja y decide seguirla para alcanzar el rico panal; ya se sabe que a los osos les pirra la miel.

El osito sigue al insecto y pasito a pasito atraviesa el bosque y la ciudad  hasta llegar al Palacio de la Ópera, papá oso termina en el escenario  y, muerto de vergüenza ante tanto público selecto, decide cantar la canción que le cantaba mamá osa, con el consiguiente quebranto de la noche musical.

El pequeño sigue a la abeja sin ser consciente de los peligros que le acechan, como cualquier humano pequeño, papá oso sí está preocupado, sabe del peligro y se dedica a observar detalladamente todo lo que le rodea intentando localizar a su pequeño; al final se reencuentran y disfrutan de la rica miel.

Es un álbum muy atractivo con grandes ilustraciones llenas de pequeños detalles que junto a las falsas pistas nos harán pasar un rato entretenidos mientras observamos todos los dibujos.

Además, el osito está presente en todas las páginas y el lector debe localizarlo, es una muestra de habilidad para los pequeños.

El texto está distribuido en unas franjas blancas situadas al pie de las hojas, dejando la mayor parte de las páginas para las ilustraciones que lo complementan; los dibujos son muy expresivos, llenos de vida e ingenio, y también ofrecen otra lectura llena de detalles. Si el lector es buen observador disfrutará con ellas.

Esta historia está basada en un hecho real, algo curioso y raro; en los tejados de la Ópera Garnier de París, el apicultor Jean Paucton cuidó ocho panales con 450.000 abejas entre 1981 y 2013, la miel que obtenía se vendía en la boutique de la ópera.

Un buen álbum para disfrutar un buen rato.

miércoles, 23 de abril de 2014

Palabra de Nadie de Alfredo Gómez Cerdá




Palabra de Nadie

Alfredo Gómez Cerdá

Edelvives

Colección Alandar

136 págs., 130x215 mm

ISBN 978-84-263-9045-5





Por José R. Cortés Criado.



Nadie es una jovencita, estudiante de primero de bachillerato, que desea escribir su primera novela, para ello observa su entorno y nos cuenta lo que sucede a su alrededor. Pone el foco de atención en Teresa y en las relaciones sentimentales de su grupo de amigos, que se ven alteradas tras una broma un poco especial que le hacen a la joven.

Teresa es la verdadera protagonista a la que acompaña Nadie, la narradora, y un coro de compañeros de clase y algún  que otro profesor. Teresa es una chica especial, por su obesidad y por su carácter. Es la más madura del grupo y la que tiene las ideas más claras, además dice las cosas con muy directamente.

En la novela hay relaciones de amistad, de amor, de enfado, de malentendidos..., de todas esas cosas que componen las relaciones humanas, pero por encima de todo, hay que destacar la amistad.

La protagonista oculta su identidad bajo el nombre de Nadie, narra la trama en primera persona -salvo un fragmento que decide que sea contado por un narrador omnisciente-; además busca la complicidad del lector, al que le hace confidencias sobre el rumbo que ha de tomar el argumento, sobre sus temores al fracaso o sus relaciones personales.

Además de servir de entrenamiento, las reflexiones de la escritora sobre el giro que debe dar la historia, sus dudas sobre la manera de relatar o sobre sus deseos de escribir sirven para reflexionar, ya que son los planteamientos que se hace cualquier neófito en la materia.

La novela está bien trazada, el lenguaje de la narradora es ágil y ligero como corresponde a su edad; y hasta el desenlace mantiene ese diálogo con el lector, dudando sobre el tipo de final, optando por el que más le gusta, llegando a una última oración que te sorprende, no podía imaginar esa última intervención de la joven escritora.

Es otra buena novela de Alfredo Gómez Cerdá en la que no solo vemos una escritora en ciernes, sino a una persona que hace uso de la empatía para entender  a sus compañeros.




miércoles, 9 de abril de 2014

Vamos a bailar de Guido van Genechten



Vamos a bailar

Texto e ilustraciones: Guido van Genechten

Edelvives.

Colección: ¡A observar!

18 pp., 210x220mm

Cartón.

ISBN 978-84-263-9161-2




Por José R. Cortés Criado.

Con mucho ingenio Guido van Genechten recrea en las dobles páginas de este libro una serie de simpáticos animales repetidos, aunque alguno presenta alguna pequeña variedad y el lector debe adivinar de qué se trata.

Para ello, junto a las imágenes el autor coloca algunas preguntas: ¿Qué cangrejo está sobre la colina?, ¿Qué erizo va hacia la izquierda?, ¿Qué ratón se ha metido dentro de su casa?, ¿Qué caracol está detrás del muro?..., con estas preguntas el lector siente curiosidad y busca la respuesta a ellas, además repasa conceptos como encima, delante, entre, sobre...

Otra de las preguntas indica que debemos observar los animalitos porque alguno tiene alguna variedad en su aspecto: ¿Cuál tiene la nariz curvada?, ¿Cuál enseña los dientes?, ¿Cuál tiene un vestido diferente?...
Y hay una pregunta que se repite en todas las láminas: ¿Y cuál quiere ir al baile? En cada doble página aparece un personaje con un adorno propio de fiestas: zapatos de tacón, bolso, pendiente, corbata..., que los pequeños lectores deben localizar.

Vamos a bailar es el primer volumen de una colección llamada ¡A observar! pensada para adquirir conceptos relacionados con la dirección y la posición, y otros que son de uso diario entre las personas.
Al final se juntan todos los animales que tienen ganas de ir de fiesta, siendo la lámina más colorista de todas.


Se trata de un buen libro, entretenido, didáctico y gracioso.

lunes, 7 de abril de 2014

¿A qué sabe la luna? de Michael Grejniec



¿A qué sabe la luna? 

Michael Grejniec
Kalandraka, 2014
Traducción de Carmen Barreiro
36 pp., 19,5 x 29 cm., 15,00 €.




Por José R. Cortés Criado.

Si lees este libro sabrás a qué sabe la luna, seguro que no te lo imaginas, pero el final del cuento es el más acertado de todos los posibles.

Es una historia muy tierna, solidaria, colaborativa, entretenida e ingeniosa.

La trama comienza con una tortuga que decide subir a la montaña más alta para poder tocar la luna, pero como no podía alcanzarla, llamó a un animal grandote, el elefante, que se subió sobre su caparazón; como tampoco lo consiguió llamaron a la jirafa, a la cebra, al león, al zorro, al... hasta que el ratoncito, encaramado sobre los demás, lo consiguió y repartió un trocito de luna a todos y así supieron a qué sabía la luna.
Se trata de un juego donde la luna tiene vida y se aleja cada vez más de los animales cuando ve que se le acercan, la pirámide animal crece y ella se eleva justo cuando creen que pueden tocarla hasta que el ratoncito lo consigue.
Además de este juego entre los animales y el satélite, está presente la repetición del mensaje: “Verás cómo lo conseguimos si te subes a mi espalada”, finalizando el juego con el éxito de los pacientes animales que no cejaron en su empeño.
Y a todos estos animales terrestres se les une un pez, personaje que cierra la historia.
Las ilustraciones están cargadas de belleza; sobre el fondo negro de la noche destaca la luna con su faz rugosa, dotada de ojos y boca y su peculiar color desde azul al gris  pasando por tonos rojizos.
La superficie terrestre también es rugosa, de color ocre y sobre ella destacan los animales citados llenos de vida y color.
Estas buenas ilustraciones complementan perfectamente el texto y, además, constituyen una historia propia que puede ser interpretada por los neolectores con una simple observación.
Seguro que gusta a los pequeños lectores, por su gracia, su color y su ingenuidad.
Cada libro lleva un póster medidor de 150 centímetros en el que se observa la superficie terrestre, la luna y la pirámide de animales. Es un buen detalle que confirma el cuidado con el que la editorial Kalandraka cuida sus obras.

jueves, 3 de abril de 2014

Rumbo a Marte de Fernando Alonso



Rumbo a Marte

Autor: Fernando Alonso

Ilustrador: Emilio Urberuaga

Editorial Anaya

Colección Leer y pensar

A partir de 10 años






Por José R. Cortés Criado.

Una  entretenida historia de un científico que deseaba enviar al planeta Marte un ratoncito de campo, al que amaestra y le enseña todo lo necesario para su gran viaje.

El ratón supera todas las trabas y consigue conocer los entresijos del cohete, manejar el ordenador, pero no sabe contar y debe hacerlo desde siete hasta cero para que despegue el aparato.

Con mucha paciencia el ingeniero consigue que por medio de siete historias el ratoncito recuerde el orden numérico, esta excusa da pie al escritor para intercalar siete historias en el relato: la de las siete mariposas enamoradas de su imagen, la de las seis horas y una invasión de ratones, la de las cinco aves con poderes mágicos, la de las cuatro joyas y un príncipe que hace el gorila; las de los tres perros que se enfrentan a sus miedos, la de los dos peces que anhelan su libertad y la de un elefante blanco que disfruta siendo diferente; y cero, la del pillo ratoncillo.

Y al final el ratón añora mucho su campo y con su habilidad le da un giro inesperado a la historia para sorpresa de los electores.

Fernando Alonso escribe un conjunto de historias que atrapan al lector y le dan sentido a la trama del libro, cada una de ella tiene su sabor especial. El conjunto es un ramillete de sucesos que le ocurren a determinados animales escritos con la habilidad que tiene este consagrado autor de Literatura Infantil Y Juvenil.

El libro tiene ilustraciones a todo color de Emilio Urberuaga, todas ellas llenas de vida y sensibilidad y, como siempre, rinde homenaje a los grandes pintores universales, recreando algunas escenas que evocan famosas pinturas, como la que aparece en la página 39 y nos recuerda La gran ola de Kanagawa.

Se trata de un buen libro complementado con bellas ilustraciones que gusta a los pequeños lectores.


La editorial adjunta con el libro un cuadernillo de trabajo sobre el mismo.

miércoles, 2 de abril de 2014

Día Internacional del Libro Infantil 2014

cartel dia

Desde 1967, el 2 de abril, coincidiendo con la fecha del nacimiento del escritor danés Hans Christian Andersen, el IBBY promueve la celebración del Día Internacional del Libro Infantil con el fin de promocionar los buenos libros infantiles y juveniles y la lectura entre los más jóvenes. 

DIA INTERNACIONAL DEL LIBRO INFANTIL 2014
CARTA A LOS NIÑOS DEL MUNDO

Los lectores a menudo le preguntan a los escritores cómo escriben sus historias - ¿de dónde salen las ideas? Provienen de mi imaginación, contesta el escritor. Ah, claro, suele contestar el lector. Pero, ¿dónde está tu imaginación, de qué está hecha y es cierto que todo el mundo tiene una?
Bueno, responde el escritor, está en mi cabeza, por supuesto, y está compuesta de imágenes y palabras y recuerdos y rastros de otras historias y palabras y fragmentos de cosas y melodías y pensamientos y rostros y monstruos y formas y palabras y movimientos y palabras y olas y arabescos y paisajes y palabras y perfumes y sentimientos y colores y rimas y pequeños chasquidos y silbidos y sabores y explosiones de energía y acertijos y brisas y palabras. Todo ello girando ahí dentro y cantando y comportándose como un caleidoscopio y flotando y sentándose y pensando y rascándose la cabeza.
Por supuesto que todo el mundo tiene imaginación: sin ella, no seríamos capaces de soñar. No obstante, no toda imaginación tiene las mismas cosas dentro de ella. Probablemente, la imaginación de los cocineros contenga en su mayoría sabores, de la misma manera que la imaginación de los artistas contendrá sobre todo colores y formas. La imaginación de los escritores está principalmente llena de palabras.
Para los lectores y oyentes de historias, sus imaginaciones también se nutren de palabras. La imaginación de un escritor trabaja y da vueltas y da forma a las ideas, a los sonidos, a las voces, a los personajes y a los acontecimientos hasta convertirlos en una historia; esta historia no está compuesta de otra cosa que no sean palabras, batallones de garabatos desfilando por las páginas. Entonces ocurre que, de pronto, llega un lector y esos garabatos cobran vida. Siguen estando en la página, siguen pareciendo garabatos pero también están retozando en la imaginación del lector, y éste da forma e hila las palabras para que la historia ahora tenga lugar en su cabeza, como tuvo lugar en la cabeza del escritor.
Este es el motivo por el cual el lector es tan importante para una historia como lo es el escritor. Solo hay un escritor para cada de ellas, pero hay cientos o miles o incluso a veces millones de lectores de historias, que leen en el mismo idioma que el del escritor o que quizás hasta lean traducciones en muchos otros idiomas diferentes. Sin el escritor, no nace el cuento; sin todos los miles de lectores alrededor del mundo, el cuento no llegará nunca a vivir todas las vidas que puede vivir.
Todo lector de una historia tiene algo en común con los otros lectores de esa misma historia. Separadamente, aunque también de alguna manera juntos, ellos han recreado la historia en su propia imaginación: una acción que es tanto privada como pública, individual como común, íntima como internacional.
Es posiblemente lo que los humanos hacen mejor.
¡Seguid leyendo!
Siobhán Parkinson
Autora, editora, traductora
y ganadora del premio Premio na nÓg

Traducción: Paula Sanz

martes, 1 de abril de 2014

Mimi de John Newman



Mimi 

John Newman


Las Tres Edades.

240 páginas

2014. 

También en Epub.






Por José R. Cortés Criado.



Mimi es una niña distinta, no solo por la sensibilidad que muestra sino porque es originaria de China y es hija adoptada por una familia con dos vástagos biológicos. Por culpa de su aspecto debe soportar las “bromas” de una de sus compañeras de colegio que le hace la vida imposible, como si su vida no la tuviese ya complicada con la situación familiar que vive.

Hace poco tiempo que la mamá de la pequeña Mimi murió, motivo por el que todos están tristes. La vida ha cambiado a mal, su padre no sonríe nunca, les prepara para cenar pizzas que se les queman diariamente, la casa es un caos...

Su hermana mayor, Sally va vestida de negro, es gótica, pero además está profundamente triste y le es casi imposible vivir con un secreto que arrastra desde el fatídico día que falleció su madre.
Conor, su otro hermano, no habla con casi nadie, se encierra en su cuarto y toca la batería durante la noche; no deja dormir a los vecinos.

En fin, la familia pasa una mala racha que hasta la perrilla de la casa lo nota. No es suficiente que los niños pasen  cada tarde de la semana con un familiar; y cuando toman conciencia de ello, comienzan a superar el duelo, la vida les sonríe, cada uno se enfrenta a sus miedos y salen airosos.

Newman escribe con mucha sensibilidad y desde la óptica de la jovencita Mimi  presenta la historia en forma de diario que ella escribe para mitigar su dolor. Es un diario íntimo, simpático, infantil, como debe ser si la protagonista es pequeña.

Lo primero que leemos es: “Lunes: 149 días desde que murió mamá”. Desde el principio el tema está claro, pero no sólo vamos a conocer el dolor, también la cotidianidad de la vida que debe continuar a pesar de la pérdida de seres queridos desde una perspectiva real  y sencilla. Los personajes son creíbles y los asuntos tratados también.

Es un buen libro obra de una persona que conoce el mundo infantil y ofrece buena literatura al público juvenil con distintas puntos de vista que muestran la complejidad de la vida.