domingo, 6 de mayo de 2018

Leer debe ser divertido. Estrategia para fomentar la lectura en clase de José R. Cortés Criado


LEER DEBE 

SER DIVERTIDO 
Estrategia para 

fomentar la 

lectura en clase.

Texto: José R. Cortés Criado.

Siempre he considerado la animación a la lectura como una parte muy importante de mi trabajo como profesor de Lengua castellana y Literatura, y la he trabajado teniendo en cuenta siempre las circunstancias de cada momento y lugar.

Los principios en los que fundamento mi tarea para conseguir lectores son:

1. - Todo acceso a la cultura pasa por la lectura, por lo que uno de los objetivos principales que se ha de conseguir como educador es que los alumnos  lean comprensivamente una obra literaria o un libro de divulgación científica.

2. - El lector o lectora ha de sentirse motivado para ingresar en el mundo de la lectura, por lo que es necesario despertarle el placer de leer.

3. - No se nace con la facultad lectora, la lectura no pertenece a la naturaleza humana, aunque en ella encuentre las condiciones y medios para desarrollarse. Por tanto el proceso lector exige un desarrollo del aprendizaje, un esfuerzo.

4. - Los caminos para acceder al mundo de la lectura son muchos y variados.

5. - La formación de nuevos lectores puede basarse en exposiciones bibliográficas, guías de lectura, dramatizaciones...y cualesquiera otras actividades que creen un hábito lector en el alumnado de forma amena y divertida.

Estos planteamientos persiguen alcanzar tres objetivos fundamentales:

Comprender: El objetivo fundamental es que los lectores comprendan lo que leen, para lo cual se deben seleccionar libros adecuados a su nivel de comprensión lectora.

Gozar: No sólo se deben elegir libros adecuados a su nivel de comprensión, sino que, además, deben tratar temas que les atraigan, para lo cual hay que llevar a cabo una recogida de opiniones sobre los gustos literarios en cuanto a género y temática.

Reflexionar: Una vez superados los dos primeros pasos, se ha de reflexionar sobre el libro; la reflexión puede abarcar desde la idoneidad del título al contenido, hasta los valores que toda obra literaria nos transmite, pasando por la crítica literaria y sobre todo manifestando lo que sentimos al leerlo o nos sugiere.

La aplicación práctica de estos planteamientos la he llevado a cabo en distintos ámbitos, tanto en el trabajo cotidiano en la clasefomentando las bibliotecas de aula, creando foros de debates literarios, escenificando obras leídas, leyéndole al alumnado en voz alta... y sobre todo llevando a cabo actividades concretas, adecuadas al libro leído por todos, o por la mayoría de los miembros de la clase, aunque sea solo escribir una frase que recoja lo que sentimos al leerlo.

Si todo el grupo lee el mismo libro se pueden aplicar estrategias de fomento de la lectura antes, durante y después de la lectura a toda la clase.


También podemos llevar a cabo actividades extraordinarias para dinamizar la lectura en un centro como La fuga de los personajesun encuentro con un autor o ilustrador o celebrar un maratón de lectura oral colectiva.









No hay comentarios:

Publicar un comentario