domingo, 29 de mayo de 2016

Kika Superbruja y el unicornio de Knister

Kika Superbruja y el unicornio

Autor: Knister

Ilustradora: Birgit Rieger

Traductora: Rosa Pilar Blanco Santos


Colección Kika Superbruja

150 x 205 mm, 120 páginas

(+ 8 años) 2016.



Por José R. Cortés Criado. 

En esta ocasión nuestra amiga Kika está en casa leyendo sobre su cama tan interesada que no se dio cuenta de que se hacía de noche, hasta que su hermano Dani llegó patidifuso de asombro porque vio algo brillante en el exterior.Kika, la niña superbruja, tiene un aspecto corriente y un gran secreto, su libro de magia, el que encontró junto a su cama que recoge los hechizos de la atolondrada bruja Elviruja; son fórmulas mágicas loquísimas, auténticos encantamientos, pero ha de leerlos al pie de la letra porque en caso contrario pueden surgir problemas.

La niña piensa que es su amigo el dragón, acuesta a su hermano y vuelve a la ventana, llama a Héctor, pero no aparece el pequeño animal volador;  deduce a qué se pueden deber esos puntos luminosos, consulta su libro, quizás sean luciérnagas o unicornios, pero no, es un dron, un juguete teledirigido que vuela.

En el segundo capítulo Kika se prepara para otra aventura mágica, quiere saltar al mundo de la fantasía como ya hizo cuando visitó la Atlántida, la luna o viajó hasta la Edad Media.

Ahora quiere llegar al Reino de los Elfos, estudia las tres condiciones necesarias y emprende su viaje, aunque en el primer intento metió el dedo índice de la mano derecha en su oído izquierdo, en vez del dedo corazón de su mano derecha en su oído izquierdo y como resultado apareció un ciervo en su dormitorio. Menos mal que pudo arreglarlo.

En el tercer capítulo entra en escena una oruga parlanchina en cuanto llega al Reino de los Elfos, esta primero piensan que es una espía o una persona malvada que viene en ayuda de Oskura, ese ser maligno que les quita la luz y todo lo que brille.

En el cuarto capítulo se encuentra con el unicornio, que no puede salir a volar porque teme ser raptado  por Oskura, y Kika decide acabar con ese ser que tiene a todos asustados, desde la reina hasta el último elfo.

Consigue descubrir a Oskura que no es más que una urraca gigante que atesora todo cuanto brilla en su nido y desea con ahínco poseer el unicornio.

Resuelto el problema, no sin dificultades, regresa a casa cuando suena la alarma de su reloj avisándole de que su tiempo de ausencia se le acaba y debe volver a su cama.
Bonita historia de tan singular personaje que viaja en el espacio y el tiempo para llegar a lugares reales, mágicos o soñados, donde realidad y fantasía se dan la mano.

Knister abre en cada volumen de la colección una puerta a la fantasía que los lectores atraviesan de mano de su autor y participan de hazañas irreales que dan alas a la imaginación de los pequeños lectores ávidos de aventuras y magia.

La presentación de cada volumen está muy cuidada, tanto por la portada en cartón duro como por la calidad del papel impreso donde priman los dibujos y colores.

Cada número de página está enmarcada en una estrella amarilla, multitud de estrellitas de colores adornan los márgenes de muchas páginas, así como otros objetos nombrados en el texto como el ratoncito, la pluma o el cascabel.

Además hay gran variedad de dibujos a todo color sobre fondo blanco que complementan el texto ocupando buena parte de las páginas; algunas dobles páginas son una imagen de la historia donde no hay espacio en blanco.  La gracia y expresividad de las ilustraciones son un acierto.

El texto está escrito en color negro con un tamaño de letra de tamaño mediano y de vez en cuando algunas palabras resaltan escritas en colores, ya sean amarillos, celestes, rojos, verdes…, y por su tamaño, que suele ser mayor e incluso algunas de ellas están sombreadas, lo que hace la lectura más entretenida.


Bonito libro que recrea una historia de hechicería para los pequeños lectores, a los que atrapa por su presentación caligráfica y por el color de sus divertidas ilustraciones.

miércoles, 25 de mayo de 2016

Animales del bosque de Sarah Sheppard

Animales del bosque

Sarah Sheppard


Colección Conocer y 
Comprender.

Descubriendo la Naturaleza.

23 x 24 cm, 40 páginas

Cartoné, 2016.




Por José R. Cortés Criado.

Sarah Sheppard nos lleva de cabeza al bosque desde la portada donde sobre fondo verde se ve un árbol y muchos animales, le siguen las guardas verdes y un aviso de bienvenida al bosque donde hay montones de árboles, pedruscos, arbustos, matorrales y muchísimos animales.

El álbum está estructurado en dobles páginas que representan una escena del bosque, y la escritora nos da una información sobre lo que sucede en la lámina, la primera es la llegada de la primavera y Sarah Sheppard se dirige al lector directamente, haciéndole cómplice de la vida en el bosque que ella narra y describe con imágenes.

Con la llegada de la primavera la vida retorna y así el lector puede ver la familia conejo, la del ciervo, los pájaros, los anfibios… Le sigue el corzo, el alce, el ratón de bosque, la liebre, y finaliza la estación con un cómic que recoge una historia de amor.

Llega el verano y nuestros animales amigos han crecido, los renacuajos ya son ranas, los pájaros vuelan lejos del nido, los conejos jóvenes se divierten, y nacen otros nuevos vecinos en el bosque. Es el momento de las babosas, los erizos, las ardillas y muchos insectos. Finaliza la estación con otro cómic de una huésped no invitada, la garrapata, y con las hormigas.

El otoñó llega con el crujido de las hojas caídas, los preparativos de la migración a otros lugares y el acondicionamiento para pasar el invierno; la autora nos presenta el tejón, el zorro, el murciélago, los pájaros, el lobo, el oso, el sapo y la serpiente, y otro cómic sobre hibernación.

El libro es instructivo y divertido. Cada pequeño lector descubrirá facetas desconocidas del mundo animal y disfrutará con las ingeniosas imágenes llenas de color y expresividad.

La autora intenta representar el mundo natural de forma realista, pero dota las imágenes de pequeños detalles que las hacen más simpáticas como son las gafas de sol que luce el alce, las señales triangulares de peligro animal  en pleno bosque, los guantes de boxeo de los conejos, el paraguas del pájaro o los instrumentos musicales de los escarabajos, en un guiño a los extintos Beatles.


Buen libro, didáctico, explicativo, ocurrente, colorista y muy entretenido.

domingo, 22 de mayo de 2016

Maisie y la estrella de Leonardo de Beatrice Masini

Maisie y la estrella de Leonardo

Texto: Beatrice Masini

Ilustraciones: Antonello Dalena


Colección Maisie 

15 x 21 cm, 128 páginas, 

(+ 8 años) 2016





Por José R. Cortés Criado.

Maisie es una niña curiosa con ansias de conocer cosas nuevas, tiene una abuela un poco extravagante y un reloj maravilloso que le permite viajar en el tiempo y conocer de primera mano grandes acontecimientos de la historia universal.

En este volumen la joven pasea por las calles de Florencia con su abuela y, como cualquier persona, se siente incómoda por la cantidad de turistas que recorren las calles que le impiden disfrutar de la belleza de la ciudad italiana.

La abuela se despista un momento, deja a Maisie sola y esta decide utilizar el reloj mágico y de repente se encuentra en la misma ciudad pero en otra época.

Allí conoce a un joven que la lleva a un taller de pintura, donde unos aprendices pintan bajo la mirada de un exigente maestro, están en el taller de Andrea de Verrocchio y ella llegó de la mano de un joven Leonardo que ya comienza a despuntar como artista.

Cuenta la leyenda que Leonardo da Vinci estaba destinado a ser notario como su padre y que cuando Verrocchio lo vio acabar un ángel en una de sus tablas, rompió el pincel, como si no pudiera pensar en competir con un joven con más talento que él.

También conoce a Alessandro di Mariano di Vanni Filipepi, más conocido como Botticelli, en la ciudad de Florencia donde acudían pintores como Miguel Ángel, Brunelleschi, Verrocchio, Ghirlandaio, además de poetas, filósofos y escritores que eran invitados en la corte de los Medici.

La autora recrea escenas de la vida cotidiana de la época y la joven del siglo XXI se ve rodeada de artistas renacentistas, aunque se toma algunas licencias que explica al final del libro, como hacer que ambos personajes se conozcan ante El Cenáculo de Ognissanti aunque esa abra no existía cuando Leonardo era un niño.

El libro está escrito con agilidad y suficiente atractivo como para que los pequeños lectores disfruten con él, a pesar de no ser una obra original en cuanto a la temática, aunque sí los sea a la hora de ser escita.

Maisei disfruta con los jóvenes pintores y con sus ideas sobre el teatro, fiestas, disfraces, pues como dice Leonardo es el tiempo del renacer, y vuelven a la luz los sueños, los pensamientos, los proyectos, la inteligencia. Es el amanecer de un nuevo mundo hecho para las artes.




jueves, 19 de mayo de 2016

¿Somos amigos? de Anabel Fernández Rey


¿Somos amigos?

Texto e ilustraciones:

Anabel Fernández Rey


185 x 255 mm, 36 páginas

Primeros lectores

2016






Por José R. Cortés Criado


Los protagonistas de este cuento son un pequeño niño y un enorme oso, dos seres muy opuestos pero con algo en común, el amor a los demás, la entrega desinteresada, la solidaridad, la generosidad, en suma, la amistad.

De eso trata este álbum ilustrado, de la amistad. La autora no habla de la importancia de ser amigos ni de cómo conseguirlo, sino que nos muestra con los hechos como llegar a conseguir una verdadera amistad con la ayuda y colaboración con el otro.

La primera parte nos muestra un niño que le pide ayuda al oso cuando no quiere comer verduras, cuando quiere volar muy alto en el columpio y cuando hay que recoger los juguetes entre otras tareas. El niño está muy contento de tener al oso como amigo.

La segunda parte, es el oso el que reclama ayuda para lavarse, para ser curado o para comer…, el animal también siente alegría al comprobar que también tiene un amigo.
Desde entonces ambos son amigos y comparte momentos buenos y malos de la vida diaria.
La sencillez del texto no le resta valor literario, al que hay que añadir el plus que le otorga al libro las ilustraciones de colores y pinceladas suaves.

Las imágenes son ricas en expresividad y complementan el contenido del texto puesto que están dotadas de movimiento, gestos y ademanes que lo enriquecen.

Son muy significativas las dobles páginas en las que no aparece texto alguno, porque dan pie a interpretaciones varias desde el punto de vista de cada lector, haciéndole partícipe de la trama e intérprete de la misma.


Interesante volumen que obtuvo una mención en el VIII Premio Internacional de Compostela de Álbum Ilustrado, en el que destacaron la amistad como entrega, sin egoísmo, la facilidad de su lectura textual y visual y su importancia en la educación de las emociones.

martes, 17 de mayo de 2016

Marieta de Jorge e Itziar Miranda

Marieta

Autores: Jorge e Itziar Miranda

Ilustradora: Thilopia (Lola Castejón)


Colección Miranda

160 x 215 mm, 48 páginas

Cartoné, 2015

(+ 8 años)





Por José R. Cortés Criado.

La editorial Edelvives dedica esta colección a la vida de mujeres que pasaron a la historia por la puerta grande. Este volumen está dedicado a María Sklodowska, más conocida por el apellido de su marido, Curie.

La protagonista de esta colección es una niña de ocho años llamada Miranda, a la que le gustan las pompas de jabón, el olor de las tardes de lluvia, los pájaros que le caben en la mano y muchas cosas más como los caramelos de violeta.

Un día fue al cine con su tía y su hermano, este cogió una moneda de veinte céntimos y se la tragó. Acabaron en el hospital y gracias a una máquina de rayos X pudieron ver dónde estaba la moneda. No había peligro, la expulsaría de forma natural.

Miranda no dejaba de preguntarse de dónde salían esos rayos X que hacía fotografías del interior del cuerpo e iluminaban en la oscuridad. Tía Marta le dijo que eso mismo se preguntó en su día Marie Curie; y le contó la historia de esa mujer tan estudiosa a la que la niña gusta de llamar Marieta, la que enredaba con probetas.

A lo largo de siete capítulos se desenvuelve la vida de Marie Curie desde su nacimiento en Polonia, su periodo escolar, la espera hasta que su hermana terminase de estudiar medicina para poder ir a París con ella; su llegada a la universidad, los problemas que tuvo por ser una de las pocas mujeres que estudiaban en esa institución, - fue la primera mujer que se sacó una carrera de ciencias en La Sorbona y, además, con la mejor nota de toda la Facultad-; y la amistad que trabó con un científico llamado Pierre con el que terminó casándose.

También se detalla el proceso investigativo llevado a cabo por el matrimonio hasta conseguir el descubrimiento y explicación científica del nuevo elemento que denominaron radio.

Marie Curie obtuvo dos premios Nobel, uno de Física y otro de Química, hecho aún sin igualar. Siguió investigando después de la muerte de su marido y creó, junto a su hija Irene, un pequeño hospital en una furgoneta, donde llevaban un aparato de rayos X para radiografiar a los heridos de la Primera Guerra Mundial.

Junto a la labor científica de la investigadora, los autores intercalan información sobre su aspecto físico, su mala alimentación, la despreocupación por las cosas mundanas… y ponen en boca de Miranda expresiones que la niña ha oído de su abuela como “es un color más sufrido” o de su padre, “bohemio es el que lleva una vida libre y poco organizada”, que le dan al relato un aire de frescura e ingenio propio de una niña de ocho años.

La ilustraciones de Lola Castejón Fernández de Gamboa son de gran delicadeza, predominan los colores cálidos en tonos pastel que destacan las figuras humanas sobre los fondos claros, a los que se añaden figuras de vasijas, coches, probetas, tabla periódica de elementos químicos, figuras geométricas, mariposas, corazones, bicicletas y un largo etcétera de pequeños detalles que aumentan el valor de cada ilustración.

Al final de libro se recogen datos biográficos de otros polacos importantes: Copérnico, Chopin y Juan Pablo II; se informa de la historia de los Nobel, el uso del radio, y una lista cronológica de la vida de Madame Curie.


Un buen libro, que de forma entretenida te acerca la vida de una mujer que llevó a cabo un gran avance en física y en química, del que nos beneficiamos toda la sociedad. 



domingo, 15 de mayo de 2016

La venganza de los panteras negras de Gemma Lienas

La venganza de los panteras negras.

Autora: Gemma Lienas

Editorial Algar

Colección Algar Joven

130 x 205 mm, 208 páginas

(+ 14 años) 2016







Por José R. Cortés Criado

Gemma Lienas escribe una novela juvenil cuyos protagonistas son jóvenes marginales de barrios populares que tras andar perdidos en esta sociedad que le es extraña por origen, -los jóvenes protagonistas vienen de Sudamérica-, porque los valores que la escuela quiere trasmitirles están muy lejos de sus intereses, porque las relaciones familiares no son amables, ni el ambiente donde se desenvuelven les facilita la integración en su entorno ni la convivencia con otros jóvenes españoles.

Con estos mimbres la autora retrata a unos jóvenes con problemas similares y con deseos de sentirse queridos y protegidos por alguien; todos notan la ausencia de la figura paterna, el desorden familiar, la penuria económica, el duro trabajo de las madres y la soledad.

Soledad que les lleva a querer ingresar en el grupo de Panteras Negras, someterse a la tiranía del Máxima, respetar las normas que él impone y llevar a cabo “hazañas” que le abran la puerta al ascenso. Así que todos obedecen a un tirano que los tiene vendiendo marihuana en las calles y haciendo los “trabajos” que él no desea hacer.

Poco a poco la escritora nos va adentrando en se mundo donde las normas las dicta un joven y un grupo de adolescentes obedece con fe ciega; nos retrata las relaciones familiares de los principales personajes, así como la relación de pareja que mantiene con una jovencita que cree que el Máxima es muy hombre porque la controla, la tiene siempre localizada por medio del móvil, le pregunta dónde y con quién está, aunque al final se desilusiona cuando se queda embarazada.

Y presenta otro personaje clave, Daniel, joven que quiso salir del grupo y fue torturado por sus antiguos hermanos por ser un traidor; Daniel denunció en comisaría el hecho y tuvo que irse de la ciudad, pero ahora vuelve porque acaba de fallecer su madre y de nuevo es objetivo de la banda, debe morir, ha dicho el Máxima.

Frente a los jóvenes un policía cerca de su jubilación que desea apresar al Máxima, porque conoce su forma de pensar y actuar y sabe que él está detrás de muchos asuntos turbios sin esclarecer. Al final impera la ley.

Es una novela juvenil por su temática y por sus protagonistas marcada por la violencia extrema sin límites que imponen unos jovenzuelos irresponsables que no se detienen nunca a pensar por qué actúan así, solo obedecen ciegamente las instrucciones del Máxima.

La trama está bien hilvanada y el lector se siente atrapado por un texto que ágilmente te adentra en un submundo donde se desenvuelven los protagonistas. Cuando inicias su lectura, algo te incita a seguir para ver hasta dónde llegaran las “hazañas” de tales elementos antisociales. 

Los lectores juveniles se sentirán atraídos por esta historia realista que es un hecho real en muchas grandes ciudades españolas, a pesar de su irracionalidad.


Una buena novela juvenil que refleja las dificultades de ciertos chavales para superar sus problemas propios de la adolescencia y los familiares, que le afectan de lleno en el plano económico y afectivo.


jueves, 12 de mayo de 2016

El ratón y la pelota roja de Pert Horáček


El ratón y la pelota roja

Petr Horáček


Colección Mis Primeros Libros

18 x 18 cm, 14 páginas

Primeros Lectores

2016




Por José R. Cortés Criado.


Un día el pequeño ratón sale al campo y se encuentra una pelota roja en lo alto de un árbol, se pone muy contento y decide cogerla, pero no  logra alcanzarla, así que decide buscar ayuda en su amigo el topo, este se pone muy contento de pensar que jugarían con la pelota.

Al llegar los dos amigos junto al árbol, el topo dice que no es una pelota, sino un globo,  pero este tampoco logra cogerla; así que deciden buscar a su amigo el conejo para poder conseguirla. El conejo dice que es una canica y se entusiasma pensando jugar con ella y sus amigos, pero el conejo tampoco llega.

Al final, cuando están cansados de intentarlo por separado, se les ocurre unir sus esfuerzos para poder conseguir su objetivo, y es que más vale maña que fuerza, aunque el desenlace no es el que cualquier lector espera, sino que es un pequeño accidente el que hace que esa pelota, canica o globo, caiga sobre ellos junto a otros muchos elementos similares al anhelado.

El sencillo texto está acompañado de excelentes dibujos llenos de color y expresividad. La portada nos presenta al protagonista principal dibujado doble cartulina gris y superpuesto sobre el paisaje campestre en el que se observa una planta de color verde a modo de collage y un círculo troquelado al que llega la punta de una hoja y nos deja ver el fruto de color rojo.

Las guardas de un intenso tono rojo con manchas negras ya anuncian la profusión de color que encierra las páginas, donde el azul y el verde predominan en distintas tonalidades sobre los marrones, rojos, grises, naranjas...

Además hay que destacar una de las primeras hojas con un círculo troquelado que nos muestra un conejo que busca a su amigo de espaldas y de frente según mires una u otra página, ambas láminas son muy simpáticas; también es muy llamativa una página desplegable hacia arriba que nos presenta a los tres amigos formando una torre humana.

La belleza de las imágenes atrapa a los lectores nada más abrir el libro, seguro que los primeros lectores disfrutarán con él, como ocurre con los títulos anteriores de Pert Horáček.

Si deseas saber lo que escribí sobre otros libros del mismo autor pincha aquí.

miércoles, 11 de mayo de 2016

El compromiso social en la obra de Jordi Sierra i Fabra: 1983-2003 de José R. Cortés Criado

EL COMPROMISO SOCIAL EN LA OBRA DE JORDI SIERRA I FABRA: 1983-2003

Autor: José R. Cortés Criado

CLIJ nº 218
Septiembre 2008.






¿Por qué una tesis sobre un autor de Literatura Infantil y Juvenil y el compromiso social?

Porque desde que inicié mi vida profesional hace más de treinta años he procurado fomentar el placer de la lectura y la escritura en mis alumnos, porque mi trabajo se dirige a adolescentes y jóvenes y porque me preocupa la educación.

Porque Jordi Sierra i Fabra es un escritor muy prolífico, muy apreciado por el alumnado, dispone de una amplia bibliografía y refleja en sus obras un serio compromiso con los problemas sociales que afectan especialmente a niños y a jóvenes.

Para la elaboración del presente trabajo partí de las siguientes hipótesis:

Toda sociedad cambia a través del tiempo, y los valores morales en los que se sustenta reflejan esas modificaciones.

La sociedad española sufrió grandes cambios durante los últimos años del siglo pasado que afectaron a la vida política, social, económica, cultural, y familiar. Estos cambios afectaron especialmente a los jóvenes.

Y como la Literatura nunca se ha mantenido al margen de las transformaciones sociales, y suele reflejar esos cambios, he estudiado el tratamiento que aquella ha otorgado a los valores éticos imperantes en nuestra sociedad.

También he prestado atención a los valores sociales respecto a la dignidad de la persona, a la tolerancia, a la libertad, a la autoestima, a la justicia, al respeto al medio ambiente, a la solidaridad, al diálogo, a la conciencia crítica, porque todos ellos están presentes en las obras literarias e influyen en los lectores.

Así mismo he analizado el tratamiento que esos principios morales tienen en la obra de Jordi Sierra i Fabra durante ese período de tiempo que abarca este trabajo de investigación y los he catalogado siguiendo una determinada taxonomía de valores.

La presente tesis doctoral está estructurada en seis capítulos:

Los dos primeros analizan los cambios llevados a cabo en la sociedad española entre 1983 y 2003, y la magnitud de los valores educativos.

El tercero se refiere a la Literatura.

El cuarto está dedicado a analizar el compromiso social en la obra de Jordi Sierra i Fabra.

El quinto recoge las conclusiones y el sexto, la bibliografía.

El primero: “Aproximación a la sociedad española entre 1983-2003”.

En él he efectuado un acercamiento a los cambios más importantes que durante estas dos décadas afectaron a nuestra sociedad.

Al comienzo de la década de los ochenta la sociedad española se esforzaba por afianzar la democracia en todas las instituciones y se encontraba inmersa en un período de grandes cambios.

Son muchas las diferencias que se aprecian en la familia, la educación, la sanidad, la tecnología, los servicios sociales, o en la economía, por ejemplo, si se compara la sociedad de principios del siglo XXI con la de los años ochenta.
           
El segundo: Magnitud de los valores educativos.

            Una muestra de la importancia que adquieren los valores éticos en una sociedad democrática es la vasta bibliografía dedicada a ellos que han elaborado expertos de todas las naciones y su reflejo en documentos tan importantes para nuestra civilización como la Declaración de los Derechos Humanos, la Declaración de los Derechos del Niño, el proyecto de Constitución Europea, la Constitución Española, los distintos Estatutos de Autonomía españoles, y en todas las leyes educativas promulgadas hasta hoy como la Ley de Ordenación General del Sistema Educativo o en Ley Orgánica de Educación.

            Todos los principios morales recogidos en los documentos antes citados se han de poner en práctica. Y el éxito de esta ardua empresa va a depender de los educadores, profesores, políticos y gestores, pues no sólo los centros escolares educan, y la influencia de estos últimos se ve cada día más recortada.
           
            Además, he de recordar que los valores éticos que fundamentan la base de una sociedad moralmente aceptable han estado y están presentes en la Literatura Universal y por ende, en la denominada Literatura Infantil y Literatura Juvenil.

            El tercero: La Literatura.

Entre 1983 y 2003, la Literatura se ha ido transformando con la sociedad española.

Con la llegada de la democracia y la desaparición de la censura, en el campo de las letras surgieron deseos de conocer las obras que permanecieron prohibidas por el anterior régimen y las tendencias literarias europeas, comenzando una época de experimentación literaria.

La Literatura Infantil y la Juvenil también sufrieron grandes cambios en estas dos décadas, aunque ya en los años setenta se comenzó a escribir una nueva literatura que intentaba liberar las costumbres y erradicar la literatura moralizante y conservadora que pretendía educar a niños y a jóvenes por medio de normas sociales obsoletas, acordes con las costumbres de otra época.

Como durante la década de los setenta la sociedad sufrió importantes cambios que afectaron a la concepción que se tenía sobre la infancia y la juventud, los autores que escribían para los más jóvenes olvidaron el sentido de protección y aislamiento al que se sometía a la infancia y comenzaron a escribir sobre problemas de autoritarismo, libertad, tolerancia, ecología…

Los temas preferidos en la década de los ochenta siguieron la misma línea marcada en la anterior: gran presencia de temas sociales como el respeto, la vida placentera, la ecología, algunas trasgresiones del orden establecido, la falta de apoyo social a determinados sectores juveniles, la delincuencia, etc.

Todos los temas, que tradicionalmente han sido vedados a los niños por los adultos, tienen cabida en esta nueva etapa literaria: los personajes rompen las reglas de urbanidad, buscan su identidad, se enfrentan a problemas de salud e incluso a la muerte, y defienden la convivencia y la solidaridad.

Estos cambios literarios trajeron consigo nuevos proyectos editoriales para el público infantil y juvenil en cuyos catálogos predominan escritores españoles, en clara oposición a lo que sucedía en la década anterior.

            Y una mayor permisividad social trajo consigo que los narradores expusieran en sus obras la realidad de forma cruda sin marcar diferencias nítidas entre el bien y el mal, ni despejar dudas sobre la ambigüedad en el comportamiento del ser humano.

            La década de los noventa avanzó sobre los mismos temas, pero se ocupó también de la inmigración, de las familias monoparentales, de la violencia doméstica, del consumo de drogas, de las nuevas enfermedades, así como de los conflictos psicológicos, y de la multiculturalidad.

            En el inicio del siglo XXI la Literatura pasa a considerarse un bien más de consumo y las editoriales buscan unos textos que sean atractivos para los lectores, abordando todo tipo de temas sin olvidar los asuntos más crudos de la vida, aunque no se intenten analizar las causas y las consecuencias de determinadas acciones que simplemente son relatadas como un fenómeno ajeno, con un estilo cinematográfico.

            Los temas tratados en la Literatura Infantil y Juvenil en el inicio del siglo XXI siguen siendo los mismos que en la década anterior, aunque ocupan más espacio los conflictos bélicos, los ataques o accidentes ecológicos y los relacionados con las conmemoraciones culturales de gran calado.

            El cuarto: El compromiso social en la obra de Jordi Sierra i Fabra.

         Para elaborar este capítulo analicé 108 obras escritas por Jordi Sierra y Fabra; de ellas, 45 están catalogadas para un público infantil; 53, para jóvenes, y 10, para adultos.

Un primer acercamiento a los valores éticos que encierran las distintas obras estudiadas resalta aquellos aspectos que se pueden considerar relevantes para las relaciones del hombre con sus semejantes, con otros seres vivos, con los elementos creados por la mente humana y con todo aquello que constituye el corolario de nuestra civilización.

Para organizar y catalogar mejor el análisis pormenorizado de cada obra, opté por clasificar los valores siguiendo una taxonomía de reconocido prestigio académico, recayendo la elección en la de Quintana Cabanas porque es la que mejor compendia, a mi entender, los valores morales, estructurados en cinco apartados: valores físico-vitales, afectivo-psicológicos, socioculturales, ideo-racionales y anímico-espirituales.

         Respecto a los valores físico-vitales, he de decir que el autor estudiado es un defensor a ultranza de una forma de vida que mejore las condiciones saludables de todos los seres vivos.

En sus obras de anticipación y ciencia ficción, tanto los personajes máquinas como los humanos se preocupan de la salud, pues es un tema de suma importancia y, según el autor vaticina, en el futuro habrán desaparecido enfermedades consideradas hoy sin curación posible y vicios que azotan la sociedad actual: tabaco, alcohol y demás drogas.

En las obras actuales de corte realista, se descubre una multitud de situaciones donde la salud ocupa un plano principal.

La salud y los hábitos correctos para alcanzar una mejor calidad de vida están patentes en casi todas las obras, bien presentando un personaje que defiende una sociedad libre de humos como en La fábrica de nubes, o unos jóvenes que aborrecen fumar en Rabia y en Casting, hasta otros que rechazan el consumo de drogas sintéticas en Campos de fresas y en El mensajero del miedo, sin olvidar la señora hipocondríaca, en Tortilla de aspirinas.

El alcohol como causante de la degradación física y moral de la persona está presente en obras de su primera época como Noche de viernes y otras más recientes como Retrato de un adolescente manchado y El mensajero del miedo.

Además se ocupa de la donación de órganos en dos obras: Malas tierras, y Donde esté mi corazón.

Otro valor físico-vital lo aporta el escenario donde se desarrolla la trama de sus novelas. Las obras seleccionadas reflejan ambientes muy distintos, los personajes se desenvuelven en lugares céntricos de grandes ciudades, barrios elegantes y burgueses, barriadas marginales, zonas de chabolas, arrabales, una selva, una isla, o una ciudad artificial. Estos escenarios pueden estar en España, EE.UU., México, Cuba, la selva amazónica, la isla de Pascua, o en el espacio sideral.

El maltrato en familia, por fin, es analizado en más de una obra. Tiene repercusión en Noche de viernes, Nunca seremos estrellas del rock, Las Furias, y La estrella de la mañana.

         Sobre los valores afectivo-psicológicos,

Sierra i Fabra presta especial atención al equilibrio y a la paz interior, como aglutinantes de todos los valores afectivos-psicológicos del individuo, por cuanto todo ello redunda en la salud mental de la persona.

El escritor catalán sabe que la vida no es siempre placentera, por lo cual, sus personajes, ya sean niños, jóvenes o adultos han de enfrentarse a sinsabores y momentos dichosos en el transcurso de su existencia; la suma de todas estas experiencias configurará la personalidad de los protagonistas.

La afectividad, la emoción, los sentimientos, están presentes en sus obras, aunque en distinto grado de intensidad; por ello es importante resaltar cómo algunos seres-máquinas del futuro imaginado por el autor tienen sentimientos casi humanos, aunque otros renieguen de los mismos, pues consideran que los sentimientos son factores incontrolados de las personas, y por tanto, carentes de toda lógica.

Lo que sí comparten las máquinas con los hombres es la satisfacción de vivir; Sierra i Fabra resalta el valor de la vida hasta tales extremos que todos los seres dotados de la misma se sienten felices y contentos por poder disfrutarla.

Quienes más la valoran son las personas que más cerca estuvieron de perderla, como es el caso de la protagonista de Donde esté mi corazón, y su familia más cercana, como ocurre en Malas tierras.

Y el amor, motor de la vida, es tratado por este autor desde distintas perspectivas. En las novelas juveniles cuando está presente es para resaltar su importancia en la formación de la personalidad de adolescentes y jóvenes, como ocurre en La estrella de la mañana, Dormido sobre los espejos o Una (simple) historia de amor.

Como contravalor se manifiesta cuando el joven no entiende las relaciones de pareja si no es sometiendo a la chica a sus dictados como sucede en Noche de viernes, o cuando, por diferentes motivos, el desamor, el rechazo o la violencia ocupan su espacio entre los miembros de la pareja, así se percibe en: Regreso a La Habana o Sin tiempo para soñar.

Mucho amor y comprensión piden los personajes de Sierra i Fabra mermados de algunas facultades físicas o mentales, como ocurre a Chelsea Thomas, afectada por el síndrome de Moebius, en La niña que no podía reír, o a Pablo, con síndrome de Down, protagonista de Soy especial para mis amigos, ¿Qué seré cuando sea mayor? y de Mis hermanos y yo.

Una buena autoestima, así como la amistad y las buenas compañías van a favorecer la vida emocional de las personas y Sierra i Fabra, consciente de ello, muestra en algunas obras su importancia para superar diferentes problemas en Seis historias en torno a Mario, Campos de fresas, El niño que vivía en las estrellas, La música del viento

Los personajes que carecen de una buena autoestima y no cuentan con el apoyo afectivo necesario sucumben ante problemas que alteran su mente, como refleja El dolor invisible.

         En cuanto a los valores socioculturales.

En este apartado se destaca la importancia de las relaciones familiares en la vida de las personas, así como el valor de la convivencia pacífica y solidaria frente a situaciones violentas que marginan socialmente a una parte de la población.

Nuestro autor trata la familia como un factor fundamental en la formación del individuo, es decir, como el pilar básico en la vida de la persona y para él está tan asumido el papel a desempeñar por aquella y su trascendencia, que hasta los seres creados por el hombre con inteligencia artificial desean formar la suya propia, como ocurre en Martes XXIII, Las voces del futuro o Tres (historias de terror).

Resalta el valor de la familia como piedra angular en la construcción de la personalidad de niños y jóvenes, en obras como Sietecolores, o Zonas interiores, junto a otras que representan su valor opuesto, es decir, modelos de familias desestructuradas o inexistentes, tal como se puede leer en Retrato de un adolescente manchado o El rostro de la multitud.

Sierra i Fabra siempre apuesta por una forma de vida en paz con todos y con todo, desea que sus personajes formen parte de una sociedad solidaria con los más débiles, que respete las normas democráticas establecidas, el medio ambiente, la flora y la fauna.

Además, se muestra sumamente crítico con los comportamientos que alteran la normal convivencia. Critica abiertamente la guerra y los sufrimientos que provoca, la utilización de armas devastadoras como las minas antipersona, el alistamiento de niños en ejércitos regulares o en los grupos paramilitares, y la persecución de cualquier persona por sus ideales.

Ejemplos que confirman estos aspectos se pueden encontrar en obras como El soldado y la niña, Donde el viento da la vuelta o Un hombre con un tenedor en una tierra de sopas.

Tampoco deja de manifestarse contra la esclavitud, la explotación infantil, el maltrato a personas y animales, la insolidaridad, etc., en títulos como La piel de la memoria, La música del viento o Aydin.

Al igual que se ocupa de las consecuencias de un acto terrorista en El tiempo del olvido, o de los denominados “desparecidos” argentinos y chilenos en las páginas de La memoria de los seres perdidos, El peso del silencio, o Víctor Jara.

También trata el tema del racismo en otras obras como Frontera y Noche de luna en el Estrecho; o recurre al humor para tratar la discriminación de las personas que son distintas, en obras como Cabello blanco en cabeza peluda.

Respecto a los valores ideo-racionales he de decir que…

En este apartado se analizan las obras de Sierra i Fabra donde el conocimiento es la base para afrontar los desafíos de nuestra civilización y sirven para demostrar la verdad de todos los fenómenos que suceden a nuestro alrededor, teniendo presente que “nada hay más fuerte que el poder de la mente”[1], como recuerda el autor.

Para nuestro escritor, si el ser humano únicamente pensase de forma racional sería semejante a cualquier máquina dotada de inteligencia artificial, pero afortunadamente las personas disponemos de una chispa de energía no racional que marca las diferencias entre nosotros.

Sierra i Fabra llega a esta afirmación después de demostrar que las máquinas inteligentes creadas por el hombre no progresan en conocimientos si el hombre no introduce en sus programas los datos pertinentes, pues son incapaces de plantear una solución novedosa a una cuestión no recogida en sus archivos, como queda reflejado en la trilogía El ciclo de las Tierras.

         No hay duda de que el conocimiento es la base de toda instrucción, y que sin él no es posible el progreso de la humanidad. Muestras de ello se encuentran en La nave fantástica, Relatos galácticos o Los elegidos.

Este proceso puede ser un bien para la humanidad, o puede ser utilizado para conseguir un beneficio propio o para destruir a los enemigos, como se refleja en Marte XXIII y en Las voces del futuro.

Sierra i Fabra considera imprescindible la figura del profesor en todo proceso de enseñanza-aprendizaje, dejando constancia de ello en El asesinato del profesor de matemáticas, Rabia, Las Furias, La biblioteca de los libros vacíos, entre otros títulos.

También el escritor es un personaje clave en sus obras; dispuesto a ayudar a los jóvenes que desean dedicarse a la literatura. Se puede comprobar en las páginas de El fabuloso mundo de las letras, El último verano miwok, El hombre que perdió su imagen y Donde el viento da la vuelta.

Junto al escritor y al maestro está presente en numerosas obras el periodista, persona que antepone los intereses profesionales a los personales, dedicándose al periodismo de investigación y desdeñando el sensacionalismo de la prensa denominada amarilla en Las chicas de alambre, Tiempo muerto, Un hombre con un tenedor en una tierra de sopas o En un lugar llamado guerra.

También la creatividad ayuda a formar mentes equilibradas; la música, es fundamental al respecto. Siendo elemento destacado en obras como Mi primer libro de Ópera, La balada de Siglo XXI, Concierto en sol mayor, o El joven Lennon; y en clave de humor, también lo es en Cuando los genios andan sueltos.

En el apartado dedicado a los valores anímico-espirituales, se puede destacar que la obra de Jordi Sierra i Fabra está repleta de referencias a la moralidad, a la paz interior, al sentido de trascendencia, e incluso al sentimiento religioso, si se tienen en cuenta las veces que se nombra a Dios, las citas de pasajes bíblicos, los consejos para llevar una vida digna y solidaria, las menciones de diversas religiones, pero no encontraremos en sus obras adoctrinamiento ni defensa de ninguna religión concreta.

            El autor diseña una sociedad futura donde los diferentes dioses y la multitud de confesiones existentes en la actualidad han desaparecido.

            De la lectura de sus obras trasciende su formación judeocristiana, así, en Los elegidos se lee que el primer ser creado en la nave espacial se llama Adán.

            Jesucristo, Adán y Eva, Sodoma y Gomorra, Armagedón, son personas y lugares citados ...en un lugar llamado Tierra, primera parte de la trilogía titulada El ciclo de las Tierras.

            En Kaopi, en El último verano miwok y en La piel de la memoria se hacen referencias a creencias primitivas y a formas de pensar que hoy se consideran arcaicas.

En La música del viento narra diversas celebraciones religiosas hinduistas.

            Si hace referencia al Islam, comenta las creencias de sus seguidores y nombra algunos de los preceptos religiosos por los que se rigen, o critica los aspectos más intransigentes de los creyentes musulmanes, especialmente aquellos que afectan a la convivencia democrática, o atentan contra la libertad de la mujer, como se refleja en Frontera.

            Por último, he de resaltar que en toda su obra se manifiestan sentimientos de solidaridad, fraternidad, amistad, etc., los cuales trascienden las relaciones personales para transformarse en un ideal de vida que favorece la convivencia entre los seres humanos y la de éstos con el resto de los seres que pueblan el planeta, otorgando a las personas la dignidad suficiente para sentirse en paz consigo mismo y con los demás.
           
            No quisiera finalizar esta exposición sin añadir que la producción literaria de Jordi Sierra i Fabra no se ha detenido y que desde el año 2003 ha añadido a su larga lista de obras publicadas, otras 22 obras dirigidas al público juvenil, 28 al infantil y 12 al público en general, habiendo alcanzado un total de 316 obras publicadas hasta el día de hoy.
           
            Y que este año ha recibido el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil por su obra Kafka y la muñeca viajera, y también el Premio Bancaixa Ciutat d’ Alzira de Narrativa Juvenil por Els focs de la memoria.

                                                                       José R. Cortés Criado
                                                                       Profesor de Enseñanza Secundaria.
           
Posdata
Esta tesis doctoral fue leída y defendida por su autor el día 17 de diciembre de 2007, en la Sala de Juntas Rodríguez de Berlanga, de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Málaga, a las diez horas y treinta minutos, ante el tribunal constituido por:
Presidente:
Gabriel Núñez Ruiz, de la Universidad de Almería;
Secretaria:
Amparo Quiles Faz, de la Universidad de Málaga.
Vocales:
Pascuala Morote Magán, de la Universidad de Valencia.
Gloria García Rivera, de la Universidad de Extremadura.
Eloy Martos Núñez, de la Universidad de Extremadura.

El tribunal otorgó al doctorando, unánimemente, la máxima nota, siendo la calificación obtenida de SOBRESALIENTE CUM LAUDE.
La tesis fue dirigida por el Dr. D. Antonio Gómez Yebra, Jefe del Departamento de Filología II y Teoría de la Literatura de la UMA.
            El Consejo de Gobierno de la Universidad de Málaga en sesión celebrada el día 7 de marzo de 2012 le otorgó a esta tesis el PREMIO EXTRAORDINARIO DE DOCTORADO.




[1] Id., Historias asombrosas, Zaragoza, Edelvives, 19976, p. 54.