domingo, 30 de marzo de 2014

La calle del puchero de Charo Pita



La calle del puchero

Texto: Charo Pita

Ilustraciones: Massimiliano di Lauro


2014 

Cartoné, 

40 pp., 25x23 cm.





Por José R. Cortés Criado.


La vida en comunidad se puede alterar en cualquier momento y por cualquier asunto, deviniendo en un caos y un desconcierto donde prima el mal humor, el enfado y las pocas ganas de convivir con el vecino, pero un poco de sosiego, unas palabras amables y un gesto cercano pueden hacer que la armonía siga entre ellos.

Esta es la trama de este álbum; todo comienza cuando un niño empieza a llorar, este enfada al vecino de abajo, este al gato, el gato al cartero, el cartero a la portera, esta al frutero, el frutero al guardia y el guardia al jardinero, que felizmente decide poner cordura y comienza otra cadena a la inversa, contrarrestando el ímpetu del enfado y devolviendo sosiego y tranquilidad hasta que el último eslabón de la cadena, el niño, es consolado por la lectura de un cuento, volviendo así la armonía existente entre los habitantes de la calle Puchero.

Al parecer el personaje que se enfada cuando oye al niño llorar y desencadena la cascada de acontecimientos está inspirado en el pianista italiano Giovanni Allevi.

Son las dos caras de una moneda, la fragilidad de la convivencia y la cordialidad entre los vecinos que Charo Pita ha sabido hilvanar con mucha gracia y habilidad, dotándola de una velocidad vertiginosa.

El final del relato es el del cuento de nunca acabar, finaliza con una pregunta: ¿Quieres que te lo cuente de nuevo?

Las ilustraciones de Massimiliano de Lauro son imitaciones de las que se realizaban en los años cincuenta; no hay línea que marque los contornos, salvo en la cara y en las manos,  están compuestos por colores y texturas.

Los dibujos son expresivos y están carentes de elementos innecesarios para crear el ambiente de la calle del Puchero que no es otro que el que se vive en la pequeña ciudad de Trani donde vive el ilustrador.

Junto a los protagonistas del relato, el dibujante recrea otras historias que tiene su lectura paralela, como la presencia de un caniche negro que se escapa y molesta a un gato azul, o la vecina que hace deporte en una bicicleta estática situada en el salón de su casa.

Un buen álbum que gustará todo tipo de público.

martes, 25 de marzo de 2014

Gente rara de Ricardo Gómez


Gente rara

Gente rara


Ilustraciones: Tesa González García


Ala delta Serie Verde

176 págs.

ISBN 9788426350053


Por José R. Cortés Criado.


Ricardo Gómez se pone en la piel de Patricia, una niña que nos cuenta en su diario lo que ocurre en su clase, una clase de gente rara; sirvan a modo de ejemplo algunos personajes: hay uno que prefiere  llamarse Quique, a pesar de llamarse Francisco y se duerme en clase con los ojos abiertos;  otro, Pedro, que mete la cabeza bajo agua y cuando habla se le entiende perfectamente;  y Pepa que imita cualquier voz; o la propia Patricia que adivina cuándo va a llegar alguien a su casa o al cole; en fin, son todos raros, hasta la profesora, Mis Robles y la directora, Seta Gertrudis.

Con estos mimbres y el apodo de los bichos para la pandilla, el autor nos cuenta cómo se desarrollan las clases de este peculiar grupo de alumnos, lo poco que aprenden, lo bien que se lo pasan y la de cosas raras que hacen en el aula, incluido leer poemas, cantar y escribir versos.

Todo fue bien para ellos hasta que llegó un nuevo profesor, el señor Seco, al que llaman PI, Profesor Infierno, que entre castigos y regañinas los tiene asustados y agobiados; los poderes de este personaje algo siniestro llegan a tal punto que consigue que los alumnos se sometan a su voluntad, convirtiéndose el grupo en una pandilla sin iniciativa propia.

Cuando todo parece perdido: las ganas de vivir, la alegría, las buenas maneras de su profesora y de su directora, el salir al patio con ganas de reírse..., todo se resuelve gracias a dos niñas muy valientes que descubren los poderes ocultos del Profesor Infierno y los anulan.

Es una buena historia, escrita con la habilidad que caracteriza a Ricardo Gómez, que entretiene a los lectores con los pequeños/grandes problemas que sufren esos pequeños, prueba de ello son las numerosas reimpresiones que se vienen haciendo de este volumen desde su aparición en el año 2003.


sábado, 22 de marzo de 2014

Nelson Mandela de Kadir Nelsom




Nelson Mandela

Texto e ilustraciones: Kadir Nelsom

Editorial Juventud

Encuadernado en cartoné


21,5 x 32 cm., 40 páginas

ISBN 978-84-261-4069-2



Por José R. Cortés Criado


 La editorial Juventud preparaba la edición de este libro el cinco de diciembre del año pasado cuando falleció Nelson Mandela, un hombre que confió en el hombre, que supo que el mundo cambiaría cuando el ser humano respetase a sus semejantes sin prestar atención al color de la piel de cada uno.

Este año Nelson Mandela ha sido recordado de forma especial por su fallecimiento y este libro se suma a la larga lista de homenajes que ha recibido tan importante personaje.

La portada del libro llama mucho la atención, es un primer plano de Nelson Mandela, no hay título, no hay anagrama ni nombre de la editorial, solo la imagen sosegada de un hombre tranquilo que sonríe al lector que queda atrapado por su mirada y su sonrisa. La contraportada es la que recoge el título, el nombre del autor del texto y de las ilustraciones, el anagrama y el nombre de la editorial.

El relato comienza cuando el personaje usaba su nombre xhosa: Rolihlahla y jugaba descalzo en las verdes colinas de Qunu, hasta que fue elegido para ir a la escuela por ser el más inteligente de los trece niños Madiba. Su maestra lo llamó Nelson.

El joven Nelson quedó huérfano de padre, fue criado por un jefe trivial, con el que conoció la historia de su pueblo; su formación lo llevó a ser abogado para defender a los que no podían hacerlo por ellos mismos, se enfrentó al apartheid, pasó por la cárcel, vivió clandestinamente, viajó por otros países, hasta que fue encarcelado. Pasó veintinueve años en prisión.

Después de la cárcel es la parte más conocida de su vida: gran recibimiento por los más necesitados y su apuesta para superar las diferencias entre blancos y negros en busca de un futuro mejor, sin odio y sin revancha.

Las ilustraciones que acompañan al texto son muy realistas, destacando pequeños detalles en los rostros y cuerpo de los personajes, llenos de vida y expresividad. En la mayoría de las láminas priman los colores tierra, destacando en algunas, con fuerza, el azul intenso de Sudáfrica

Las tres últimas páginas del libro recogen una foto del personaje y los datos biográficos más destacados del mismo.


El autor del texto, Kadir Nelson vive en San Diego, California. Ha sido galardonado por sus obras, es autor de numerosos álbumes ilustrados y dijo que pretende transmitir con esta obra el valor de la reconciliación, un sentimiento de esperanza y nobleza, junto a la fuerza y  la integridad del ser humano y del alma humana.


martes, 18 de marzo de 2014

Una terrible palabra de nueve letras de Pedro Mañas Romero



Una terrible palabra de nueve letras.

Texto: Pedro Mañas Romero

Ilustración: Ximena Maier

Editorial Anaya

136 págs. 210x140 mm.

ISBN 978-84-678-2943-3





Por José R. Cortés Criado


Este joven escritor ganó el III Premio de Literatura Infantil Ciudad de Málaga 2012 con esta obra: Una terrible palabra de nueve letras.

La protagonista, Amanda Banks es una niña de siete años con dos coletas y nueve lombrices en una caja de bombones vieja llena de tierra.

Amanda es un poco especial, no le gustan las cosas que los demás adoran, ella prefiera sus lombrices a una muñeca, hasta que cae en sus manos una que además habla; al principio le gustó la idea pero cuando comprobó que aquella grabación era una falsa conversación dejó de interesarle pero para asombro de todos, y para ella más, escuchó una terrible palabra de nueve letras que el autor transcribe con emoticonos.

Cuando la niña la suelta en su casa, delante  de los invitados, todos enmudecen, algunos medio sonríen pero le reprimen su actitud, y nadie  cree que esa palabra la dijo una muñeca.

En fin, una chica incomprendida que cuando repite esa palabra en el colegio hace que un terrible compañero se paralice, para su sorpresa, otro decide comprarle la palabra por diez ositos de goma, comenzando así un buen negocio para ella, vender palabrotas.

Hasta que todo se descubre, consideran que es una mala alumna que debe ir a un aula especial y...

El autor toma como excusa la palabra enigmática e introduce al personaje en el mundo de las palabras, jugando con ellas, su significado y el uso del diccionario, llegando Amanda a localizar en el manual una serie de palabras que desde su óptica son malsonantes, aunque ella desconozca su significado, pero se lo imagina.

Este juego con el significado de las palabras que Amanda localiza es muy entretenido y sirve de colofón a la trama que de manera divertida teje una historia infantil llena de contenido literario.

El libro está ilustrado por Ximena Maier, que expresa muy bien el sentir de los personajes con trazos seguros llenos de colorido.

Es una buena obra merecedora de su premio que gusta a los pequeños lectores; estos, si son avispados, podrán descubrir de qué palabra se trata pues aparece treinta veces escrita en el relato.



sábado, 15 de marzo de 2014

¡Que vienen los marcianos! de David Fernández Sifres



¡Que vienen los marcianos!

Texto: David Fernández Sifres

Ilustración: Ximena Pan De Soraluce

Editorial Edelvives. Ala Delta Serie Azul

176 pág. 130x200 mm

ISBN 978-84-263-9037-0




Por José R. Cortés Criado.



Tres niños, Pancho, Teban y Joseque escuchan que los marcianos van a visitar su pueblo próximamente y deciden organizarle una bienvenida para que no los invadan.

Lo que más le sorprende a los chicos es ver con qué poco interés preparan los mayores del pueblo esa llegada tan especial, y eso que a Villavernes de la Vega raramente acuden forasteros.

Ellos saben poco de protocolo, marcianos y recibimientos por lo que preguntan, indagan, observan y deducen cómo ha de organizarse ese acto. Piensan en todo, desde un aeropuerto para ovnis hasta unos habitáculos para dormir pasando por la comida.

Desde ese momento ocurren cosas raras en el pueblo, los vecinos anda moscas, una jovencita periodista cree descubrir algo extraño que tiene que ver con la vida fuera de la Tierra y poco a poco todos creen que llegan los extraterrestres y hasta que llegan se suceden una suerte de acontecimientos que traen a todos de cabeza.

Los pequeños pensaron en todo pero como siempre se les escapa un detalle que hace que las cosas resulten de manera diferente a como la habían planteado para sorpresa de todos.

La obra está contada en primera persona por Pancho desde su óptica infantil, utilizando una lógica y un vocabulario adecuados a esa edad.  Es una buena novelita un poco disparatada, que gustará a los lectores jovencitos.

David Fernández Sifres vuelve a escribir una historia entretenida con pequeños protagonistas que buscan hacer el bien por encima de todo; no buscan notoriedad ni fama pero la consiguen tras sus hechos.

Lo mejor de la historia es que al final llegan los marcianos, pero son muy distintos a los seres que los chicos pensaron, esos seres verdes con tres ojos y antenitas.

domingo, 9 de marzo de 2014

Lo que no vio Caperucita de Mar Ferrero



Lo que no vio Caperucita.

Mar Ferrero

Editorial Edelvives

180x230 mm., cartoné, 40 págs.

ISBN 978-84-263-9086-8






Por José R. Cortés Criado.


Una singular historia del viejo cuento de Caperucita Roja escrita e ilustrada por Mar Ferrero

Mar Moreno tiene la feliz idea de presentarnos una Caperucita algo despistada por un motivo que conoceremos al final del cuento; además tiene otro aliciente, no está contado por el clásico narrador omnisciente, aquí hay múltiples narradores: la propia Caperucita, el lobo, los animalitos del bosque y la abuela.

Por tanto, múltiples serán las versiones de los hechos, porque cada cual contará lo que ve o lo que cree ver, no olvidemos que todo depende del cristal con el que se mire.

En esta historia no aparece la clásica Caperucita, ni el lobo cumple con el estereotipo que se le ha asignado desde siempre; ni la abuela es tan ilusa o despistada como se piensa; hasta los animalitos del bosque se confunden y no digamos Caperucita, que es la que ve las cosas con mayor dificultad.

Se trata de una historia contada con gracia, con un lenguaje sencillo e ingenioso. Podemos leer cómo conoció Caperucita al lobo: “Tropecé con algo peludo y apestoso y me caía”; también conoceremos al lobo por sus pensamientos: “soy un lobo muy honrado”; los animalitos del bosque que no dudaron de la maldad del lobo: “supimos que se las iba a comer a las dos y no iba a dejar ni los calcetines”;  pero abuela tiene otra idea acerca del animal: “¡Oh, pobre, pobre lobito!”

Las ilustraciones son muy sencillas y límpidas. Sobre fondo blanco se distinguen los trazos de los lápices de colores que le dan vida a los dibujos que recogen multitud de pequeños detalles de animales y personas.

Rompiendo el tipo de ilustraciones, la autora intercala en el álbum una hoja cuadriculada donde aparecen esquemáticamente dibujadas con el lápiz unas secuencias del relato, como si se tratase de una storyboard, para luego continuar con las ilustraciones a todo color.

Sin duda una obra ingeniosa y divertida que gustará a los lectores.


martes, 4 de marzo de 2014

La historia de los bonobos con gafas de Adela Turín




La historia de los bonobos con gafas

Texto: Adela Turín

Ilustraciones: Nella Bosnia

Editorial Kalandraka

Cartoné, 40 pp., 21,5x27 cm.

2013.




Por José R. Cortés Criado


Lo bonobos son unos monos muy monos que viven felices y contentos en un bosque de manglares. Su mayor preocupación es cómo ocupar el tiempo y se dedican a hablar entre ellos, reír, aprender palabras nuevas, dormir, comer...

Las bonobas son las hembras de los bonobos y no se dedican a hablar, reír y aprender palabras nuevas; ellas se ocupan de recolectar la comida, buscar frutas frescas, semillas alimenticias, cuidar de los bebés..., y, claro, no aprenden cosas nuevas.

Los machos viajan, aprenden y se ríen de las hembras cuando estas intentan saber igual que ellos o usar gafas de sol, por ejemplo; pero un buen día ellas se cansan y deciden marcharse lejos de los machos y vivir en comunidad, compartiendo las tareas y dedicándose a otros menesteres importantes como componer música o escribir relatos.

Cuando los bonobos descubrieron que nadie les llevaba la comida ni les facilitaba sus tareas, anduvieron desconcertados y, al parecer, algunos decidieron acudir donde las bonobas, compartir las tareas y vivir en comunidad.

Este álbum ilustrado ha sido utilizado para tratar el tema de la coeducación y de la igualdad, porque presenta estereotipos sexistas y discriminatorios; esa fue la intención de la autora.

Adela Turín comenzó a publicar en Italia, hace más de treinta años, una colección llamada Dalla parte dellle bambine, junto a este título analizado, se publicaron otros como:Arturo y Clementina y Rosa caramelo. En España se publicaron bajo el título A favor de las niñas en la editorial Tusquets.


Hoy siguen siendo de actualidad los títulos de esta colección que vuelve a publicar la editorial Kalandraka con la intención de cambiar mentalidades que priman status desiguales en nuestra sociedad.

domingo, 2 de marzo de 2014

Mamá




Mamá

Mariana Ruiz Johnson

Editorial Kalandraka

32 pág., 18,5x25,5 cm

ISBN 978-84-8464-828-4







Por José R. Cortés Criado.


En el año 2013 este libro fue distinguido con el VI Premio Internacional Compostela para álbumes ilustrados.

Mariana Ruiz Johnson ha escrito un poema para todas las madres dando muestra de ese amor que profesan las personas que más nos quieren y más han dado por nosotros, las que nos protegen de todo y las que nos cantan, cuentan y entretienen.

Porque mamá es tantas cosas... Es casa redonda, mullida y andante que nos trae a este mundo.
Llama la atención el colorido de sus páginas y la presencia de muchas madres, siendo el ser humano una especie más en el álbum, donde se rinde homenaje a la Madre Tierra: animales y plantas. Así vemos la mamá humana, la mamá vaca, la mamá osa, la mamá...  

La autora ha querido dejar constancia de su experiencia de la maternidad desde su visión literaria y artística. Azules, amarillos, rojos, verdes… colores vivos, intensos y en armonioso contraste se plasman en las páginas de este álbum. Su contenido se inspira en el estilo ornamental del arte popular latinoamericano. Desde el punto de vista cromático, por la fuerza expresiva y poética de las ilustraciones, también rinde homenaje a pintores como Paul Klee.

Junto a este libro el comprador recibirá un cuaderno para guardar retahílas, canciones y juegos para disfrutar con los más pequeños. Muy cuidada su presentación. Mi cuadernillo venía atado con una cinta celeste al libro, ambos tienen el mismo dibujo en la  portada.


Mariana Ruiz Johnson (Buenos Aires, 1984) ha estudiado Artes Visuales en el Instituto Universitario Nacional de Arte, en Buenos Aires. Se formó en la escuela Sótano Blanco con el ilustrador colombiano José Sanabria y asistió a workshops de ilustración en Europa. Imparte clases de procesos creativos en Sótano Blanco y otros seminarios de técnicas en esta misma academia. En 2009 fue finalista del Premio A la Orilla del Viento del Fondo de Cultura Económica. Ha publicado varios libros de su autoría con editoriales latinoamericanas, europeas y asiáticas.http://marianarj.blogspot.com