lunes, 22 de mayo de 2017

El hombre que sabía volar de Xavier López López

El hombre que sabía volar
Texto: Xavier López López
Ilustraciones: Jacobo Muñiz
Colección Ala Delta Infantil
Serie Azul (+ 8 años)
130 x 210 mm, 
160 páginas
2017.




Por José R. Cortés Criado.


Sansón Lamparte nació en un circo, su padre era el hombre bala y su madre la trapecista. Fue un niño feliz que vivía entre carromatos, fieras, payasos, jefe de pista...

Cierto día descubrió una cualidad innata, sabía volar, bastaba con ponerse de puntillas aspirar aire y taparse la nariz para emprender el vuelo.

Cosa tan espectacular no pasó desapercibida y se convirtió en estrella especial del circo e incluso viajó a Estados Unidos con el agente que lo llevó por todas las ciudades y pueblos americanos 

Su maestría era tal que llegó a combatir con aeroplanos y expertos aviadores, y como ganó fue considerado un peligroso espía y sometido a muchas pruebas físicas y luego mentales en la universidad, hasta que lo dejaron libre y volvió volando a España.

Su vida fue placentera, añorando a sus seres queridos, preocupándose por los demás, haciendo buenas obras sociales y escribiendo muchos libros. 

Cuando murió solo fue recordado porque era el hombre que sabía volar, ninguna de sus buenas acciones o buenos libros escritos consiguieron eclipsar de su fama voladora.

Xavier López López escribe un cuento a veces ingenioso a veces disparatado lleno de gracejo y reiteraciones como si de un cuento de tradición oral se tratase.

Nos lleva por medio mundo, viendo a una persona que tiene una cualidad  fuera de lo normal, participando en espectáculos, giras, simposios, compromisos internacionales, pero sin alcanzar la felicidad; está la alcanza cuando decide no volver a volar y tener los pies sobre la tierra.

Ameno libro estructurado en capítulos cortos e ilustrado por Jacobo Muñiz con estilizadas figuras, bellos edificios y personajes varios con expresiones muy personales; todos ellos en blanco y negro.


Un consejo: Si sabes hacer algo especial, procura que no te cambie tanto la vida porque puede que ya no te reconozcas en ella.

sábado, 20 de mayo de 2017

Las cosas de Lota: Un viaje muy salvaje de Alice Pantermüller

Las cosas de Lota:
Un viaje muy salvaje

Texto: Alice Pantermüller

Ilustraciones: Daniela Kohl

Traductora: Eva Nieto Silva


Colección: Las cosas de Lota
135 x 200 mm, 168 páginas
(+ 10 años) 2017.


Por José R. Cortés Criado.

Lota es una jovencita muy especial y acabado el curso se preparara para un viaje a Suecia con sus padres y sus hermanos gemelos; como a ella no le llama la atención eso de ir en caravana, dormir en tienda de campaña y vivir en plena naturaleza, convence a sus padres para que la acompañe su mejor amiga, Chesca.

Como es de suponer, ambas son más peligrosas juntas y no dudan en asustar a los mellizos con alces, lobos, osos y demás animales salvajes, llegar tarde a la hora de embarcar en el ferri, perderse en el interior del barco, pasar miedo en la tienda de campaña…

Y aunque visitan Villa Kunterbunt de Pipi Calzaslargas, no se divierten, tampoco les agrada la naturaleza salvaje, las galletas que compara la madre, pero sí les  gusta viajar en barca, hace rabiar a los pequeños y sobre todo, hacer de las suyas que enfadan al padre.

Lo mejor del viaje es el diario que Lota escribe y dibuja. El libro imita el que una niña puede escribir, hay poco texto, muchas palabras en negrita, con diferentes tamaños y formas, hay emoticonos y muchos dibujos tanto de planos del terreno o del mar Báltico como de animales, árboles, huellas, galletas y los de los protagonistas.

Esta obra se lee rápido porque las imágenes facilitan la tarea y la parte escrita es breve.

Alice Pantermüller y Daniela Kohl hacen gala de mucho ingenio e ironía para recrear tan aventurero viaje de una familia de ciudad a la naturaleza salvaje.



viernes, 19 de mayo de 2017

El libro que se sentía solo de Kate Bernheirmer

El libro que se sentía solo

Texto: Kate Bernheirmer

Ilustraciones: Chris Sheban

Colección Álbumes Ilustrados
165 x 250 mm, 40 páginas
(+ 5 años) 2012.



Por José R. Cortés Criado.


Comienza con el clásico “Érase una vez…” y termina con “Y vivieron felices para siempre”. Nos cuenta la vida de un libro desde que llega a una biblioteca hasta que queda listo para “el expurgo”.

La historia está muy bien hilvanada y recrea la vida en una biblioteca infantil, donde los pequeños acuden para leer y se acercan a la estantería de novedades, cerca de la entrada, en busca de un libro nuevo para llevárselo a casa.

El libro de esta historia es especial, de color verde musgo, tiene dibujado en la cubierta una niña bajo una seta enorme y raramente pasa la noche en la biblioteca, siempre hay alguien apuntado en la lista de espera que ansía llevárselo.

Cuando dejó de ser novedad, pasó a su estantería en la sección infantil y al cabo de los años dejó de salir, estaba un poco estropeado, la cubierta descolorida y le faltaba la última página; se sentía solo, pero a pesar de ello seguía gustando a quien lo leía.

Un día una niña descubrió el libro y no dudó en dejar uno nuevo con tal de poder llevarse ese a casa, como le faltaba la última página, Alicia, que así se llama la niña, se inventó el final y presentó el libro en su clase y volvió a ser querido por todos, pero pasó al sótano y quedó olvidado hasta que se expuso en el exterior de la biblioteca por si alguien lo quería, volviendo a manos de Alicia que lo reparó antes de colocarlo en la estantería de su cuarto.

Mayores y pequeños disfrutaremos de esta entrañable historia de amor a los libros.

Las ilustraciones son de gran realismo y ocupan la mayor parte de libro. Están realizadas con acuarela, grafito y lápices de colores.
 


jueves, 18 de mayo de 2017

El club de los raros de Jordi Sierra i Fabra

El club de los raros

Texto: Jordi Sierra i Fabra

Ilustraciones: Tomás Hijo


Colección Barco de Vapor. 

Serie Naranja. 96 páginas

(+8 años) 2015.




Por José R. Cortés Criado.


Jordi Sierra i Fabra aborda de nuevo la tartamudez en otro de sus libros, en este caso además se acerca a la dislexia, gordura, delgadez…, en fin a los “raros” de cada colegio.

La historia se inicia cuando Hugo está cansado de aguantar las bromas de compañeros pesados como el bruto de Vicente y de las risas cómplices de los demás.

Así cuando se entera de otro compañero es disléxico, no duda en fundar un club de “raros” en la clase para hacer frente a las burlas ajenas. Dos son nada, pero pronto se suman la chica de los aparatos en los dientes porque está cansada de que le digan barbaridades, la pecosa porque está harta de chistes tontos, el narizotas, la de la piernas curvadas, el de… por motivos similares.

Poco a poco el grupo crece y es capaz de hacerle frente a Vicente, el más bruto e ignorante de la clase; nadie puede creer que unos pocos “raros” hagan frente al más temido y este deje de molestarlos.

Los no considerados raros, que son ya minoría en el aula, deciden buscar algo raro en ellos, como que le huelen los pies, tienen granos o cualquier otra nimiedad para poder formar parte del club.

Al final solo queda Vicente frente a todos y también decide entrar en el club. Ya nadie es raro, ahora todos se aceptan como son, cada uno con su particularidad que le hace diferente pero no raro.

El autor aprovecha para hablar de su tartamudez y de lo mal que lo pasó en el colegio cuando alumnos y profes se reían de él y da ánimos al protagonista del libro para que pueda superarlo y hablar con fluidez como le pasa a Sierra i Fabra.

Una graciosa historia donde ganan los buenos a los brutos del cole, ojalá sea así de fácil erradicar de cada clase las burlas de los más violentos y todos nos aceptemos con nuestras particularidades, considerándolas como características personales y no taras motivo de chanzas.

Y es que hasta que no aprendamos a reírnos de nosotros mismos y consideremos que lo normal es que todos seamos “raros” habrá quien intente camuflar sus defectos haciendo burlas de aquellas personas que sean diferentes.

Si quieres saber de otros libros de este escritor pincha aquí. 





martes, 16 de mayo de 2017

¡Cómo cambia el cuento! de Pinto & Chinto

¡Cómo cambia el cuento!

Texto: Pinto 

Ilustraciones: Chinto


Colección Sopa de Libros
130 x 200 mm, 80 páginas
(+7 años) 2017.



Por José R. Cortés Criado.


Pinto y Chinto son dos humoristas gráficos que han transformado unos cuentos clásicos de Perrault, Grimm, Andersen...con el toque de humor que les es propio.

Normalmente Carlos López es el que escribe los textos y David Pintor es el que los interpreta gráficamente.

Así, Los siete cabritillos y el lobo tiene un final inesperado, ya que el lobo más parece una cabra con tanto camuflaje y termina comido por otro lobo que pasaba por allí.

Alí Babá fue confundido por la policía y encarcelado, menos mal que sabe la frase mágica que le abre la puerta del calabozo; Pulgarcito consigue regresar a casa por algo que hizo con las migas de pan antes de salir de casa; La bella durmiente daba cada ronquido que...de esta guisa siguen los demás relatos de Los tres cerditos, La cigarra y la hormiga, El flautista de Hamelín, El patito feo, La lechera, La liebre y la tortuga, La princesa y el guisante, El traje nuevo del emperador, El soldado de plomo, Blancanieves y El cascabel del gato.

Seguro que divertirá a los pequeños lectores comprobar que los cuentos tradicionales pueden ser reelaborados por los lectores, si es que conocen los originales.

Además los animará a recrear otras historias y convertirse en nuevos creadores de historias mágicas.

Los textos están ilustrados de forma original y muestran unos personajes curiosos, expresivos y llenos de vitalidad.

Buen libro de cuentos reinventados.

domingo, 14 de mayo de 2017

Cuentos españoles de terror de Vicente Muñóz Puelles

Cuentos españoles de terror

Autor: Vicente Muñóz Puelles

Ilustraciones: Enrique Flores


Colección El Árbol de la Lectura. 
Clásicos adaptados 

300 páginas (+ 12 años) 




Por José R. Cortés Criado.
La editorial Oxford publicó en su colección “El árbol de la lectura” de clásicos adaptados una selección de siete cuentos de terror. La elección de los textos la ha llevado a cabo Vicente Muñoz Puelles, que ha pretendido recopilar historias donde los elementos fantásticos se mezclan con los reales en esas zonas donde el sueño y la realidad se entrecruzan y nos hacen sentir terror ante lo desconocido.
Que nadie espere unos relatos llenos de asesinos sanguinarios; lo que el lector tienen en las manos es una obra literaria donde una serie de elementos fantásticos nos harán sentir angustia o deseos de finalizar un relato.
Vicente Puelles ha elegido siete relatos, desconozco si lo hizo por necesidad de ajustarse a un determinado número de páginas o por ser este numero portador de determinadas propiedades cabalísticas para ciertas personas.
El primero de los cuentos nos hace reflexionar sobre lo absurdo de determinadas modas aunque atenten contra nuestra identidad física. Este es el caso preocupante de La pata de palo de José de Espronceda, donde se cuenta que existió un carpintero tan habilidoso a la hora de crearlas, que los prohombres de la sociedad deseaban con vehemencia someterse a una cirugía estética para cambiar uno de sus miembros inferiores de carne y hueso por otro de madera.
El segundo, La cruz del diablo, es de Gustavo Adolfo Bécquer, nos contará lo que le acaece a un caballero malvado que desprecia la vida de un sacerdote y es condenado por ello. Una armadura que tiene vida propia en determinados momentos, la presencia del diablo y las oraciones de san Bartolomé como la mejor receta para paralizar a ambos, se mezclan en esta leyenda inspirada en un hecho histórico ocurrido en Cataluña.
El tercero, La mujer alta, de Pedro Antonio de Alarcón, no es más que el pánico que siente un señor de las mujeres viejas, huesudas y altas que creen que lo persiguen incansablemente. Es un relato en la línea del terror psicológico de Alan Poe, y al parecer le fue contada al escritor por un grupo de cabreros de su pueblo, Guadix.
La resucitada de Emilia Pardo Bazán tiene una carga de terror sicológico importante, no en vano la escritora se recrea en la sensación que tiene la señora cuando recobra la vida en la cripta y en la mezcla de rechazo y recelo que levanta su presencia ante sus seres queridos. Por ellos volvió a la vida y por ellos tomará la determinación final. Si llegas al final de relato sabrás cuál es su determinación, que aunque puedas intuirla, te sorprenderá.
El sueño de un reo de muerte de Armando Palacio Valdés es un alegato contra la pena de muerte, el relato se cuenta en primera persona por un reo que critica la presencia de curiosos en los ajusticiamientos y va narrando sus pensamientos y lo que observa alrededor cuando se dirige al patíbulo. Al sentir el protagonista una gran opresión en el cuello el relato toma un giro sorprendente para el lector, aunque ya estaba avisado desde el principio.
Tristán el sepulturero de Vicente Blasco Ibáñez recoge las charlas que mantienen en la taberna un pendenciero y su amigo el sepulturero, este le cuenta al primero que se hizo sepulturero para estar cerca de su amada, ya fallecida, y para disfrutar las noches con ella en el campo santo. El primero duda de sus palabras y ambos deciden ir al cementerio después de consumir una buena dosis de vino tinto, de lo que sucedió después, da cuenta el único testigo, un monaguillo.
Cierra la serie de relatos La sima de Pío Baroja, es un cuento de tipo naturalista, refleja muy bien el carácter de las personas, reproduce la formar popular y arcaica de hablar y refleja a una serie de personas humildes que viven apegadas a tradiciones religiosas cargadas de insolidaridad y conformismo
Esta selección intenta acercar a los jóvenes lectores una serie de autores clásicos de nuestra literatura a través de unos textos que se han conservado en su forma original, habiendo sido adaptados únicamente en su ortografía y completados con algunas notas que facilitan su comprensión.

Si quieres saber de otros seis libros de este autor pincha aquí.


sábado, 13 de mayo de 2017

¡Mira el cielo! de José Ramón Alonso


¡Mira el cielo!

Texto: José Ramón Alonso

Ilustraciones; Beatriz Barbero-Gil


Colección Conocer y Comprender

215 x 285 mm, 48 páginas

(+ 7 años) 2017.




Por José R. Cortés Criado.



Curioso libro divulgativo que acerca el espacio interestelar a los pequeños lectores. Escrito de forma amena hace su lectura entretenida mientras los lectores adquieren conocimientos.

Lo primero que hace el autor es invitarnos a mirar el cielo, después nos narra la de años que el ser humano lleva observándolo y el invento del primer telescopio por Galielo Gelilei hasta llegar al telescopio Hubble.

Sigue la lectura mostrando el sistema solar partiendo de nuestro planeta y la luna, después pasa revista a todos los planetas de nuestro sistema solar. Son curiosos los datos que aporta, además de informar del origen de su obra, acercando así la astronomía a la cultura grecorromana.

También hay información para entender qué son los meteoritos, asteroides, cometas, constelaciones, naves espaciales, astronautas, sondas espaciales, ovnis, marcianos, satélites artificiales, planisferio, tormenta solar, eclipse…

A lo largo de sus páginas se formulan preguntas al lector para saber si les gustaría ser astronauta, hacer un experimento, si estamos solos en el universo…

Junto a los textos informativos aparecen personajes que formulan preguntas, dan respuestas o informan desde otra perspectiva, amenizando así la lectura.

Las ilustraciones complementan el texto y facilitan su comprensión, ya sea divisando la superficie terrestre, el sistema solar, las constelaciones, las naves espaciales y los astronautas.

Predomina el color negro para el fondo de las imágenes que reflejan el espacio interestelar, el rojo para el planeta Marte, el amarillo para las tormentas solares…, destacando sobre la oscuridad el color de plantas, astronautas o estrellas.


Buen libro, que hará pasar un buen rato a los niños ávidos de conocer el espacio.