domingo, 22 de julio de 2018

Una bolsa de patatas fritas en la Polinesia de Jordi Sierra i Fabra

Una bolsa de patatas fritas en la Polinesia

Texto: Jordi Sierra i Fabra

Ilustración: Òscar Julve Gil


Colección Barco de vapor

ISBN 9788491073253

112 páginas, (+ 6 años)

8,20€, 2018.


Por José R. Cortés Criado.

Jordi Sierra i Fabra quedó impresionado por una noticia sobre un atolón de la Polinesia en enero de 2016, Takuu. Está situado en la mitad de Océano Pacífico, a doscientos cincuenta kilómetros de la isla de Bouganville.

Como consecuencia del cambio climático se eleva solo un metro sobre el nivel del mar y va camino de ser engullida por las aguas.

Terminará siendo evacuada a pesar de la oposición de sus quinientos habitantes que rezan a los espíritus y confían en que los antepasados los salven, aunque el viento y las olas van devorándolo.

Sus habitantes viven de la agricultura, la pesca y un barco que les suministra cuanto necesitan, si no está averiado, como ocurrió en 2001, que permaneció seis meses varado, y ellos sin recibir alimentos ni medicinas..

En homenaje a ellos, el escritor catalán, recrea las vivencias de una niña nativa del atolón que vive conforme a sus costumbres y le gustan las historias que cuentan los mayores. Gracias a ellas conoce su pasado y se enfrenta a su futuro. 

La protagonista, Shiya, como todas los días, a acude al mar para comenzar el día y se encuentra una bolsa de plástico diferente que le llama la atención.

Investiga y descubre que viene de Vallirana, España. No sabe qué será eso que come el niño feliz dibujado en ella, pero le fascina.

Su padre se entristece al verla y le explica sus motivos. Significa que una persona a la que no le preocupa el cambio climático la tiró y llegó al mar, donde pudo ser alimento envenenado de peces.

Su padre y su abuelo le hacen ver las consecuencias para los habitantes del mar de los actos incívicos de muchas personas que creen que a ellos nunca les afectará el deshielo, la contaminación o cualquier acción contra el planeta Tierra.

La lectura de este librito aporta el tema del deshielo a los pequeños lectores y los acerca a un problema que en pocas décadas afectará a más de un atolón perdido en un océano, a no ser que la sociedad tome conciencia y empiece a frenar el deterioro imparable de nuestro planeta. 

Pequeñas historias llenas de esperanzas como esta pueden contribuir a mejorar nuestro entorno, a tomar conciencia sobre el valor de los ancianos en nuestra sociedad y a defender una vida sana y un equilibrio ecológico.

Sierra i Fabra apuesta por las leyendas ancestrales como la del buscador de perlas, el valor de los mayores vistos como libros vivos de un pueblo y una vida respetuosa con la naturaleza.

Su mensaje es claro: “La Tierra puede vivir sin nosotros, pero nosotros no podemos vivir sin la Tierra”.

Si quieres conocer otros libros escrito por Jordi Sierra i Fabra pincha aquí.

Si quieres conocer otros libros ilustrados por Óscar Julve Gil pincha aquí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario