jueves, 28 de diciembre de 2017

¿Jugamos? de Ilan Brenman y Rocío Bonilla

¿Jugamos?

Texto: Ilan Brenman

Ilustraciones: Rocío Bonilla


Colección Álbumes Ilustrados

ISBN: 9788491420644

230 x 250 mm, 32 páginas

(0-99 años) 2017.





Por José R. Cortés Criado.

Como dice la ilustradora en la dedicatoria del libro, las aventuras que se encuentran en la vida son mil veces más interesantes que una pantalla. Este sería el mensaje de este álbum.

Pedro es un niño que siempre está jugando, pero no salta, no habla, no grita, no se esconde, no se mete en el mar, ni viaja al espacio, ni juega al fútbol, ni participa en los juegos familiares, ni…

Nunca presta atención a su hermana, a sus padres, a sus abuelos, a sus amigos y es verdad que está jugando, pero no en compañía, lo hace solo con la ayuda de las máquinas.
Su tableta, su móvil y su consola son los elementos que necesita para jugar, no oye ni le interesa lo que hacen los otros, enchufado a una máquina es feliz, no necesita más.

¿Será posible que Pedro no sepa lo que es jugar a la pelota en el patio de recreo del cole? No sé si se dará cuenta de lo que se pierde y decidirá  cambiar. Los lectores tienen la palabra y una vez finalizada la lectura del libro sabrán que es lo mejor para Pedro, aunque nadie lo escriba. Ilan Brenman nos deja la duda sobre el futuro para que reflexionemos sobre los visto y lo leído.

Las ilustraciones dialogan con mucha magia con las palabras y son el complemento perfecto para que los lectores absorbamos el mensaje con suma claridad.

El protagonista, Pedro, aparece en blanco y negro enganchado a sus máquinas ocupando un pequeño espacio de la doble página, el resto es a todo color y nos muestra al resto de los personajes que lo invitan a participar en sus juegos, ya sean en el fondo del mar, en el espacio sideral o en un circo familiar.

Rocío Bonilla sabe manejar los colores con maestría y dominar los espacios, abundan las hojas desplegables que convierten una escena en una panorámica de tres páginas llenas de color y magia.

Ánimos lectores, a disfrutar del texto y a zambullirse en las imágenes del circo, en el campo florido, en el jardín familiar o en la bañera.

Y a tener en cuenta las palabras de Ilan Brenman, la tecnología nos proporciona momentos de placer, nos ayuda en nuestra vida cotidiana, en nuestro bienestar, pero no nos da la felicidad.

Sin duda un álbum muy interesante que sin moralina alguna hará reflexionar a los pequeños lectores sobre el juego con los amigos y el uso de las nuevas tecnologías para el ocio.

Si quieres conocer otros libros de Ilan Brenman pincha aquí.

SI quieres conocer otros libros de Rocío Bonilla pincha aquí.







No hay comentarios:

Publicar un comentario