miércoles, 21 de marzo de 2018

Las desventuras de Sophie de Valérie Dayre


Las desventuras de Sophie

Texto: Valérie Dayre

Ilustración: Menguao

Editorial SM

Barco de Vapor Serie Roja
ISBN 9788467508550
140 páginas, 8,90€
(+ 11 años) 2018.


Por José R. Cortés Criado.



El prólogo del libro nos avanza la trama que vamos a descubrir. La narradora, madre de un niño, se siente desconcertada cuando su hijo le dice: “Siempre dices que hay cosas que nos hacen crecer. ¿Y tú? ¿Puedes contarme algo que te haya hecho crecer?

La madre lo soltó de la mano y no supo que responder a bote pronto, pero sí que le contó una historia, la suya propia cuando era una adolescente.

A lo largo del libro conoceremos la anécdota de una niña de clase media miembro de una familia numerosa que tiene una tía viviendo en la otra punta de Francia con dos primos y un nivel económico más elevado.

A la niña no le parecía bien que su tía les mandase la ropa que sus primos no querían, entre otras cosas porque no eran de su gusto, pero cuando llegó a la casa de campo que esta familia tenía entre Francia e Italia, la cosa cambió.

El nivel económico eclipsó otras cosas que todos veían menos ella, esa petulancia de sus primos, esa bobalicona tía entre ñoña y desentendida de sus obligaciones como mujer adulta, ese maltrato que sometían sus primos a su amigo invitado a casa…

Regresó a su hogar tras pasar las vacaciones de Semana Santa con ganas de volver en el verano, su madre no lo veía tan claro, las dos hermanas son muy distintas, económica y socialmente; una es frívola, la otra es solidaria, una tiene empatía para con los suyos, la otra para con todos, pero la niña está deslumbrada por su tía.

Vuelve en julio y la cosa cambió respecto a la primera vez que se vieron; ahora estaban en su casa de Niza y todos tenían muchas cosas que hacer; la joven Sophie se convirtió en el centro de la maldad de sus primos y del desprecio de todos, a nadie le importaba.

Calló su desencanto a su madre, pero la madre, como todas las madres, intuyó lo que pasaba y se presentó por sorpresa a recogerla antes de tiempo. Es que las madres saben más que nadie cómo estamos en cada momento de nuestra vida y sabe lo que tiene que hacer para poner a salvo a su familia. Siempre hay esperanza y amor entre las personas.

Desde luego una historia digna para hacernos crecer, más si tú eres el protagonista de la misma. Su lectura nos hará reflexionar sobre el abuso, el acoso, las apariencias y la maldad injustificada.

Sencillo relato Valérie Dayre que poco a poco va retratando a cada uno de los personajes y su catadura moral hasta desmontar a esa familia que parecía de anuncio y muestra su verdadera identidad.

Ahora recuerdo un dicho de mi madre: “Salí de mi casa y me avergoncé, volví a mi casa y me remedié”, que viene como anillo al dedo para resumir el relato.

Seguro que los jóvenes lectores conocen o han vivido alguna de las situaciones que se relatan y comprenderán perfectamente el valor de ser siempre una buena persona con todos y no dejarnos embaucar por falsas apariencias.

Además todos reflexionaremos sobre lo absurdo que es aparentar lo que no se es y lo decepcionante que es aceptar la crueldad y el desprecio hacia otras personas como algo normal cuando no nos atañe a nosotros.

El libro estás ilustrado en blanco y negro por Menguao, las imágenes resultan algo oscuras y complementan bien el texto, seguro que coloreadas ganan intensidad y fuerza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario