jueves, 30 de agosto de 2018

"Yo, Robinsón Sánchez, habiendo naufragado" de Eliacer Cansino


Yo, Robinsón Sánchez, habiendo 

naufragado

Texto: Eliacer Cansino


Colección Clásicos Modernos

ISBN 978-84-698-3592-0

140 x 210 mm, 176 páginas

(+ 14 años) 9,90€

2018.




Por José R. Cortés Criado.

Eliacer Cansino vuelve a escribir otro libro sólido para los jóvenes. En él vemos cómo un chico va fraguando su personalidad en plena adolescencia, donde todo es nuevo y la vida nos espera con muchas ansias detrás de muchos acontecimientos novedosos.

Miguel es un chico tranquilo que vive en la ciudad de Salamanca y por un traslado de su padre, la familia se va a vivir a Sevilla. Al contraste de las ciudades, sus monumentos, su clima y su forma de vida, hay que sumar los nuevos amigos con los que comparte pupitre.

Capítulo a capítulo asistimos a una evolución que el protagonista nos cuenta casi a modo de diario donde desmiga sus ideas, sus pensamientos, sus amores, sus deseos, sus temores, sus observaciones, sus hazañas…que de forma pausada van llegando al lector a modo de un mapa de su vida.

Junto a sus temas importantes como es un primer amor está el ambiente del centro donde estudia, el descubrimiento de su biblioteca, lugar poco transitado donde los viejos libros se cubren de polvo salvo para unos chavales deseosos de aprender de sus amarillas páginas algo más de las ramplonas clases diarias.

Esas amistades y esos libros le abrirán a Miguel una ventana por donde emprender vuelos más elevados y comenzar a comprender el valor de la razón humana, ya sea a través de filósofos clásicos grecolatinos, Calderón de la Barca, Daniel Defoe o Bécquer.

Estos nuevos amigos, esos desconocidos libros y algún que otro personaje colateral harán que el joven supere esa sensación de náufrago que lo lleva de isla en isla siguiendo a su padre y comience a adentrarse en el mundo adulto.

Sin duda una buena novela juvenil con una estructura lineal muy cuidada y un léxico de gran valor, donde se mezclan vivencias cotidianas y reflexiones de más hondo calado.

Este libro obtuvo el Premio Internacional Infanta Elena de Literatura Infantil y Juvenil.

Si quieres saber de otros tres libros de este escritor pincha sobre sus títulos: Velázquez. El pintor de la vida, El lápiz que encontró su nombre, El chico de las manos azules.




miércoles, 29 de agosto de 2018

¡Dichosa manzana! de Anna Ballester


¡Dichosa manzana!
Texto: Anna Ballester
Ilustración: Paco Giménez
Propuestas escénicas: Antoni Navarro
Editorial Algar
Colección Calcetín Teatro
ISBN 978-84-9142-154-2
130 x 205 mm, 96 páginas
9,95€, (+ 10 años) 2018.



Por José R. Cortés Criado.

Anna Ballester nos trae una pieza teatral inspirada en los problemas de la mitología grecorromana que nos sirve para recordar vivencias de los dioses del Olimpo y reflexionar sobre problemas corrientes, como es la envidia.

La trama ronda alrededor de la manzana de la discordia, y tiene su origen cuando los dioses celebran la boda de Tetis y Peleo, y todos acudieron a la invitación de Zeus, salvo la diosa Discordia, cuya presencia fue vetada por Hera, la esposa del dios supremo.

Hera era una mujer sabia, sabía que allí donde acudía Discordia había problemas y no quiso que acudiese al enlace; a Discordia le sentó fatal y envió un presente a la fiesta con el fin de crear discordia entre las diosas.
El regalo fue una manzana de oro, presente muy codiciado; la tradición occidental le otorgaba el poder de la inmortalidad y se encontraban en el Jardín de las Espérides que estaba protegido por Ladón, el dragón de las cien cabezas que nunca dormía.
La manzana en la literatura tiene tradición de problemática, sin ir más lejos, sabemos qué sucedió cunado Eva la comió; y en este caso además tenía algo de regalo envenenado, ya que llevaba una nota que decía: “para la más bella”, y no decir tiene que las diosas se consideran muy bellas y no creen que otras les igualen.
Así tenemos a la mujer de Zeus, Hera, que la reclama para ella; la doncella Atenea que también se cree la destinataria de tan singular fruto, y, Afrodita, la ninfa que representa el amor. Como Zeus no debía tenerlo muy claro, eligió a un humano, Paris, hijo del rey troyano Príamo, para que deshiciera el empate.
Afrodita fue la más astuta. Convenció a Paris de su belleza tras prometerle conseguirle el amor de Helena, esposa del rey de Estarpa, Menelao. Así que Discordia se salió con la suya, el mal ya estaba hecho, pero lo peor estaba por venir.
Cuando Paris rapta a Helena, Menelao declara la guerra a Troya y tiene lugar la famosa batalla del mismo nombre; para hacernos una idea de cómo fue ese enfrentamiento solo hay que recordar que cuando hay un gran conflicto solemos decir “se armó la de Troya”.
Al final del texto teatral Afrodita hace limpieza y lanza a la basura la dichosa manzana de la discordia, aprovechando la narradora del texto para hacer un alegato en contra de las guerras.
En fin, si el amor por una mujer pudo desencadenar semejante matanza, podemos hacernos una idea del poder de Discordia a la hora de sembrar cizaña entre los seres humanos, los dioses y los semidioses.
La autora del texto escribe en tono de comedia lo que fue una tragedia y los jóvenes lectores acceden al drama de forma entretenida, a la par que adquieren bastante información sobre las relaciones y forma de vida de aquellos dioses.
Anna Ballester dedicó su vida profesional a la enseñanza desde diferentes puestos de trabajo y siempre intentó organizar trabajos en equipo para fomentar la animación a la lectura. Fruto de esas tareas es este libro que ha publicado la editorial Algar.
Al final de texto teatral hay unas propuestas escénicas escritas por Antoni Navarro que habla del teatro como una muestra de arte colectivo y del sistema de signos teatral que se subdivide en otros apartados: Texto pronunciado (palabras y tono), Expresión corporal (mímica, gesto y movimiento), Apariencias exteriores (maquillaje, peinado y vestuario), Aspectos del espacio escénico (accesorios, decorado e iluminación) y Efectos sonoros no articulados (ruidos y música). Con estas pautas cualquiera que dese montar la obra encontrará recursos prácticos y sencillos para llevarla a cabo.
Después de la lectura los lectores comprenden algo más de la historia de amor que desató una de las más grandes batallas de la historia y disfrutan de una versión divertida de los dioses del Olimpo y sus problemas cotidianos.
El libro está ilustrado por Paco Giménez con delgadas figuras humanas de largos trazos, estilizadas figuras y elegantes trajes. Todas las imágenes realzan su aspecto con distintos tonos desde el blanco al negro.

martes, 28 de agosto de 2018

Guía de monstruos, bestias y seres extraordinarios de Montse Rubio y Severina Malaespina


Guía de monstruos, bestias y seres extraordinarios

Texto: Montse Rubio

Ilustraciones: Severina Malaespina

Editorial Edelvives

Colección Álbum ilustrado
ISBN 978-84-140-1545-2
96 páginas, 23,28€, (+ 8 años) 2018.


Por José R. Cortés Criado.

Interesantísima guía de monstruos, bestias y seres extraordinarios que me ha hecho disfrutar de buenos ratos deteniédome en sus ilustraciones llenas de múltiples detalles simpáticos y esperpénticos, disfrutando de la lectura y de sus mágicas anatomías y hábitos.

Las dos protagonistas de este libro son Severina Malaespina y Pimpinela Dosplumas. La primera es una eriza intrépida y tenaz que recibió un kit de exploradora de su abuela y una caja de acuarelas, desde entonces se dedicó a pintar y soñó con llegar a ser exploradora de la Sociedad Naturalista; así que se dedica a viajar, estudiar, analizar y documentar cuanto bicho viviente se tropieza en su vida.

Pimpinela Dosplumas es amiga de la infancia de Severina, cuando vivían en en Villa Arribadelárbol, en los confines de la región Enunlugarremoto. Es una ardilla mofletuda sabelotodo, que disfruta contado cuanto ve a su alrededor, además de definir la singularidad de cada ser, ponerle nombre científico y catalogarlo según El Gran Libro de los Sabelotodos Recalcintrantes.

Junto a estas dos, está Odila Libela, una joven marta muy despistada pero que ha hecho grandes inventos como el Teteróforo, un modelo de teléfono a carbón y manivela; las Gafaroids, gafas que atrapan la realidad y la plasman en papel; el Milrostros, una máscara que se adapta para ayudar a conseguir la apariencia que desees; la Parloteadora, traductor universal de cualquier lengua conocida o no y el Chisterario, paraliza a cualquier ser que se nos acerque con no muy buenas intenciones.

Este libro nos presenta el mapa de Villa espina y alrededores: Villa Espina, Huertoespín, Jardín Sinfín, Laguna y Gran Lago y Bosque Oscuro.

En cada uno de estos lugares hay unos seres, monstruos y bestias, siguiendo el orden de los espacios son: Bestias domésticas, Seres hortícolas, Bestias jardineras, Seres acuáticos y Monstruos boscosos.

El ingenio y la capacidad de invención de las autoras se desborda en la calidad de las imágenes donde se mezclan trazos humanos, animales y vegetales en casi todos los personajes, todos ellos muy bien descritos y mejor dibujados. No se olvidan de ningún detalle y se complementan con múltiples cachivaches que le colocan sobre su vestimenta, gorro, cabeza o cuerpo.

En cada capítulo se incluye información y fichas científicas de cada ser, al final del libro está la relación de fichas y la página donde aparecen cada ilustración.

En el primer lote es curioso el Espinturero, que hace todo a gran velocidad; las Tricotosas, que son un poco divas; el Hilodorano, que teje a la velocidad de diez humanos perezosos; el Hurtogato y su domador; Ignatus mistos, descubridor de la fosfoexplosión; y Florencio de Pudres, simpático vejete dentón al que le gusta la cerveza y es capaz de pudrir todo cuanto le rodea.

El segundo lote de seres hortícolas es único, desde Cervuno, ser casi humano con un nido en el sombrero, colorido vestuario y muchas mariposas a su alrededor; al que le siguen otros seres curiosos mezcla de plantas y animales como la acelga religiosa, mitad mantis y mitad acelga; la cebolla eremita, que recuerda al cangrejo ermitaño; o el Cultivador atraepájaros, ser sin boca pero con aspecto bonachón...

Las bestias jardineras son mezcla de dragones, aves y plantas, sirvan como ejemplo Autumnus al que le encantan las setas; el señor Rojo que porta semillas y plantas; o el grupo de los esturnos formado por calabacinos, abejardos, picospardos, grilladas, cardosios y trotacaminos; mezcla de insectos, aves, duendes y plantas, todos llenos de color y vida en sus pequeños ojos y colorista vestuario.

Los seres acuáticos como Pelizancos, entre huamano y pelicano; Lucinda y don Lutrio, que viven una singular experiencia; Melodioso acuático, ataviado con sus instrumentos musicales; Verdejo, que le tiene pánico a las escobillas del váter, son maravillosos a pesar de sus deformidades.

Los monstruos boscosos mezclan características humanas, ya sea Aviagarto, que quiere volar; Porco Ventor, inventor nato; Rita Saltacaminos, una cabra algo especial; Gallirraro ser entre mantis, mariposa, gallo y pez; Trastus Cadabra, Zampapiedras, Zampajoyas, Roerrocas, Zahorí y Draconino.

He pasado una buena tarde leyendo y recreándome en las imágenes. Nadie puede leer este álbum con prisas. Se necesita tiempo para disfrutar de la belleza de esos seres que por extraños te atraen.

Seguro que gusta a grandes y pequeños porque es un álbum dirigido a todo tipo de público. Los ágrafos podrán disfrutar de tan singulares imágenes y los lectores le suman al placer visual el lector tras leer los textos descriptivos.

Ingenio, sabiduría, ironía, amor por la naturaleza, destreza con las palabras y con los colores han conseguido que este álbum sea algo especial. Enhorabuena a Montse Rubio y a Severina Malaespina por este regalo sin par.





lunes, 27 de agosto de 2018

Cerote, el rey del gallinero de Alfredo Gómez Cerdá


Cerote, el rey del gallinero

Texto: Alfredo Gómez Cerdá 

Ilustración: Jesús Gabán Bravo

Colección Barco de Vapor. Serie Azul

ISBN 9788434877283

128 páginas, (+ 7 años) 2001.



Por José R. Cortés Criado.

Alfredo Gómez Cerdá recurre a la ironía para defender la vida de los animales salvajes ante el progreso del ser humano y encarna al defensor de la vida en libertad en la figura de un pacífico rinoceronte. 

Cerote es un rinoceronte como otro cualquiera, que vive solo, atemorizado, porque el hombre lo quiere cazar para arrancarle su cuerno. Cierto día vio una estupenda granja donde vivían numerosos animales que eran cuidados por sus amos, que también cultivan las tierras cercanas.

Pensó en lo bien que vivían esos animales sin preocuparse por buscar la comida, en sus corrales, y sintió envida; así que se ofreció al señor Motolumakoré y a la señora Lumakaremoto como guardián de su granja.

Al principio causó sorpresa, estupefacción, incluso disgusto entre los habitantes de la granja y los vecinos del entorno, pero como cumplía bien su cometido todos estaban contentos. Desde los dueños hasta el último animal.

Así espantó una noche una manada de leones, otra un guepardo, otra unas hienas, otra unos monos...todos se sorprendían de semejante guardián, le echaban en cara su condición de animal salvaje y su poca estima al convertirse en un guarda, y como le dijo el león, se convirtió en el rey del gallinero. 

Ese problema le preocupaba, sopesaba su condición de animal salvaje y libre y siempre encontraba una justificación para seguir siendo uno más de la granja, sobre todo desde que se siente querido, lo alaban por su labor y le hacen regalos, desde una bañera con hidromasajes hasta una corona dorada.

Cierta noche se compadeció de un leoncito hambriento y lo dejó comer dos gallinas de la granja para que pudiera sobrevivir; este hecho molestó a todos los animales incluso a los amos, este hecho le hizo reflexionar sobre las palabras del león: Rey del gallinero.

Al fin comprende que los hombres se preocupan de su progreso y bienestar pero no del de los animales salvajes y libres y decide emprender una nueva vida en libertad enfrentándose a los peligros de la sabana antes de seguir siendo un animal domesticado.

El cartel que pidió Cerote a los niños de la casa que escribiesen como despedida fue: "Antes de que existieran los seres humanos, los animales salvajes ya estábamos aquí", texto que resume el mensaje del libro.

Gómez Cerdá hace gala de su buen estilo para llevarnos a una granja africana donde conviven multitud de animales en amor y compaña bajo la custodia de una familia preocupada por su bienestar y el de sus descendientes, sin querer saber nada del resto de los animales que viven en libertad en esa zona.

La libertad como bandera es reivindicada por el escritor en estas páginas, donde de forma sencilla se muestra como es la vida de los animales presos en sus jaulas y como debería ser para ser libres.

Buen libro que gusta a los pequeños lectores, como demuestra el hecho de llevar quince ediciones desde su publicación en 2001.

El libro tiene muy buenas ilustraciones a todo color de Jesús Gabán que nos muestra un majestuoso Cerote coronado junto a los demás animales de la granja, ya sea el avestruz, las gallinas o los miembros de la familia granjera.

Si quieres conocer más libros de Alfredo Gómez Cerdá pincha aquí.

Si quieres conocer otros libros ilustrados por Jesús Gabán pincha aquí. 



viernes, 24 de agosto de 2018

El gigante que leyó El Quijote de Eliacer Cansino


El gigante que leyó El Quijote

Texto: Eliacer Cansino

Ilustración: Isabel Osma


Colección Altamar

ISBN 978-84-216-9582-1

135 x 205 mm, 128 páginas

(+ 8 años) 2006.




Por José R. Cortés Criado.

Eliacer Cansino se inspira en el libro más importante de nuestra literatura para escribir esta historia para los pequeños lectores. Gracias a la habilidad de la maestra del pueblo y de sus alumnos, todos sus habitantes se libraron de este gigante que los tenía aterrorizados.

Todo comenzó cierto día que se dejó caer por el tranquilo pueblo el gigante Poliboros, cuando su enormidad tapó la luna, el alcalde pensó que habría tormenta, pero cuando vieron esa masa enorme desplazarse y destrozar todo cuanto se tropezaba cambió de idea.

El gigante se instaló en la iglesia del pueblo, único local donde cabía, se echaba sus sueños de siete días, comía de todo cuanto hallaba en grandes cantidades, ya sean pájaros, lechuzas, almendras o leche de las vacas.

Los pobres vecinos andaban asustados, pero la maestra tuvo una feliz idea, dejarle libros a su alcance para ver si leyendo se tranquilizaba el visitante. Sus alumnos les llevaron algunos ejemplares, que rápidamente se los comió como si fuesen galletas.

No veían solución y por si era poco, el gigante empezó a leer El Quijote y comenzó a hablar como don Quijote y hacer algunas cosas quijotescas como enfrentarse a un buzón por retener tantas letras cautivas.

En vista de que el libro le entusiasmaba, comenzaron a incluir hojas escritas y dibujadas por los alumnos para hacer del gigante un personaje más del libro, y como tampoco consiguieron un cambio idóneo, incluyeron un personaje nuevo, la giganta Dulcinea.

Como el gigante se enamoró, decidió convertirse en caballero, la maestra lo nombró como tal y se fue a realizar hazañas importantes para poder conseguir el amor de su amada. Por fin los vecinos respiraron y gracias a las cigüeñas sabían por dónde andaba cada temporada.

El autor hace gala de su buen hacer para contar con suma gracia e ingenio esta historia donde la fantasía se mezcla con la literatura clásica, recreando un personaje temible que poco a poco deja de serlo.

Las descripciones, los diálogos y algunas aclaraciones están escritas con mucha gracia, demostrando buena dosis de ironía para sus escritos.

El libro tiene unas simpáticas ilustraciones de Isabel Osma que reflejan el gigante ideado por Cansino.

Al final del volumen hay unas notas informativas sobre otros gigantes famosos ya sea clásicos como Polifemo, Atlas, Gargantua y Pantagruel,  o actuales como Shrek y Yeti.

También hay varias páginas llenas de actividades para después de la lectura, una de respuesta directa, otras inferenciales, de unir con flechas o completar.

Si quieres conocer otros libros de Eliacer Cansino pinchas aquí.

jueves, 23 de agosto de 2018

"Carla y Lechuga. Una tarde perdida" de Álvaro Núñez, Alberto Díaz y Miguel Can


Carla y Lechuga. Una tarde perdida

Texto e ilustración:

Álvaro Núñez, Alberto Díaz y 

Miguel Can


Colección Lechuza Detective

ISBN 978-84-698-3627-9

140 x 185 mm, 88 páginas

(+ 6 años), 9€, 2018.


Por José R. Cortés Criado.

Curiosa historia llena de ingenio infantil. Las deducciones, comentarios y deseos de Carla son increíbles, propios de una pequeña niña que desde su lógica todo encaja como ella lo cree necesario.

La aventura comenzó el día que Carla con su amiga inseparable, una lechuza de peluche llamada Lechuga, van de excursión a un parque con su hermano mayor y su padre.

El padre se siente feliz de llevar  a sus hijos al mismo parque al que lo llevaba su padre, les da a sus hijos todo tipo de explicaciones y detalles; Marcos está atento y pregunta sobre determinados aspectos, pero Carla se siente aburrida, así que presta más atención a su Lechuga.

Entre otras cosas le pone crema solar al peluche; su hermano se ríe y su padre intenta sobrellevar la situación. La cosa fue bien hasta la hora de comer, al padre se le olvidaron las galletas de chocolate crujiente de Carla y esta, muy enfadada, decidió marchase con su amiga Lechuga y dejar a ese hermano que se ríe de ella y de su amiga y a ese padre que no olvida la comida de su hijo pero sí la de su hija.

Dicho y hecho, Carla con Lechuga de la mano se alejaron y vivieron una tarde muy intensa en ese parque donde muchos corrían con auriculares en las orejas y no les hacían caso, otros de reían de ver a una niña hablar con un peluche, tenía hambre y se consoló comiendo pan duro que quitó a un niño despistado frente al estanque de los patos, ayudó a una niña pequeña a encontrar a su madre y cuando se sintió perdida y algo asustada encontró a su padre, a su hermano y a su perro Can.

Durante toda la tarde Carla se sintió muy feliz y bien acompañada, hablaba con su muñeco, pensaba que ellas dos podían arreglárselas solas y la cosa fue bien hasta que el hambre y otros temores la hicieron desear volver a ver a su familia.

La tarde fue provechosa para la niña, que guiada por su instinto detectivesco, investigó todos los misteriosos y sospechosos sucesos que presenció durante su marcha.

Esta es la infancia de la famosa Lechuza Detective que ya es un personaje conocido por los lectores infantiles.

Perspicaz  historia, contada mucha gracia y desparpajo por una niña que promete ser una detective de primera. Sus conversaciones con Lechuga son muy divertidas, están llenas de ingenio.

Las ilustraciones ocupan bastante espacio del libro y reflejan muy bien a los personajes y sus aventuras con una estética cercana al cómic.

Sin duda una divertida aventura de la futura detective que hará pasar un buen rato a los lectores.

Si quieres conocer dos libros de la Lechuza Detective pincha aquí.






miércoles, 22 de agosto de 2018

"Marlon. El camaleón daltónico" de Carlos Matera e Isabel Arjona


Marlon. El camaleón daltónico

Texto: Carlos Matera e Isabel Arjona

Ilustración: Carlos Matera. Matt


Colección Narrativa infantil

ISBN 978-84-698-3495-4

12€, 140 x 210 mm,

(+ 10 años) 176 páginas

2018.

Por José R. Cortés Criado.

  Marlon es un camaleón algo especial, es daltónico. Si hubiese sido otro animal a lo mejor ese no sería un problema especial, solo una diversidad, pero para alguien que depende de los colores para mimetizarse ese problema es un problemón.

El pobre llama la atención desde su nacimiento, la madre intenta sobrellevarlo y animarlo sin darle mayor importancia; su padre cree que es una originalidad que lo diferencia del resto y eso es muy importante, pero él lo ve como un gran problema.

Lo es porque no consigue camuflarse y eso le impide comer, pues los insectos lo descubren rápidamente y huyen antes de que su lengua los atrape. Es el último de los alumnos en la escuela, sobre todo, a la hora de comer.

Su abuelo le enseña a lanzar su lengua, a sujetarse en las ramas pero lo de camuflarse lo lleva peor. Tan mal le iba en el campamento infantil que, a pesar de lograr alcanzar una hojita de un enorme árbol y ser considerado un héroe, decide abandonar el grupo para vivir solo.

En su deambular solitario se encontró con orondo sapo psicólogo que intenta modificar conductas de algunos animales con trastornos diversos; a Marlon le dice que es un buen camaleón pero que debe tener cuidado con Zsa Zsa, una enorme serpiente que come camaleones.

Ahora vive hambriento y asustado, intenta pasar desapercibido envuelto en hojas pero sigue sin comer ni estar seguro.

A lo largo de las páginas le ocurre de todo: sobresaltos, miedos, hambre, enamoramiento. En fin, todas esas cosas que le ocurre a una persona o animal a lo largo de su vida, agravadas en este caso por su problema con los colores, Lo normal es que su aspecto sea multicolor e incluso fluorescente.

Al final logra vivir en paz y casarse y los camaleones dejan de asentir a todo cuanto se les dice y a desaparecer por mimetismo siempre; ahora viven felices y coloristas porque ya no tienen miedo a esa terrible serpiente. Se manifiestan tal cual son.

Los avatares de Marlon son muy divertidos; los autores despliegan un ingenio asombroso para contarnos escenas cotidianas en la zona selvática donde habitan los de su especie.

Cada capítulo encierra una diversidad de situaciones bastantes insólitas que te hacen sonreír al leer los problemas que tiene ese pobre camaleón por ser diferente al resto y porque el resto de sus congéneres pasa de sus problemas.

Interesante obra, divertida y con carga de reflexiones sobre las situaciones que viven las personas diferentes, ya sea el camaleón daltónico o la araña con problemas de personalidad que se cree un pez.

También me llamaron la atención los diferentes animales que pueblan este espacio: turutu, abeja merengue, caracol cristal, las plantas como la liana de caracol o la frescolina. Sus festivales como el Kukarock o el grupo musical Orquesta camaleónica.

Además nos explican el sistema de medidas de los camaleones: uña de tortuga, cola de lagartija, liana… todos estos términos aparecen explicados a pie de página. En fin, gracia, ingenio e imaginación desbordante para esta historia que me ha hecho pasar un buen rato de lectura.

Las ilustraciones de Matt son estupendas originales.

A lo largo de las páginas el lector encontrará algunas letras de colores. Si le apresta atención leerá un mensaje de los autores.


martes, 21 de agosto de 2018

"Querido hijo: tienes cuatro padres" de Jordi Sierra i Fabra


Querido hijo: tienes cuatro padres

Texto: Jordi Sierra i Fabra

Ilustración: Javier Olivares


144 páginas, (+ 10 años)

2017.


Por José R. Cortés Criado.

Jordi Sierra i Fabra se ocupa de un tema actual, las nuevas familias que surgen de la unión de nuevas parejas a partir de matrimonios fallidos.

En está ocasión el protagonista es Pedro, hijo único de una pareja ´”normal” que cierto día deciden acabar su matrimonio y tras muchos titubeos, frases sin sentido e intentos de decirle a su vástago que se separan, lo hacen, dejándolo supersorprendido y sin saber qué decir.

El niño le cuenta su problema a su mejor amigo, Marcos, que se manifiesta como un experto en la materia y le cuenta lo que ha oído de sus padres, sabe de otras parejas rotas o deduce.

Pedro está aterrado ante el futuro que le espera, que si sus padres se echarán novio y novia nuevos, que deberá aguantar lo que le venga encima. El chico está aterrado y no se hace a la idea de que sus padres formen nuevas parejas.

Los peores augurios de su amigo se cumplen, el padre se echa una novia más joven con un hijo, algo revoltoso y con pocas ganas de hacer nuevos amigos, y menos con el hijo del hombre que le va arrebatar a su madre.

Su madre se echó otro novio, mayor que ella y con tres hijas. La mayor es reacia a que el padre forme una nueva pareja, la pequeña se preocupa poco de ese asunto, solo la de en medio le parece bien que su padre se empareje.

Pedro se ve perdido, se imagina cómo será su vida conviviendo temporadas con un niño que no quiere ser su amigo y una adolescente que quiere a su padre para ella y sus hermanas en exclusividad. 

Al final el niño sabe cómo contentar a todos para que se pueda formar una nueva familia con dos padres y dos madres, todos dispuestos a estar preocupados por él y sus nuevos hermanos.

Sierra i Fabra trata con imaginación el tema y dota a su pequeño protagonista de la capacidad suficiente como para comprender que sus padres tienen derecho a disfrutar de una nueva oportunidad en pareja para ser felices, y que ni él ni los otros hijos que se sienten desplazados pueden poner trabas a sus mayores.

El libro se lee de un tirón. Las frases cortas de la narración, los diálogos breves y directos de sus protagonistas hacen que la lectura fluya con suma rapidez.

La lógica infantil del protagonista da verosimilitud al relato y, seguro, que los pequeños lectores disfrutarán con los problemas, deducciones y tareas que lleva a cabo Pedro para ganarse a los que se oponen a las nuevas relaciones familiares.

El chico enfoca el problema de forma positiva y busca la manera de ganarse la mistad de los otros hijos para facilitar las relaciones de los padres con sus nuevas vidas. Toda una manera lógica y madura de enfrentarse a un problema familiar que afecta a muchas relaciones de nuevas parejas formadas con retazos de otras anteriores.

Sin duda otro libro de Jordi Sierra i Fabra que gustará a sus fieles seguidores y a todo aquel neófito que abra sus páginas.

Si quieres conocer otros libros de este escritor pincha aquí. 

Si quieres conocer otros libros de este ilustrador pincha aquí.




lunes, 20 de agosto de 2018

"Cuentos españoles del siglo XIX". Edición de Juan Carlos Fernández Serrato


Cuentos españoles del siglo XIX

Edición de Juan Carlos Fernández 

Serrato

Ilustración: Beatriz Martín Vidal


Colección Clásicos Hispanos

ISBN 978-84-698-3617-0

140 x 200 mm, 400 páginas

9,90€, (+ 14 años) 2018.


Por José R. Cortés Criado.

La editorial Anaya apuesta por acercar a los jóvenes lectores una selección de cuentos del siglo XIX, época en la el cuento adquirió entidad propia como género, aunque su producción venía de mucho antes en la literatura castellana. Es en el siglo XIX cuando autores de gran valor literario deciden cultivarlo en sus variadas temáticas y estilos.

Juan Carlos Fernández Serrato prepara este volumen con una introducción que se ocupa de la época, los principales hechos culturales del momento, aclara cómo era el cuento en ese siglo, analiza a los autores seleccionados y justifica los criterios que lo condujeron a llevar a cabo esta antología.

Los cuentos recopilados son los siguientes:

El café de Mariano José de Larra
El pastor Clasiquino de José de Espronceda
Pulpete y Balbeja de Serafín Estébanez Calderón
La cruz del diablo de Gustavo Adolfo Bécquer
La Hija del Sol de Fernán Caballero
La mujer alta de Pedro Antonio de Alarcón
La leva de José María de Pereda
¡Adios, Cordera! de Leopoldo Alas Clarín
La rosa de oro de Leopoldo Alas Clarín
En tranvía de Emilia Pardo Bazán
El contador de Emilia Pardo Bazán
¿Dónde está mi cabeza? de Benito Pérez Galdós
El maestro Raimundico de Jauan Valera
Golpe noble de Vicente Blasco Ibáñez
La Niña Chole de Ramón María del Valle-Inclán.

Después de los cuentos recogidos el autor analiza cada uno de ellos. Así los lectores podrán saber que El café es un cuento muy periodístico, que Pulpete y Balbeja recoge muchos términos de germanía y expresiones andaluzas, que en La hija del sol se lee un cuento dentro del cuento, que La mujer alta es uno de los mejores cuentos de la literatura de terror española…

Está claro que esta selección de cuentos es un buen libro, que hará pasar buenos ratos a los lectores mientras disfrutan de esta muestra de buena literatura española.




domingo, 19 de agosto de 2018

"La fuerza de la gacela" de Carmen Vázquez-Vigo


La fuerza de la gacela

Texto: Carmen Vázquez-Vigo

Ilustración: Jesús Gabán

Colección Barco de Vapor. Serie Blanca
ISBN 9788434820401
64 páginas, (+6 años)
1986.


Por José R. Cortés Criado.

Otro clásico de la Literatura Infantil que perdura en el tiempo y sigue gustando tanto cono el primer día de su publicación. Yo no me canso de leerlo y comentarlo.

La sencillez de la trama, la habilidad de Carmen Vázquez-Vigo para contar y la hermosura de las ilustraciones hacen de este libro un magnífico ejemplar.
Y es que con educación y pidiendo las cosas por favor se consigue más que alardeando y fanfarroneando, y si no que se lo pregunten a los habitantes de Congolandia.

En ese reino, el de León I, se vive muy bien, todos los animales son felices y viven en amor y compaña hasta que aparece por el territorio un tigre que amedrentó a todos. La felicidad desapareció; la hija de elefante lo vio y dejó de barreras del susto. Ni decir tiene que ya ningún animal del reino volvió a vivir tranquilo. 

León I convocó a sus vecinos para buscar la decisión adecuada y pidió voluntarios para espantar al intruso y ninguno dio un paso al frente, así que su hijo Leoncín, que ni siquiera sabía rugir, se ofreció voluntario, y para no ser menos, se sumaron el elefante, la serpiente y el leopardo.

Los cuatro volvieron con el rabo entre las patas: el león sin la borla de su cola, la serpiente sin media piel, el leopardo cojo y el elefante sin poder usar su trompa. Marcharon orgullosos y ufanos y regresaron cabizbajos y mustios.

Como todos los habitantes temblaban atemorizados, se ofreció la gacela para mediar ante el tigre, los demás se rieron. ¿Cómo pensaba ese animal tan indefenso, sin garras, sin fuerza, sin colmillos, sin veneno sin...que iba a vencer al fiero visitante?

Todos temían su muerte, pensaban que sería eliminada en un pispás y nadie salía de su asombro cuando la vieron parlamentar con la fiera tranquilamente. Al moverse esta, todos pensaron que iba a comérsela, pero algo le dijo al oído la gacela, que el tigre se puso a caminar tras ella camino de Congolandia.

Al final todos volvieron a vivir tranquilamente, no hay nada como la amistad y las buenas maneras para cambiar las cosas, y es que nadie pensó en ofrecer su amistad al pobre animal que vivía solo y asustado a pesar de su fiero aspecto.

La lección que los pequeños lectores sacarán de este libro es que la buena educación y la capacidad de dialogar obran milagros entre las personas, porque la empatía, el valor de la palabra, la amistad y las buenas maneras son fundamentales para una convivencia en armonía con los demás.

Si maravilloso es el texto, de semejante calidad son las ilustraciones de Jesús Gabán, conformando letras y dibujos un libro mágico, donde la alegría de las palabras se ven complementadas con esos encantadores animales personificados, bien sea el rey con su chaqué y corona, la elefantita con su lazo rosa en la frente, el leopardo con sus hermoso ojos verdes o las largas pestañas de la estilizada y elegante gacela.

Magnífico libro ilustrado que forma parte de muchísimas bibliotecas desde su primera edición en septiembre de 1986 y no deja de ser leído.

La editorial SM ofrece en su página web un cuaderno de actividades para los maestros que deseen trabajar el libro en clase.