jueves, 18 de enero de 2018

Dragon Boy de Guido Sgardoli y Enrico Macchiavello

Dragon Boy

Texto: Guido Sgardoli

Ilustraciones: Enrico Macchiavello

Editorial Edebé

Colección Mi biblioteca

ISBN 978-84-683-3140-9
140 x 210 mm, 240 páginas
(+ 10 años) 2017.




Por José R. Cortés Criado.

Un joven acomplejado, Stanghelli Max, escribe un diario algo disparatado, ya sea porque deja páginas en blanco, no se le ocurre qué escribir, cambia el tipo de letra, el tamaño, el estilo, añadiendo diferentes recursos gráficos e intercalando texto escrito y dibujos, así como escenas de cómic e incluso garabatos.

Y es que el pobre protagonista desea que lo lleve a clases el chófer de la familia, lo reciban sus amigos con alegría, las chicas guapas lo miren, ser un buen estudiante y no sufrir el acoso de los cafres de su colegio.

Con estas perspectivas y, además, tener una pierna más larga que otra y usar muletas, oír escasamente y disponer de un implante coclear para escuchar algo, ser el centro de burlas de algunos compañeros y sentirse fatal, el pobre chico tiene la osadía de escribir un diario valiente, donde refleja lo que le pasa y lo que le hacen algunos.

A lo largo de las páginas de este diario algo estrambótico, conocemos al personaje, a su familia y lo que son capaces de hacer por él. Un joven que desea desaparecer ante los demás, por encima de todo quiere tener un superpoder, ser invisible, para que acabe la pesadilla que es vivir e ir a clase diariamente.

Solo lo anima a seguir el descubrimiento de un cómic de Dragón Boy; en él se ve reflejado y en él se ven escenas que le son comunes y hechos que le han  acaecido en su entorno.
A lo largo de las páginas aparecen pequeñas ilustraciones de objetos, ideas o sentimientos del personaje que dan un toque de humor al tema; además de los cómics que reflejan un personaje totalmente opuesto a  Stanghelli Max. Las ilustraciones son de Enrico Macchiavello.

Las dudas sobre este héroe y las sospechas sobre su autor lo hacen vivir días intensos de búsqueda, preguntas y desengaños, hasta que descubre el valor de la amistad silenciosa y sin aspaviento, y se hace consciente de que todos tenemos superpoderes aunque no lo creamos.

Las más de doscientas páginas se leen rápidamente y te hacen reflexionar sobre las personas diferentes y las que se preocupan de molestar al diferente por el solo hecho de serlo y, en este caso, ser más débil e inocente.

No solo le quitan el bocadillo o el dinero, también lo dejan solo ante cualquier acontecimiento o lo invitan a un cumpleaños inexistente en un solar en la otra punta del pueblo para mofa y escarnio.

Con este libro el autor, Guido Sgardoli, apuesta por afianzar la autoestima y el respeto en los adolescentes partiendo de un protagonista con discapacidad física, al que le cuesta entender el mundo y al que el mundo tampoco entiende.



miércoles, 17 de enero de 2018

Azadah de Jacques Goldstyn

Azadah

Texto e ilustraciones:

Jacques Goldstyn

Editorial Juventud

Colección Álbumes Ilustrados

ISBN 978-84-261-4456-0

165 x 210 mm, 56 páginas

(+ 9 años) 2017.





Por José R. Cortés Criado.


Este álbum ilustrado me ha gustado mucho, por su contenido y por su continente. Sus justas palabras dan valor a las curiosas ilustraciones llenas de vida y esperanza que comunican más que muchas palabras.

Azadah es una niña afgana, aunque eso nadie lo diga, pero viendo el lugar donde vive, zona desértica con montañas nevadas en la lejanía, tipo de construcciones, viviendas, calles, coches abandonados en estado ruinoso, señoras ocultas bajo un burka, señores de la guerra con sus enormes turbantes, luengas barbas y enormes armas, ayatolas dirigiendo la oración…el lector adulto sabrá donde se desarrolla la trama.

La genialidad del dibujante hace que los lectores tomen conciencia del escenario mientras la joven protagonista corre en busca de su amiga fotógrafa. Los pequeños lectores, que desconocerán estos datos, se pueden hacer una idea de que la chica vive en un lugar inhóspito muy diferente al que se ve en nuestro entorno.

La pequeña se siente desolada al saber que Anja, mujer europea, custodiada por las Naciones Unidas, que ha estado fotografiando la zona, se marcha de su pueblo, no puede creérselo, le ruega reiteradamente que se la lleve con ella.

Anja se siente impotente, intenta hacerle comprender a Azadah que no puede llevársela sin permiso alguno, que sería un delito e intenta animarla rogándole que se quede en su país, estudie y cuando sea adulta se marche donde quiera.

Pero la niña es muy lista, sabe que no hay condiciones para que eso sea posible, ella desea vivir como cualquier chica europea, formarse y volver a su país para educar a sus compatriotas. Es consciente que acabará tejiendo alfombras o trenzando cestas.

Anja no sabe qué hacer y antes de partir en un coche de la ONU le regala a la niña su mochila. Azadah observa todo el material, le llama la atención un hornillo de gas butano; con su ayuda, unas sábanas y un enorme cesto construye un globo aerostático y asciende por los aires mientras hace fotografías y se aleja de su pueblo.

Si bien la historia comienza mostrando la dura realidad de esa zona geográfica en la que las mujeres no cuentan para nada y tienen su vida marcada desde la cuna sin futuro agradable alguno, deja a los lectores un halo de esperanza, aunque la realidad sea muy diferente a esa posibilidad de huir de semejante escenario, pero todos queremos pensar que la niña tendrá un futuro mejor y cumplirá sus sueños y ayudará a crear un país más justo para todos.

Las ilustraciones son unas acuarelas en tonos suaves para reflejar el entorno con unos sencillos y enérgicos trazos negros para perfilar y marcar siluetas y perfiles sobre fondo blanco.

Con pocos trazos y con aspecto de rapidez creativa dota de vida a las protagonistas y se ven perfectamente los movimientos de todos los vecinos en cada una de sus acciones, a pesar de que solo Azadah se ve acompañada de trazos cinéticos para imprimirle velocidad en sus primeras escenas.

Muy interesante cuento ilustrado que no necesita de mucho texto. La mayoría de las páginas son dibujos y cuando aparecen los textos en algunas páginas son breves y concisos.

Sin duda es un canto de esperanza para esas niñas que nacen en países donde tienen un futuro marcado desde su nacimiento, que Jacques Goldstyn sabe hacernos llegar por medio de algunos trazos de lápices de colores y pintura diluida.

Este libro es un homenaje del autor a la fotoperiodista Anja Niedringhaus, asesinada en Afganistán en 2014.

martes, 16 de enero de 2018

Blancanieves y los 77 enanitos de Davide Cali y Raphaëlle Barbanègre

Blancanieves y los 77 enanitos

Texto: Davide Cali

Ilustraciones: Raphaëlle 

Barbanègre


Colección Álbum ilustrado
ISBN 978-84-698-3492-3
Cartoné, 210 x 210 mm,
32 páginas, (+ 4 años)
2017.

Por José R. Cortés Criado.


¿Os imagináis la vida tan atareada de la linda Blancanieves atendiendo a siete enanitos? Pues eso no es nada si el número se multiplica y resulta que debe de hacerse cargo de setenta y siete personitas.

Esta es la nueva versión que del clásico cuento de los hermanos Grimm escrita Davide Cali, que comienza con el clásico “Érase una vez”, pero no termina con un beso que la despierta de su letargo tras morder la manzana de la madrastra,  es que la sufrida y buena Blancanieves está un poco cansada de atender a 77 enanitos con sus 77 manías y gustos diferentes.

Su nueva vida tras ser abandonada en el bosque la pone ante pruebas dificilísimas, como el tener que aprenderse tantos nombres, lavar tanta ropa, peinar tantas barbas, más preparar desayunos, almuerzos y cenas…, en fin una lata muy latosa que la pobra no puede soportar.

Así que optó por enfrentarse a la bruja y tomar una decisión fundamental y muy pensada, es que la pobre no podía seguir así, tuvo que cambiar el guion del libro para sobrevivir.

Ingeniosa la solución que propone el autor a este clásico que todos los niños del mundo conocen y que no sospechan qué puede hacer esta chica tan buena para cambiar su vida.

Las ilustraciones son muy graciosas, están dotadas de mucha viveza y color. Nos muestran un atareada Blancanieves de enormes ojos negros, esbelta figura con cintura de avispa a la que le va cambiando la cara, con unos pocos rasgos el lector aprecia su asombro, malestar, cansancio, felicidad...

Lo más ingenios son los setenta y siete enanitos todos ellos con barbas y gorros puntiagudos de vivos colores azules, celestes, verdes, amarillos, rojos, rosas…

Además, en las páginas encontraremos pequeños detalles que conforman el sombrero de la bruja o los diferentes recipientes para tomar el desayuno de tan singulares personajitos.
Graciosa reelaboración de la historia a la que se une unas coloristas ilustraciones que la complementan muy bien, que gustará a los pequeños lectores y comprenderán que la vida puede ser ingrata para algunas mujeres si no toman una decisión oportuna.


En el fondo del libro late el enorme trabajo que la mujer dedicada a las tareas del hogar sin ayuda alguna por parte de la parte masculina de la familia.


lunes, 15 de enero de 2018

La bruja, la hija y el lobo Texto: Jean LeroyMatthieu Maudel

La bruja, la hija y el lobo

Texto: Jean Leroy

Ilustraciones: Matthieu Maudel


Colección Cuentos a contraluz

ISBN 9788491420934
125 x 190 mm, 40 páginas
(+ 6 años) 2017.


Por José R. Cortés Criado.

Es otro título de la editorial Algar en su colección Cuentos a contraluz. Su nombre deviene de las siluetas que conforman sus ilustraciones. Casi todas son en negro sobre fondo blanco, aunque algunas son a la inversa y más parecen unos recortables de cartulina propios de los títeres de sombra.

Desde la portada llama la atención esta formar de ilustrar el cuento, y la primera imagen que siluetea la cueva donde la bruja y la niña viven en medio del bosque es muy buena.
Estas muy expresivas y mágicas ilustraciones dialogan perfectamente con el texto, sirviendo de apoyo y ampliación del contenido por medio de gestos, sonrisas o gestos.

La trama es sencilla, una bruja vive con su hija en una cueva, un lobo le lleva diariamente una presa para que la anciana la guise, así comen los tres; todo marcha bien hasta que ciertas desavenencias entre lobo y bruja alteran la convivencia, aunque la niña sigue pendiente del lobo, porque, además, este le cuenta cuentos y aventuras increíbles.

Pero lo que más trastorna la relación es el secuestro de la niña por unos cazadores, hasta que la bruja y el lobo actúan con energía e intenta reestablecer el orden establecido y educar a su hija como debe ser.

El final es sorprendente por las revelaciones de los protagonistas, pero bien pensado es de una lógica aplastante que sea así, no podría ser de otra manera, es un ejemplo de convivencia familiar.

Jean Leroy escribe una interesante forma de tratar las relaciones familiares y la educación de los hijos en un mundo atemporal y mágico donde personas y animales se comunican con suma facilidad y comparten algo más que el espacio físico, aunque no sepamos bien quién es quién en el cuento.

Estos guiños literarios son complementados por las siluetas a contraluz de Matthieu Maudet que sorprenderán a los que abran las páginas del libro.




domingo, 14 de enero de 2018

El uno era Juan. El libro de los números de Maurice Sendak

El uno era Juan

El libro de los números

Dibujos: Maurice Sendak

Versión: Gloria Fuertes


ISBN 978-84-8464-300-5
127 x 177 mm, 48 páginas
(+ 4 años) 10€, 2017.




Por José R. Cortés Criado.

Maurice Sendak es un escritor norteamericano que a lo largo de su vida publicó más de 90 cuentos infantiles; este fue publicado en 1962 y Gloria Fuertes puso rima a este clásico infantil para narrar una historia donde los números del uno al diez juegan su papel tanto si se cuentan en orden directo como a la inversa.

La trama comienza con Juan leyendo en soledad un cuento en su cuarto, cuando de repente todo se altera porque empiezan a llegar animales de uno en uno, empezando por la rata, seguida del gato y del perro hasta el ladrón, último en entrar y primero en salir, porque el niño cansado de tanto alboroto decide expulsarlos y van saliendo en el orden inverso al que llegaron.

Gloria Fuertes aprovecha las ilustraciones para hacer gala de su humor y gracejo para acompañar las imágenes sencillas de Maurice Sendak, que transforman un habitáculo pequeño en algo parecido al camarote de los hermanos Marx, con la sola diferencia que los que invaden el espacio de Juan son todos animales salvo el último visitante.

Gloria Fuertes juega con palabras y número para sus rimas ingeniosas: “El gato era el 3 / perseguía a la rata / -como ves-.” Incluso suprime la d de una palabra para poder rimarla con otra: “Tigre sale de estampía / frena en la comisaría.”

Sin duda un acierto haber hecho que la poeta madrileña, siempre de guardia, tradujese los textos de este librito lleno de magia y humor, que sirve para animar a los pequeños lectores a contar en orden ascendente del uno al diez y luego descendente para así remachar su aprendizaje.

La editorial Kalandraka vuelve a recuperar otro autor clásico de la Literatura Infantil para disfrute de los pequeños lectores de hoy.

Este volumen forma parte de una colección de cuatro títulos: El uno era Juan, libro de los números;  Miguel, un cuento muy moral y Lluvia de cocodrilos, un alfabeto;  y Sopa de pollo con arroz. Libro de los meses.  






viernes, 12 de enero de 2018

Círculos, rayas y zigzags de Vivian French

Círculos, rayas y zigzags

Texto: Vivian French

Ilustraciones: David Melling


Colección: Aprendiz de caballero
ISBN 9788414006535
129 mm x 198 mm, 120 páginas
(+ 8 años) 2018.

Por José R. Cortés Criado. 

Lectores, nos encontramos con la cuarta entrega de este jovencito aprendiz de caballero, Sam, que ha de resolver un nuevo enigma. Junto a él su prima, Prunella, siempre deseosa de convertirse en su escudera; Dora, la yegua blanca de Sam; Weebles, el poni de la jovencita; Dandy, el pájaro garabato que se comunica perfectamente con su amigo; y la prima Dolly, el monstruo comilón Dennis y demás parentela.

En esta ocasión el joven Sam está en el castillo de su prima Prunella, Prune para los amigos, y no muy alegre pues su tía Egg lo castigó en su habitación por decir que la comida está salada demás.

Aunque Prune no está por cumplir las órdenes de su madre y decide que ambos deben leer la cuarta misión que ha de cumplir Sam para, algún día, ser un caballero con todas las de la ley.

Antes de partir tropiezan con el tío Archibald, le cogen su casco y se marchan camino del castillo de Puddlewink, propiedad de sus primos lejanos y ancianísimos.

Después de la lectura de la misión en su pergamino mágico, del viaje sobre sus monturas, de la entrada al castillo por la puerta con dos sapos enormes que guiñan un ojo, de comer repostería de muchísimos años, de estar a punto de ser devorados por un monstruo muy comilón, de escuchar el concierto de los viejísimos parientes y de varios asuntos más, consiguen descifrar el enigma de esta hazaña para encontrar su escudo, que debe tener algo con un comienzo sin final, con el número ciento once y la letra que ha de ser la última. 

Libro de Vivian French muy interesante que muestra la habilidad y el ingenio de los dos protagonistas para conseguir alcanzar su objetivo y sobreponerse a cualquier imprevisto.

Su lectura es ágil y amena, te atrapa y no deseas dejar de leer hasta saber cuál es el desenlace.

La tipografía del texto varía según escriba Sam en su diario, alguien eleve la voz, emita sus sonidos el pájaro garabato, sea la letra de una canción o suenen los instrumentos musicales.

Además casi todas las páginas tienen alguna ilustración, ya sean los personajes, un pájaro, un monstruo, la entrada del castillo, un ratón, unos escudos o unos tachones sobre el papel.

Las ilustraciones de David Melling son en blanco y negro, tiene mucha vida y forman parte del texto armoniosamente.

Buen libro, ameno, interesante, con humor y valentía que hace partícipe a los lectores de los avances de los personajes en su proceso deductivo ante el enigma que deben resolver.

Si quieres conocer la reseña de Un oso muy latoso de esta misma colección pincha cobre el título.




miércoles, 10 de enero de 2018

La ira y el amanecer de Renée Ahdieh

La ira y el amanecer

Texto: Renée Ahdieh

Traducción: Carmen Torres y Laura Naranjo

Editorial: Nocturna Ediciones

Colección Literatura Mágica

451 páginas. Adultos/Jóvenes

2017.


Por José R. Cortés Criado.


René Ahdieh reinterpreta Las mil y una noche en dos obras, la primera parte es esta que se comenta y la segunda llegará el próximo otoño.

La trama es bien conocida, un califa monstruoso que asesina a todas sus esposas tras la noche de bodas.  Todos los amaneceres el mismo ritual de muerte, hasta que una joven hermosa se ofrece voluntaria como mujer del sultán.

Sherezade no es una joven cualquiera, es prima de la última persona muerta tras la noche de bodas, quiere vengar a su mejor amiga y devolver la paz al reino. Su espíritu de lucha la hace firme desde el primer día, decidida y atrevida.

Así llega la primera amanecida sin muerte, ella comenzó un relato que no llegó a finalizar y se prolongó su vida unas horas más hasta el final del libro.

El sultán es frío distante, hermoso y misterioso. Ella busca la primera oportunidad para arrebatarle la vida, se dedica a estudiarlo, a indagar sobre su forma de ser y cualidades físicas… en espera de su venganza.

Pero no todo es maldad en el joven sultán, también tiene su pasado y sus problemas personales y algo que le hace atractivo a ojos de Sherezade. A lo largo de las muchas páginas del relato ella va cediendo en odio y ganando en amor, cada vez se siente más atraída por el sultán, y más molesta con ella misma por abandonar su sueño vengativo; además de la presencia de su joven amado, algo gazmoño, en palacio, para rescatarla de manos del malvado.

A lo largo de la novela se mezclan los escarceos amorosos, rechazos, vuelta a empezar, sobresaltos, acercamientos, alejamientos del sultán y la joven con intrigas palaciegas, dudas sobre la lealtad de personas de confianza del sultán, rivalidades entre clanes y familias poderosas… que dotan al relato de misterio, sobresalto, amor y desdén.

Todo ello en un ambiente duro y árido como es el de una ciudad perdida en el desierto al que la autora te lleva con suma facilidad y te anima a disfrutar de las fragancias de flores y plantas, comidas típicas y del calor sofocante.

Esa magia hace que todo se impregne de ella y los relatos de amor sean intensos, las cabalgadas por el desierto feroces y la frescura de los patios de mármoles te mitiguen el calor.

Bonita historia romántica llena de descripciones tanto de personas y lugares como de escenas diarias que te conducen al pensamiento de la joven: “Yo no estoy aquí para luchar. Estoy para ganar”, aunque algo extensa para lo poco que avanza la trama a mitad de la novela.

Los dos personajes principales ocupan mucho protagonismo, maduran, cambian y fluyen; los secundarios, el primer novio, su padre, su hermana y demás parientes quedan desdibujados; las intrigas palaciegas quedan en juego de salón, pero a pesar de todo se lee con suma facilidad y te dejas llevar por la magia de oriente página tras páginas.


El final es rápido e inesperado por la parte mágica que lo envuelve, esperemos a la segunda parte de la obra parta conocer el desenlace incierto de estos personajes.