lunes, 26 de septiembre de 2022

"La conejita Marcela" de Esther Tusquets

La conejita Marcela

Texto: Esther Tusquets

Ilustración: María Hergueta

Editorial Kalandraka

SBN: 978-84-92608-45-4

220 x 220 mm, 48 páginas

13 €, (+ 7 años) Pasta dura

2022.


Por José R. Cortés Criado.

“Los conejos blancos andaban muy erguidos y miraban derecho delante de sí, y los conejos negros caminaban con la cabeza gacha y miraban al suelo. De este modo resultaba que conejos blancos y conejos negros no se miraban nunca a los ojos.” Esther Tusquets: La conejita Marcela


Esther Tusquets publicó por primera vez este cuento en 1980. Hoy sigue teniendo vigencia ya que su argumento, por desgracia, no ha perdido actualidad.

La conejita Marcela era de pelaje negro y nació en un lugar especial. La parte alta del río tenía agua limpia y mucha vegetación tierna; la parte baja, agua sucia y pasto malo. Arriba vivían los estirados conejos blancos. Abajo, los cabizbajos negros. Los blancos pisaban a los negros y no se disculpaban, los negros no protestaban.

Marcela era algo distinta, no solo por tener un ojo estrábico; no se dejaba pisar, si alguien la pisaba, ella devolvía el pisotón. Sus iguales le regañaron, los blancos protestaron y terminó por irse a otro lugar.

Su nuevo destino era igual, pero a la inversa. Los conejos negros se sentían superiores. Ella se integró en el grupo y se disculpaba si pisaba a alguien sin importarle su color, hasta que cierto día pisó a un conejito blanco con un ojo estrábico y este le devolvió el pisotón. Se hicieron amigos y buscaron un lugar donde vivir en armonía.

Sencilla historia que trata temas eternos en nuestra cultura: la tolerancia, el respeto, la igualdad, la convivencia, la educación por medio de la actitud de su protagonista, un ser rebelde, atrevido, ajena a convencionalismos, que pretende ser feliz, vivir bien, ser justo y defender sus ideas frente a los demás.

Los dibujos buscan formas realistas de conejos blancos y negros coloreados de forma especial sobre prados verdes y ríos azules. Son sencillas y en ellas destacan los trazos del lápiz.

Libros como este nos recuerdan ciertas normas básicas para vivir y convivir con los demás en paz y armonía.

Si quieres conocer otros libros ilustrados por María Hergueta pincha aquí. 

sábado, 24 de septiembre de 2022

"Cómo robé la manzana más grande del mundo" de Fernando Lalana

Cómo robé la manzana más grande del mundo

Texto: Fernando Lalana

Editorial Bambú

ISBN:978-84-8343-815-2

147 x 210 mm, 184 páginas

8,70 €, (+ 12 años)

2022.



Por José R. Cortés Criado.


“Todo esto ocurrió, o al menos así es como lo recuerdo, durante el verano del año de la epidemia, que como todo el mundo sabe, fue en 1967.” Fernando Lalana: Cómo robé la manzana más grande del mundo.


Una historia que nos recuerda la pandemia recién pasada o que aún estamos pasando, aunque ese no es el tema principal. Sirve para situarnos en el ambiente en que se desarrolla la trama y para destacar la importancia de esa manzana gigante, como una sandía de unos diez kilos, más o menos.

Ofelia, la protagonista es enviada al pueblo de su abuela materna para recuperarse tras pasar el virus. Necesita aire puro y buenos alimentos. Su abuela, Maravillas, se encargará de de su recuperación.

La vuelta al pueblo tras unos años de ausencia le traen recuerdos de antaño. Descubre sensaciones nuevas, le recuerdan sucesos pretéritos como un antiguo pretendiente infantil que es un guapo mozo actual y, sobre todo, aprecia lo que le dice su abuela respecto al campo, que cada vez está más seco y más improductivo.

Al hecho de la esterilidad del campo, los recuerdos infantiles, el descubrimiento de la enorme biblioteca de su abuela, sus paseos por el campo, las proyecciones cinematográficas semanales... se suma la figura malencarada de un extranjero residente en el municipio.

Ahora el campo de investigación sobre la destrucción del suelo se amplía con ese personaje que vive aislado y sin comunicación con los vecinos. Resulta ser un gran deportista, ganador de una docena de medallas de oro, que aparenta muchísimos años menos de los que realmente tiene.

Del pasado de ese señor, del misterio del único manzano que tiene en su huerto y del esfuerzo para recuperar la salud de la abuela que también terminó contagiada por el virus y de la madurez de la protagonista se ocupa la novela.

El buen hacer de Fernando Lalana nos obliga a leer sin descanso. Desde su inicio nos vemos envuelto en una trama con una espiral de frentes abiertos que nos atrapa. A mitad del camino nos da un breve descanso y vuelve a tomar velocidad cara al desenlace.

Me llama la atención la habilidad con el uso del lenguaje y los datos que aporta sobre cualquier acontecimiento para dotarlo de verosimilitud. Si habla de literatura, nos anota una serie de autores universalmente conocidos y títulos de gran calidad literaria; si habla de cine nos recuerda títulos memorables y actores y actrices de primera; si son máquinas nos escribe la marca y el modelo...

Una buena novela escrita con rigor que gustará leer a los jóvenes lectores y a los menos jóvenes. La intriga y la acción están servidas.

Si quieres conocer otros cuatro libros de Fernando Lalana pincha aquí. 

jueves, 22 de septiembre de 2022

"Misión Jaguar" de Jacobo Feijóo

Misión Jaguar

Texto: Jacobo Feijóo

Ilustración: Martín Rodríguez

Editorial Algar

ISBN:9788491425717

150 x 220 mm, 144 páginas

11,95 €, (+ 8 años)

2022.


Por José R. Cortés Criado.

 

“Ya tenemos preparados los teléfonos cuánticos para que conectéis los USB y podáis ir inmediatamente a aquella época.  ¡Recuerda no quedarte sin batería ni romper ni perder el USB!” Jacobo Feijóo: Misión Jaguar.

 

Los lectores que se aventuren a abrir las páginas de este volumen deben atenerse a las consecuencias, pues de cada uno de ellos depende el rumbo que tomará la trama. Este no es un libro normal.

Aunque hay unos personajes, es el lector el que decide el camino a seguir y según el camino que escoja la aventura cambiará. Así que de uno mismo depende vivir o morir en el intento.

Hay determinados puntos donde aparecen dos mascotas librescas, uno con forma de elfo verde, Galopín; y otro, con forma de pulpo violeta con tres ojos llamado Kraky, ellos te avisan de que debes optar por continuar leyendo en una determinada página.

Además, puedes buscar ayuda consultando la Wikikronos del final del libro y buscar el significado de las palabras escritas en negrita en un código QR.

Así que una vez preparado, en este ejemplar, hay que retroceder a la época maya para saber si existió una reina guerrera y recabar toda la información sobre las estatuas chac mool, (garra roja de jaguar), unas esculturas precolombinas mesoamericanas.

La agencia Kronos trabaja en esta ocasión con una exmiembro de la agencia Krahen, empresa rival, por lo que hay que activar todas las alarmas por si se trata de una falsa amiga.

Los lectores podrán disfrutar de la lectura de forma aleatoria. Unas veces llegarán a una página sin salida; otras seguirán avanzando hasta llegar al final, si es que lo consigue. Es muy difícil llegar a la primera, pero después de varias vueltas puede ser que se llegue. Es divertido leer una y otra vez dándole un sentido diferente a la trama.

El entretenimiento está garantizado y también, el aprendizaje de algunos elementos de la cultura maya, ya sea la forma peculiar de contar, que se explica y se presenta con dibujos, el popular juego de pelota o el significado de algunos glifos.

Las ilustraciones de Martín Rodríguez son muy coloristas, con muchos detalles y complementa muy bien el texto. Destacan las dos mascotas, los guerreros, los astrólogos o una bella guerrera y sacerdotisa.

 

 

 

 

martes, 20 de septiembre de 2022

"El niño que se cayó en un agujero" de Jordi Sierra i Fabra

El niño que se cayó en un agujero

Texto: Jordi Sierra i Fabra

Editorial Assitej España

ISBN:  9788412300307

160 páginas, (+ 10 años)

2021.

 


Por José R. Cortés Criado.

 

“¡La gente no quería verme porque a nadie le gusta ver los problemas de los demás y nadie se cree que un niño pueda tenerlos!” Jordi Sierra i Fabra: El niño que se cayó en un agujero.

 

Jordi Sierra i Fabra escribió su primera obra de teatro en el año 1990. La segunda es esta que se publica ahora, por Artes Escénicas pata la Infancia y Juventud; sin embargo, muchas de sus novelas han sido llevadas a escena o al cine como Noche de viernes, Campos de fresas, Un poco de abril, algo de mayo y todo septiembreKafka y la muñeca viajera

El niño que se cayó en un agujero fue primero una novela escrita en 2005. Le costó mucho trabajo encontrar editor, porque la temática no era muy comercial. Se trata de un bofetón al mundo adulto. Es una crítica a la sociedad actual que se ocupa de la incomunicación y la soledad.

La historia es bien simple. Un niño va camino de casa y cae en un hoyo. Queda enterrado hasta la cintura. No sabe qué pasó. Intenta salir y no fue posible. Entonces decidió pedir ayuda a todo aquel que pasó por allí: un anciano, una señora con su bebé, un señor que leía el periódico, una pareja de novios, unos turistas ingleses, unos ladronzuelos, un perro vagabundo, un matrimonio, dos guardias urbanos…, hasta el alcalde, un periodista y un sin techo.

Nadie le hizo caso. Muchos no lo veían, los que sí lo percibían lo trataban de delincuente, terrorista, provocador, sinvergüenza…, solo el perro es el único que se comunica con él de igual a igual, ambos están en la calle, nadie los quiere y nadie se preocupa de ellos.

Al final, el sin techo, otro en su misma situación charla con él y le da las pautas para conseguir salir del hoyo. Solo depende de él para salir de su soledad, su incomunicación. Ha de ser valiente y enfrentarse a su vida a pesar de los problemas.

El autor nos lleva a un escenario donde lo que parece una broma termina siendo muy serio. Cómo esta sociedad nos hace insolidarios. Nadie quiere preocuparse de los demás, nada de problemas ajenos. Es el mundo en el que nos ha tocado vivir.

Frente a ello hay una esperanza. Los que son como nosotros, los que nos comprenden y los que nos echan una mano cuando hace falta.

Historias como esta nos hacen reflexionar. Los lectores o espectadores que accedan a ella no quedarán indiferentes tras su lectura o visionado. Sin duda, un tema que debería preocuparnos a todos.

 

 


domingo, 18 de septiembre de 2022

"Palabras de caramelo" de Gonzalo Moure

Palabras de caramelo

Texto: Gonzalo Moure

Ilustración: María Girón

Editorial Anaya.

SBN: 978-84-698-9103-2

205 x 285 mm, 80 páginas

Tapa dura, (+ 10 años)

15,95 €, 2022.


Por José R. Cortés Criado.

“Hubo una vez un niño sordo que amaba a un camello. El niño se llamaba Kori, aunque no podía saberlo porque no oía nada”. Gonzalo Moure: Palabras de caramelo.

 

He vuelto al leer este libro veinte años después y sigue emocionándome. Como dice Moure en el prólogo que ha escrito para esta edición especial en su vigésimo aniversario, “es para mí la demostración de que ningún escritor debe buscar nunca la trascendencia, ni el éxito, que muchas veces lo más simple, lo más verdadero, es lo que perdura.”


El escritor se inspiró para la historia en una niña, Fatimetsu, sordomuda que vivía en los campos de refugiados saharauis. El escritor y la niña pasaban ratos “charlando” sobre las dunas. Ella le enseñó algunas de sus palabras por medio de gestos.

Un día nació un camello y fueron a verlo. Cuando la niña vio a la madre y el hijo rumiar, pensó que hablaban entre ellos. Ella intuía lo que hablaban por el movimiento de sus labios y se lo contaba a Moure. Este intentó explicarle que no hablaban que era su forma de comer.

Fatimetsu se enfadó y comenzó a traducirle al escritor la conversación entre los animales: que si el hijo le da las gracias a su madre por la leche que le ofrece, que si la madre le aconseja... Lo llamó Caramelo.

Con el paso de los días, la niña fue entablando amistad con el camellito. Ella le contaba sus vivencias diarias y sus deseos y creía entender que su amigo, el mejor amigo que tenía, también le manifestaba sus pensamientos.

A partir de aquí, Moure solo inventa un personaje, en este caso un niño, Kori, y recrea sus paseos y sus conversaciones con Fatimetsu, y crea un historia entrañable que nos acerca a las condiciones de vida de una persona con una minusválida en un entorno árido y falto de medios y nos muestra su sensibilidad, su forma de entender la vida, sus reflexiones y la grandeza de su humanidad.

El niño consigue aprender a leer y escribir con gran esfuerzo. Lo hace pensando en transcribir lo que Caramelo le cuenta, ya sea sobre la vida en el desierto o un conjunto de versos cargados de lirismo.

Y como todo no puede ser maravilloso, hay momentos duros para el protagonista, no solo cuando otros niños se meten con él o le pegan por ser diferente, no consigue hacerse entender o descubre cuál es el destino final de su amigo.

Hechos que le hacen madurar y asumir que la vida tiene momentos tiernos y momentos duros.

Obras como esta nos hacen reflexionar sobre la vida, la convivencia con los demás, el respeto, la tolerancia... y la forma de vida del pueblo saharaui al que no se le permite tener su independencia.

Esta edición especial tiene unas estupendas ilustraciones de María Girón que refleja muy bien el marco donde transcurre la trama, desde las formas del poblado, las vestimentas, las dunas y hasta las tonalidades rojizas del desierto. La sensación de calidez es enorme.

En la historia hay mucho amor por un pueblo olvidado y por una forma de vida solidaria.

Si quieres conocer otros libros escritos por Gonzalo Moure pincha aquí. 

Si quieres conocer otro libro ilustrado por María Girón pincha aquí.

viernes, 16 de septiembre de 2022

"Mamá Osa" de Mar Benegas

Mamá Osa

Texto: Mar Benegas

Ilustración: Gareth Lucas

Editorial Combel

ISBN: 978-84-9101-832-2

180 x 180 mm, 12 páginas

9,90 €, Tapa dura

(+ 1 año) 2022.


Por José R. Cortés Criado.



“y, aunque parezca / cualquier cosa, / tengo una mamá. / ¿Será Mamá Osa?" 
Mar Benegas: Mamá Osa


Curioso libro para primeros lectores que los hará sentirse bien y disfrutar de sus mamás. De eso se trata, de una relación amorosa de madres e hijos.

Los bebés se sentirán representados en ese vínculo madre e hijo que se hace más especial cuando comparten su tiempo, ya sea a la hora de comer, del baño, del abrazo o de jugar.

Los textos rimados son agradables para los bebés que siente la musicalidad como parte del relato y de la relación materna filial cargada de ternura.

Los dibujos son muy explícitos y complementan los escuetos textos que se presenta a doble página. El dibujo ocupa la mayor parte del espacio. Los gruesos trazos, colores cálidos y expresiones risueñas sobre fondos claros atrapan la mirada de los lectores.

El volumen tiene páginas de cartón y las esquinas romas para que pueda ser manipulado por los neolectores con suma facilidad.


Bonito ejempla de la colección Mamás que acaba de lanzar la editorial Combel. Los otros títulos son Mamá Pata y Mamá Rana.

miércoles, 14 de septiembre de 2022

"El día que se apagaron las pantallas" de Danny Wallance

El día que se apagaron las pantallas

Texto: Danny Wallance

Ilustración: Gemma Correll

Editorial SM

ISWBN: 9788413923734

248 páginas, 12,50 €,

(+ +10 años) 2022.

 

Por José R. Cortés Criado.

“...no nos sabíamos tu número de teléfono, y no lo teníamos apuntado por ninguna parte, y tampoco podíamos mandarte un correo electrónico ni un mensaje ni podíamos llamarte por Skype, y...” Danny Wallance: El día que se apagaron las pantallas


Curiosísimo libro que se lee agradablemente y te ríes de las situaciones tan absurdas que se pueden dar el día que todas las pantallas del mundo dejen de funcionar, ahora que todos y en todas partes dependemos de ellas.

Eso ocurre en esta historia. Stella, una niña descubre, cuando se despierta, que los aparatos electrónicos han dejado de funcionar. Se preocupa, pero se asombra más cuando ve que sus padres andan de cabeza.

Los lectores podemos imaginar qué ocurrirá en ese caso. Stella nos lo va narrando con el devenir de la trama, que toma fuerza cuando los padres, la narradora y su hermano pequeño emprenden un viaje porque la abuela paterna vive sola y tal vez necesite ayuda.

Se temen lo peor, que no tenga comida porque no puede pedir que se la lleven a casa, que necesite alguna medicina..., lo que no sospechan es que el mundo está patas arriba y que este rescate irá de desastre en desastre.

Pensar un momento. No funcionan los móviles, ni los navegadores, tampoco tienen mapas de carreteras en papel, las autopistas están colapsadas, no funcionan las emisoras de radio, no hay tableta que se encienda, no hay tarjeta bancaria que funcione, no hay cajero de banco activo... Con todo esto, es complicado llenar el depósito de gasolina, comprar comida u obtener dinero.

Descubrimos cómo sería vivir sin pantallas. Un verdadero desastre. Mejor que no suceda nunca porque sería complicado. Esta familia sobrevive a duras penas. Si no llegan a recibir ayuda de personas desconocidas aún andarían por alguna carretera secundaria.

Además del problema electrónico, se trata de la convivencia familiar, de las relaciones personales, de la vida sin tanta tecnología, de la soledad, de la necesidad de disfrutar del tiempo libre con los demás y no dejar nunca de ser niño.

Divertida y disparatada historia que hará pasar un buen rato a los pequeños lectores que, además, disfrutarán de unas buenas ilustraciones en blanco y negro que nos recuerdan los cómics de Gemma Correll.