domingo, 28 de febrero de 2016

Un fin de semana de los cinco de Enyd Blyton

Un fin de semana de los cinco

Texto: Enyd Blyton

Ilustraciones: Marina Vidal

Traducción: Federico Ulsamer


Colección Los Cinco

14 x 21 cm, 222 páginas


2015



Por José R. Cortés Criado.

Enid Blyton vuelve a crear una aventura para los cinco que te atrapa desde su inicio, y aunque los lectores conocedores de la colección saben que algo les ocurrirá para iniciar una hazaña nueva y con final feliz, no por ello cejan en el interés por su lectura.

Es llamativo la libertad de que gozan estos cuatro niños y su perro Tim y la naturalidad con que padres, profesores y lugareños de cualquier aldea los ven deambular solos por bosques, páramos y lagos misteriosos sin que nadie les reprima ni les prohíba llevar su proyectos a cabo.

En esta ocasión los chicos, Dick y Julián están en su colegio interno; las chicas en el suyo, también, y como tienen un fin de semana largo de vacaciones, deciden aventurarse por lugares desconocidos para vivir esos días en contacto con la naturaleza.

Así que quedan en un lugar concreto para, siguiendo unos mapas de la campiña inglesa, recorrer con sus mochilas a cuestas varios parajes singulares, pero nada más llegar al primer pueblo, comprar provisiones e iniciar la marcha, Tim, el perro, se mete en una madriguera tras un conejo y se lastima una pata trasera.

Julián, el mayor, y Jorge, la dueña del perro, se desvían de su ruta para acercarse a la lejana casa del veterinario; Dick y su pequeña hermana Ana, continúan el camino para llegar a la granja donde piensa pasar la noche antes de que esta llegue, pero la lluvia, la oscuridad y lo poco señalizado que está el campo, hace que terminen en una casa sucia, poco cuidada, habitada por una señora sorda y su hijo, un maleducado.

A Ana le permite pasar la noche en el desván, pero a Dick lo manda al pajar; este, esperando que su hermano y su prima lleguen a pasar la noche, se duerme y lo despierta una persona extraña que le dice, a través de una ventana en plena noche oscura, unas palabras en clave y le tira un papel al interior del pajar.

Al ser de día ambos niños huyen de esa casa y de sus desastrosos dueños; por fin encuentran al resto de la pandilla, que iban a denunciar su desaparición; les cuentan lo sucedido, comen y deciden investigar qué quieren decir esas palabras, una vez que saben que la noche anterior se fugó un preso muy peligros de la cárcel del condado y que el policía de turno no le da credibilidad a la historia con palabras en clave que Dick recibió en plena noche.

Este es el inicio de la aventura que los lleva a una casa quemada y abandonada, en cuya bodega subterránea deciden pasar la noche. Al día siguiente localizan los cuatro puntos marcados en el papel y deducen que allí debe haber algo escondido, y al ser un mensaje entre malhechores, seguro que es el botín de un robo.

Mientras todo esto sucede, los chicos comen con muchas ganas, como siempre, en numerosas ocasiones; les encanta comer. Utilizando su intuición, van descifrando paso a paso las claves del enigma; descubren a un hombre y una mujer que persiguen lo mismo que ellos, con la diferencia que los cinco no saben qué buscar, los otros sí.

Gracias a su valentía, habilidad, intuición y sabiduría, consiguen hacerse con las joyas ocultas en el lago y logran despistar a los compinches del ladrón que permanece en la cárcel; él acaba con el tobillo roto y ella en tierras pantanosas que le impiden desplazarse.

Al fin la policía admite que los chicos tienen razón, que las joyas que han recuperado pertenecen a una reina que visitó recientemente el país, detienen a los malvados y los chicos vuelven a tiempo de reanudar las clases.

Bonito final para esta historia que, como ellos reconocen, ninguno de sus compañeros creerá, por lo rocambolesca que ha sido y los peligros que pasaron.

A lo largo de las páginas, de fluida lectura, la autora va reflejando la sociedad de la época, sus costumbres, gustos y dibujando el carácter de los personajes; si Jorge es una chica que prefiere parecer un chico; su prima Ana, la menor del grupo, es el prototipo de mujer tranquila, sumisa, ordenada, esplendida ama de casa, que disfruta preparando el desayuno, arreglando las camas y ordenando el espacio donde conviven; y, aunque es temerosa, no quiere perderse ninguna a ventura y cuando quieren dejarla al margen de cualquier lance, se ofende, porque quiere estar en primera línea aunque tenga algo de temor y sea asustadiza.

También llama la atención las palabras que Enid Blyton dedica al perro Tim, son de elogio y comentarios como de si otra persona se tratara, lo dibuja como un ser muy inteligente, valiente y un amigo más de la pandilla.


Buen libro este volumen que hace el número diez de la colección Los Cinco que está reeditando la editorial Juventud con gran éxito editorial. 

Si quieres saber más de otros libros de la misma autora pincha aquí.

viernes, 26 de febrero de 2016

La Academia de Amelia Drake

La Academia. Primer libro.

Amelia Drake

Traducción: Sara Cano


Colección Las Tres Edades

Rústica con solapas

150 x 230 mm, 232 páginas

( + 10 años) 2016




Por José R. Cortés Criado.

Este primer volumen de una colección nueva de la editorial Siruela abre un mundo donde la vida de los huérfanos está organizada por instituciones serias y responsables, aunque las apariencias siembran dudas sobre la realidad que se les ha prometido a los acogidos.

La protagonista de este volumen es Twelve, se llama doce no por la edad, sino porque fue el huérfano número doce rescatado de la calle por Miss Kindheart, ese año llamado el Año de los Records o Año Negro de los Abandonados.

Esta niña vive en un centro para niños especiales, aquellos de los que nadie quiere saber nada. Allí todos los acogidos en el centro suelen permanecer durante doce años, son  educados bajo normas muy estrictas.

Cuando alcanzan esa edad deben realizar un examen para inscribirse en una Academia de las dieciocho existentes, donde recibirá la formación necesaria para ocupar un puesto en la sociedad.

Twelve quiere ser camarera, pero los test que rellena la encaminan en otra dirección, desconoce cuál será su destino, al  igual que todos sus compañeros y espera con ansiedad la salida al exterior. Ninguno de los acogidos ha pisado la calle, su mundo se reduce al centro donde viven, salvo si son adoptados.

Cuando va a ser transportada a su Academia, curiosamente la desconocida número diecinueve, junto a otros compañeros y una niña de menor edad que va a casa de la familia que la ha acogido, un grupo terrorista vuela el puente por donde circula el coche de caballos que los transporta; salvo uno de ellos todos son salvados y llevados a la Academia de ladrones.

La vida es más dura en este centro que en anterior, Twelve desea huir, primero porque esa no es la formación que quería para ella, segundo porque no le gusta esa forma de vida y las normas que rigen el centro y, sobre todo, porque quiere que la pequeña Nino viva con su familia de acogida, porque será lo mejor para ella.

La trama de la novela que se inicia en el primer centro de acogida, sus normas, forma de vida y relaciones internas, sigue con el nuevo centro y los deseos de huir, de regresar a su “hogar”, de aclarar todo con Miss Kindheart, pero algo altera sus planes y llega un final donde las puertas están abiertas a nuevas aventuras.

Los autores presentan una sociedad bien definida, unos niños ávidos de vida y experiencia, unos adultos que se esfuerzan en encauzar la vitalidad de sus pupilos según sus normas y deseos, al margen de los interese de ellos.

Twelve es testaruda, intrépida, constante, atrevida, sincera, soñadora; una heroína para la sociedad donde se desenvuelve que no duda en enfrentarse al poder establecido.

Es una novela bien construida, la trama muy bien hilvanada, la descripción de lugares, personajes, normas de convivencia y relaciones personales son excelentes; y la acción es constante.

Reúne los requisitos necesarios para una buena saga llena de misterio, acción, fenómenos extraños, personajes nobles y villanos, circunstancias excepcionales; y una heroína de gran inteligencia y sagacidad.

Bajo el seudónimo de Amelia Drake se ocultan dos autores de reconocido prestigio y éxito en Italia, Pierdomenico Baccalario y Davide Morosinotto.

miércoles, 24 de febrero de 2016

Una fiesta sorpresa de Pat Hutchins

Una fiesta sorpresa

Texto e ilustraciones: 

Pat Hutchins

Traducción:

Óscar y Sandra Senra Gómez


255 x 203 mm, 32 páginas

Cartoné. 2016

Por José R. Cortés Criado.


El día que Conejo quiso preparar una fiesta sorpresa ni se le pasó por la mente lo que iba a suceder. Contó su proyecto en secreto a Búho y este lo oyó mal y lo transmitió a Ardilla tal como creyó que era; Búho hizo lo mismo a Pato, Pato interpretó lo escuchado y se lo dijo a Ratón y… Esta acumulación de disparates crea confusión y divertimento en el lector.

A modo del juego infantil que en algunos lugares se llama “el teléfono averiado” cada personaje repite el mensaje recibido según lo entendió y cada vez lo que se comunica está más alejado de la realidad, así hasta llegar al último interlocutor.

En esta ocasión, lo que prometía ser una fiesta divertida se alejaba de lo previsto, puesto que cuando Conejo fue a Rana y le dijo que tenía una sorpresa para ella, esta le dijo que no porque sus poemas le harían dormir; Zorro le respondió que no quería entrar con ella en la caseta; Ratón, que no le apetecía montar en una mofeta porque no soportaba su olor…; nadie quería ir con Conejo porque a nadie le interesaba lo que creía cada uno que iba a hacer.

Menos más que Conejo fue inteligente y gritó antes de que se alejasen todos que su idea era celebrar una fiesta sorpresa y no todos esos disparates que decían sus amigos. Al fin la amistad y la alegría primaron sobre los malentendidos.

Ingeniosa historia llena de imaginación que divertirá a los pequeños lectores a la par que los animará a inventar nuevos mensaje siguiendo la cadena del libro, desarrollando así su imaginación y vocabulario.

Pat Hutchins inventa la trama y crea los personajes con un estilo propio de reproducir el mundo animal; destaca sobre todo la intensidad de los colores sobre el fondo blanco, predominando los tonos verdes y amarillos, pasando del naranja al marrón.

Además cada animal tiene el cuerpo lleno de pequeños detalles para diferenciar su pelo, plumaje o cola. Simpático es el cuerpo de Conejo cubierto de puntos y rayas; el de Búho donde se mezclan tonos amarillos, rojos, naranjas, marrones y verdes y se ven perfectamente marcado los diferentes tipos de  plumas en cabeza, cuerpo, alas y cola.
El campo, en tonos verdes, está muy bien trazado marcando las diferentes plantas, flores y frutos según el lugar donde se desplazan los personajes.

Bonito álbum ilustrado que ayudará a pasar un buen rato a los lectores independientemente de su edad.





lunes, 22 de febrero de 2016

El corazón y la espada de Rocío Rueda

El corazón y la espada

Rocío Rueda


Colección Narrativa Juvenil

Rústica con hilo y solapa

240 páginas, 14 x 21 cm,

(+14 años). 2015






Por José R. Cortés Criado.

Rocío Rueda vuelve a escribir una novela ambientada en el pasado; aunque ella no indica fecha alguna, todos volvemos la mirada a la Edad Media cuando habla de castillos, combates entre caballeros, monjes, justas, escuderos…

En esta ocasión el peso de la historia lo lleva de nuevo una mujer, la bella y joven Jimena, hija de un noble fiel al rey, aunque no sumiso, ya que suele decir la verdad aunque al monarca no le guste.

Jimena vive en un castillo bajo la custodia de su aya, su madre falleció, y de un anciano amigo de su padre. Conoce todos los recovecos e incluso sabe salir del recinto amurallado por un pasadizo secreto.

La chica se ve inmersa en una aventura singular. Su padre es asesinado y acusado de traidor al rey en el castillo donde viven. El principal conspirador desea convertirla en su esposa contra su voluntad. Ella no desea desposarse, lo único que quiere es devolver el honor a su padre tras demostrar su lealtad al rey.

Jimena huye durante la noche del castillo, pierde el conocimiento, es rescatada por un titiritero y llevada lejos de su castillo y se recupera en Burgos, ciudad donde intenta que un escribano le recupere el texto borroso de un documento que tenía su padre en su mano cuando lo asesinaron.

 En Burgos quieren robarle el manuscrito y asesinarla, huye con la ayuda de Samuel y su familia, gitanos trashumantes. Se corta su pelo rubio y se lo tiñe de oscuro, viste como sus nuevos amigos. Después se viste de joven y se hace pasar por escudero.

Cuando se siente perdida un fraile le ofrece cobijo en el Monasterio de Silos, allí aprende a hacer mejunjes medicinales, y con la ayuda de otro joven escribano, empieza a descifrar el mensaje manuscrito.

Se va del monasterio por temor a ser descubierta, quiere llegar a Navarra para conocer la identidad del autor del mensaje, se encuentra en el camino con el antiguo escudero de su padre y un caballero amigo, ambos desconocen la identidad de la joven.

Tras múltiples peripecias, enamoramientos, sustos… y tras un largo viaje al estilo de las novelas góticas, vuelve a su origen, al castillo de  Saldaña, donde todo se aclara y termina unida al joven escudero, convertido en caballero por el rey tras su lealtad y valentía.

La escritora vuelve a escribir con interés y agilidad, atrapando al lector desde su inicio, pues la aventura nunca decae a lo largo de las doscientas treinta y seis páginas.

Cada capítulo finaliza con un nuevo inicio de viaje o aventura, dejando en suspenso el desenlace de la trama y animando a lector a iniciar el siguiente capítulo.

En esta novela están presente todos los elementos clásicos de las novelas medievales: señores feudales, reyes, nobles, pueblo llano, monjes, titiriteros, escuderos, ayas, señoras nobles de piel nívea y pelo rubio intenso, combates, justas, escribanos, frailes…

Buena historia, bien hilvanada, de esta joven con cuerpo de mujer y corazón de guerrero.



jueves, 18 de febrero de 2016

Soy una máquina de Jordi Sierra i Fabra

Soy una máquina

Jordi Sierra i Fabra


Colección Algar joven 

130 x 205 mm, 216 páginas

2015







Por José R. Cortés Criado. 

Este volumen que publica la editorial Algar recoge una selección de diez relatos escritos en distintos momentos de su vida profesional por Jordi Sierra i Fabra. Al final del libro en el apartado llamado Créditos deja constancia de la fecha en las que los escribió y en las que los retocó para curiosidad de los lectores.

El relato que da título al libro indica la sorpresa que recibe un ser cuando descubre que no es humano y creía serlo. Así se lo cuenta el protagonista a su amigo que tras consolarlo hace también un desconcertante descubrimiento que sorprende a los lectores.

3001 (aproximadamente una odisea literaria) muestra la sorpresa de la esposa al recibir un regalo maravilloso de su marido, un libro de más de mil años, no sabe cómo cogerlo, si es frágil, si contamina, si…, en fin lo que imagina Sierra i Fabra que sucederá dentro de mil años.

Mis otros yo no es ni más ni menos lo que nos pasaría si entrásemos en una máquina que leyese nuestro pasado presente y futuro y nos mostrase estas tres fases de nuestra vida.

Beatles XXI como puede imaginar el lector, en esa época aún seguirá gustando la música del grupo inglés, que tanto fascina al escritor.

El segundo, lo que puede acontecer en un segundo en una nave espacial cuando un chispazo altera el desarrollo de la vida diaria, insólito y extraño.

3001 (aproximadamente) una odisea urbana, este relato consta de prólogo y epílogo y refiere las tribulaciones de una pareja que en un tiempo futuro quieren tener su propio habitáculo y se encuentran con una enorme burocracia que nunca antes había sentido en sus quehaceres diarios.

Puro realismo, un relato de terror que tiene a la protagonista paralizada sin poder hacer nada ante los actos de violencia que se llevan a cabo en su presencia. El final te hará sonreír por su normalidad.

El ente, un hecho tan insólito, una luz asustada se introduce en el cuerpo de una persona y esta actúa según los deseos de ese ente sin poder evitarlo, pero nadie le cree, menos la policía, hasta que llega el final.

Un día como otro cualquiera tiene una escena única en una habitación con tres personajes que viven aislados y sorprendidos pero que al final desconciertan al lector cuando leen que la cámara retrocede y los barrotes caen delante de la ventana.

La cabeza de J.K. es la más extensa de las narraciones recopiladas en este libro, narra el insólito hecho de descongelar en el año 2107 una cabeza que fue criogenizada en 2013. Después de ser analizada, puesta al día de todos los acontecimientos que sucedieron tras su criogenización e implantarle un cuerpo, la cabeza tomó la decisión que consideró más justa para su vida.

Son relatos sencillos, escritos con la agilidad que caracteriza al autor catalán que sorprenderán por la imaginación desbordante en esas sociedades que sospecha nos deparará el futuro, pero sobre todo por sus finales, no por inesperados menos desconcertantes.

Un buen libro con la mirada puesta en un futuro lejano donde los seres vivos serán nuestros descendientes pero no necesariamente serán como nosotros, ni tendrán nuestra lengua ni nuestros conocimientos.

Si quieres leer otras reseñas sobre libros de Jordi Sierra i Fabra pincha aquí. 



martes, 16 de febrero de 2016

El escarabajo de Horus de Rocío Rueda

El escarabajo de Horus 

Rocío Rueda

Editorial Oxford

Libro Juvenil

240 páginas




Por José R. Cortés Criado.

Esta autora realiza un viaje por el antiguo Egipto y para ello nada mejor que un sueño. La historia comienza cuando una jovencita y su hermano se encuentran en el Museo de Louvre visitando a su padre, egiptólogo de prestigio y colaborador con dicho museo, y quedan encerrados en una sala.
De un pequeño accidente surge la trama. El hermano pequeño, Miguel, cogió un escarabajo sin saber los poderes que contenía y se le resbaló de las manos descomponiéndose en miles de piedrecitas y liberando al malvado Seth.
Tras el cataclismo que produjo el fraccionamiento del escarabajo Clara se encontró en la antigua ciudad Alejandría, e  intentó localizar a su hermano pero no lo consiguió, así que se dedicó a esperar acontecimientos mientras lo hallaba. Se maravilló de la sabiduría de los habitantes de esa ciudad, de su biblioteca, de sus olores…, hasta que la ciudad fue arrasada y sus habitantes hechos esclavos por el faraón para poder construir una gran pirámide.
La joven también fue apresada, en su peregrinar hacia el desierto hizo amistad con un chaval alejandrino y juntos vivieron aventuras, sufrieron riesgos, tuvieron temores y sintieron deseos de impartir justicia, además conocieron al hijo del faraón, futuro Ramsés II.
Los primeros le cuentan al segundo las atrocidades que cometía su padre para conseguir construir la mayor de las pirámides y él heredero les reveló que todo se debía a una maldición provocada por la liberación del dios Seth que no dudó en matar a su hermano Osiris y enemistarse con la diosa Isis. Para lograr acabar con el maleficio y devolver al dios Seth al escarabajo donde se encontraba recluido, los tres jóvenes debían superar numerosas pruebas.
La novela se puede catalogar de juvenil, pues sus protagonistas son jóvenes, de viajes, porque deambulan por distintos territorios, de aprendizaje, pues maduran, aprenden mucha mitología egipcia y adquieren experiencias suficientes para enfrentarse a todo tipo de enemigos, humanos, climatológicos, animales, dioses…
Los lectores vivirán una serie de aventuras que bien hilvanadas harán la lectura ágil y los animará a saber qué ocurrirá más adelante mientras atraviesan el desierto, caen por una grieta abierta en el suelo, intentan escalar una pared lisa o quieren abandonar el laberinto donde los persigue una enorme serpiente. Al final superarán todas las pruebas, nos contarán muchos pasajes de la mitología egipcia, de la vida de los faraones, de sus honras fúnebres y conseguirán salvar a Miguel que había sido elegido como la víctima para la ofrenda a los dioses.
La autora demuestra una gran pasión por la mitología que sabe comunicarla al lector y lo envuelve en una serie de acciones encadenadas hasta el final del relato. 

Los lectores conocerán lago más del antiguo Egipto después de su lectura. Rocío Rueda escribió una segunda novela, El brazalete mágico, que tiene el mismo patrón que esta, ambientada en la antigua Grecia.


domingo, 14 de febrero de 2016

Y de repente, echándola de menos de Carmela Trujillo

Y de repente, echándola de menos

Carmela Trujillo


Colección Novela Juvenil

135 x 195 mm, 

84 páginas


2015





Por José R. Cortés Criado.

Carmela Trujillo escribe esta obra pensando en un público adulto, después la adapta al público juvenil y la editorial Zonacuario de Quito, Ecuador, la publica. La novela resultó finalista en el Certamen Hontanar de Narrativa Breve en 2011.

A lo largo de las páginas el lector va a descubrir la vida de una joven, la pequeña de cuatro hermanas, que vive con el recuerdo permanente de su madre fallecida tras un accidente de coche y con la presencia de un padre, al que ve periódicamente para no romper el lazo familiar, pero por el que no siente gran interés, dado que es una persona déspota, autoritaria y falta de tacto para las relaciones humanas y afectivas con sus hijas.

Esa falta de amor, ese estar perdida después de la ausencia de la madre, la persona cariñosa y afectiva que apuntala la unión familiar, la lleva a una encrucijada donde el dolor y el desencanto la empujan a iniciar una nueva vida, una vez roto los lazos que la ataban a un pasado sin visos de futuro.

La madre es capaz de decir frases como: “La función de los tiranos es convertir en santos a los que conviven con ellos.” El padre solo atina a decirle a su hija que menos mal que no es escultora, porque si lo fuese su casa estaría llena de polvo y piedras, pero como es pintora solo hay pintura y olores fuertes y remata la faena diciéndole: “Tampoco se te da bien la cocina, ¿no?”

Si tormentosa son las relaciones paterno filiales, mayor aún es la afectiva con su pareja. Arrastra una relación intermitente con un actor afincado en Málaga; ella sigue adherida a ese clavo ardiente y se desplaza a veces de Madrid a la costa del sol para un nuevo reencuentro y un nuevo reinicio de una relación que no conduce a nada; cuando la protagonista acepta la realidad, es él el que parece no verla e intenta darle un nuevo giro a la relación pero ella lo tiene claro y sabe qué camino debe seguir en el futuro.

El final del relato es una llamada a la alegría, un inicio de una nueva forma de vivir que seguro traerá buenas nuevas, aunque eso siempre va a depender de la actitud que tome la protagonista del relato.

Estupenda novela corta que te atrapa desde el inicio y difícilmente puedes dejar de leer, y te hace sentirte cómplice de esa pintora que deja una vida cómoda y un novio concejal por un compañero actor y una vida bohemia, pintando cajitas de regalo o vendiendo cuadros en ferias medievales por los pueblos de España.

Sin duda el lector se enfrenta a un libro que le hará discurrir sobre las relaciones familiares y de pareja, ya que la autora intercala en la narración reflexiones personales de los protagonistas con una gran carga significativa que sin duda le hará recapacitar.

La escritora ha adoptado dos puntos de vista para la novela; por un lado está la protagonista, quien nos va a narrar los acontecimientos desde su óptica de una manera directa y  con dureza. El libro comienza así: “Mi madre esperó dos meses para morirse, aunque no pensábamos, entonces, que iba a morirse. No tan pronto, al menos.”

Junto a esta visión en primera persona, aparece el narrador omnisciente, que desde la distancia de la tercera persona va a desgranar el relato a modo de contrapunto de la primera voz. Ambas voces llegan a mezclarse a lo largo de las páginas, aunque nunca llegan a confundirse.

Si quieres leer la crítica de otro libro de Carmela Trujillo, pincha aquí. 


sábado, 13 de febrero de 2016

Nacho va a la biblioteca de Liesbet Slegers

Nacho va a la biblioteca

Texto e ilustraciones: 

Liesbet Slegers


Colección Nacho y Laura

21 x 22 cm, 32 páginas

Primeros lectores

2015


Por José R. Cortés Criado

Liesbet Slegers nos presenta a un niño pequeño que va por primera vez a la biblioteca pública de la mano de su padre; con ingenio y gracia el autor va presentando los diferentes espacios bibliotecarios y explica el proceso a seguir para llevarse prestado un libro a casa.

Al abrir el libro, en las páginas de la derecha se muestra una imagen a todo color del protagonista, Nacho, y en las de la izquierda, el texto de la historia.
Lo primero, la presentación del niño y avanza lo que van a hacer, está ilusionado por ir a la biblioteca porque sabe que hay muchos libros.

Luego su papá le muestra las estanterías de infantil, separada de la de los mayores; luego observa los álbumes ilustrados,  y se va a la zona de lectura para disfrutar con un libro de animales, y como quiere llevar alguno a casa pregunta qué ha de hacer, observa lo que hace la bibliotecaria, y llega a casa pensando si a mamá le gustará le libro elegido.

Antes de que su mamá se ponga a leer con él, Nacho observa las láminas; después escoge el libro de patito para que mamá se lo lea a él y a su peluche. 

Cuando toca devolverlo, Nacho lo hace muy contento porque siempre encuentra algún otro más divertido y bonito que el anterior, y es que disfruta mucho leyendo con papá y mama.

El autor manda un mensaje muy claro, los niños leen si sus padres leen con él; y no hay nada más divertido para un niño que hacer cosas nuevas y cosas que hacen los adultos como es leer, ir a la biblioteca y ser él el que elige su libro y lo pide prestado.

Buena enseñanza para grandes y pequeños, recogidas en unas pocas páginas llenas de color e imaginación, acompañadas de pequeños textos.

Muy buen libro para iniciar en el campo de la lectura a los neolectores.

Si quieres leer otras críticas de libros de esta autor pincha aquí.




jueves, 11 de febrero de 2016

Los Cinco lo pasan estupendo de Enid Blyton

Los Cinco lo pasan estupendo

Texto: Enid Blyton

Ilustraciones: Marina Vidal


Colección. Club de los Cinco

Cartoné, 14 x 20 cm,

240 páginas, 2015.





Por José R. Cortés Criado.


Los Cinco vuelve a tener otra aventura de las suyas; en esta ocasión los tres hermanos, Ana, Dick y Julián, se van de acampada libre mientras su prima Jorge está en casa por culpa de un resfriado.

Recuperada esta, coge un tren con su perro Tim para unirse al grupo y disfrutar de la vida en el campo. El lugar es espléndido y a él llegan unos gitanos titiriteros de un circo. En encuentro no es grato, los feriantes no ven con agrado la presencia de niños, porque uno dejó escapar los canarios de un número circense.

Al mismo tiempo dos científicos desaparecen y la prensa sospecha que se van del país para vender sus conocimientos a otra potencia; y los feriantes desplazan las caravanas de los niños lejos de las suyas.
Julián propone marcharse al día siguiente porque no son bien recibidos por los feriantes, pero observando la torre que queda en pie de un castillo distinguen una cara en la que destacan dos grandes cejas que las asocian con uno de los científicos desaparecido.

Al día siguiente llega Job, una niña con aspecto de chico, como Jorge, sobrina de un miembro del circo; cuando se entera del trato distante que le dispensan los feriantes se enfada, porque son sus amigos y la ayudaron cuando su padre entró en la cárcel.

Ahora todo es amabilidad, los del circo muestran sus habilidades delante de los niños, los invitan a comer, cosa que les encanta, conocen las habilidades del hombre goma, del hombre del látigo, del traga fuego, del encantador de serpientes, del lanzador de cuchillos..., en fin de todos.

Los cinco y Job deciden investigar en el castillo y, gracias a Tim, descubren unos pasadizos secretos que conducen hasta la torre dónde está secuestrado un científico, y tras múltiples peripecias logran localizarlo pero son descubiertos por su secuestrador, y todos salvo Job quedan apresados en la celda.

Job pide ayuda a su familia y después de varias acrobacias y lanzamientos de cuchillo, logran sacar a los encerrados, y aunque los secuestradores intentan huir, Job y la serpiente boa Belle los hacen retroceder hasta la celda y son encerrados hasta que al policía llega.

Enid Blyton vuelve a narrar otra aventura del grupo de chicos y chicas que siempre andan en líos de los que salen bien parados gracias a su desinteresado interés, a sus ganas de ayudar a los demás, su sentido de responsabilidad y su buen hacer.

Además siempre disfrutan de paseos por el campo, de comidas, meriendas y helados en todos los pueblos donde llegan.
Una constante en todas las historias es la enumeración de lo que comen, cenan o meriendan, y de los deseos de Ana, la pequeña del grupo, en ser la mujer modelo de la época, femenina, casera, hacendosa, preocupada siempre de las tareas domésticas, ya sean compras, organización de la caravana o limpieza.

También la seriedad y responsabilidad de Julián, el mayor del grupo; las ganas de comer y divertirse de Nick; y los deseos de Georgina de parecer un chico y de que la llamen Jorge.

Buena historia que sigue haciendo disfrutar a los jóvenes lectores tal como hizo con sus padres en otra época; son narraciones imperecederas, aunque la sociedad haya cambiado y hoy los chicos no gocen de tanta libertad para desplazarse solos e inmiscuirse en tantos problemas, pero los valores que los mueven y las ganas de vivir aventuras siguen siendo actuales.

Si quieres conocer más libros de esta autora pincha aquí.

domingo, 7 de febrero de 2016

Héroes por casualidad de Laura Gallego

Héroes por casualidad

Texto: Laura Gallego

Ilustraciones: José Luis Navarro


Colección Altamar

Tapa dura con sobrecubierta

176 páginas, (+ 12 años)

2016


Por José R. Cortés Criado


Laura Gallego vuelven otro libro de dragones, magos, enanos, duendes, elfos, brujos, espadas mágicas que hablan y piensan, reyes, reinas, princesas y demás elementos de ese mundo mágico que ya expuso en la anterior obra con los mismos protagónicas, Mago por casualidad.

En esta ocasión la oronda reina está preocupada por la díscola de su hija, la princesa Griselda y la ausencia de novio a la vista, por lo que apremia al rey para que le busque un marido a su retoño.

La princesa gusta de salir en busca de dragones, estar con sus amigos: Ratón, aprendiz de mago que ocupa la plaza del titular de palacio por un incidente que los lectores descubrirán nada más comenzar la lectura del libro; y con Lila, jovencita que viste como un chico y se dedica a robar a toda persona que se le acerca.

El rey accede a buscar un príncipe para su hija y no se le ocurre otra cosa más que convocar a todos los jóvenes deseosos de convertirse en reyes, para ello solo les pide que le traigan el centro del Gran Brujo del País de los Espantos.

Numerosos pretendientes acudieron a palacio, la mayoría ni siquiera inició la empresa, solo quedaron un hombretón bruto y corto de luces, un elfo que hablaba en verso, un enano gruñón, un anticuado caballero y un misterioso caballero vestido con armadura negra que ocultaba su cara. Este es el preferido de la princesa Griselda, esta le pidió a sus amigos, Ratón y Lila, que lo acompañasen y le ayudasen en su empresa.

Todos partieron con muchas ganas y hubieron de superar numerosas pruebas hasta conseguir el cetro, atraviesan lugares con nombres tan mágicos como el Bosque-Tan-Peligroso-Que-De-Él-No-Vuelve-Nunca-Nadie o el País de los Espantos; el caballero negro y sus acompañantes se enfrentan al dragón Colmillo-Feroz, rescatan de sus garras a la princesa Bellaflor, a la que llaman Bellorona por sus llantos; al Conde Ramiro de afilados colmillos y gustos vampirescos; a la bruja Adefesia, y hasta a los esbirros y a los esbirrios.

Laura Gallego desborda grandes dosis de imaginación y de ironía. Los diálogos entre los personajes son directos y desenfadados, cuando se enfrentan a una bruja o a un dragón rozan la hilaridad.

Los lectores disfrutarán de la aventura, pues en cada capítulo hay algún problema nuevo que solventar y la gracia de los diálogos no decaen hasta el final, cuyo desenlace sorprenderá al lector, sobre todo cuando se descubre la verdadera intención del rey cuando impuso como condición conseguir el cetro del Gran Brujo.


Es un libro mágico muy del estilo de Laura Gallego, donde la realidad y la fantasía cabalgan de la mano desde el principio hasta el final.


viernes, 5 de febrero de 2016

Mi primer libro sobre Cervantes de Rosa Huertas

Mi primer libro sobre Cervantes

Texto: Rosa Huertas

Ilustraciones: Beatriz Castro


Colección Mi primer Libro

20 x 26 cm, 32 páginas

Cartoné (+ 5 años) 

2016



Por José R. Cortés Criado.

La editorial Anaya se suma a los homenajes a Miguel de Cervantes en el cuatrocientos aniversario de su fallecimiento con esta obra de la escritora Rosa Huertas, que vuelve a mostrar su pasión por la escritura y su buen hacer.

El protagonista es un niño llamado Lucas que vive en un edificio muy antiguo del centro de Madrid y tiene un vecino muy particular. Él no reparó en ese hombre hasta cierto día que la maestra le habló de Miguel de Cervantes y de su libro Don Quijote de la Mancha y vio el retrato de aquel en el libro de Lengua, resultó ser igual a su vecino: cara alargada, nariz grande, barba plateada, grandes bigotes, boca pequeña y frente despejada.

Esa misma tarde se cayó por las escaleras y le ayudó el vecino a levantarse, para su sorpresa, no podía mover la mano izquierda; según le dijo la perdió en la batalla más importante de la historia; también le contó que su padre fue practicante y que se llamaba Miguel.

Al día siguiente le contó que había estado prisionero de los turcos, también la historia de una gitanilla que iba pidiendo por las calles de Madrid, aunque era una princesa; le habló de Rinconete y Cortadillo, de un señor que se creía de vidrio y de Don Quijote.

De esta amistad entre niño y anciano surge un Lucas ávido de contar historias que recibe una carta de su vecino y se sorprende de su ausencia.

En la carta Miguel le agradece su amistad y lo anima a creer en el poder de su imaginación y, sobre todo, le dice que esté vigilante porque alguien escribirá un libro en el que él será protagonista, hecho que ocurre en este.

Lucas termina dando un consejo a los lectores: “No hay que dejar de leer ni de imaginar, eso nos dará superpoderes”.

Un buen libro para acercar la figura del escritor manchego de forma actualizada y amena a los pequeños lectores, y para iniciarlos en el camino del disfrute de los buenos libros en un futuro no muy lejano.  

El volumen está ilustrado por Beatriz Castro con imágenes reales y coloristas que amplían el contenido del libro más allá del texto.

Si quieres leer la crítica de otro libro de Rosa Huertas, pincha aquí.