domingo, 23 de abril de 2017

Las palabras heridas de Jordi Sierra i Fabra

Las palabras heridas

Texto: Jordi Sierra i Fabra

Editorial Siruela

Colección Las Tres Edades

145 x 215 mm, 188 páginas

(0-99 años) 2017.


Por José R. Cortés Criado.

  
Esta obra está ambientada en un país asiático, gobernado por un dictador, el Gran Padre, donde todos deben obedecer las órdenes de los superiores, están prohibidos los libros y cualquier tipo de disidencia.

Un joven soldado ha de hacer el servicio militar obligatorio en un confín perdido del país donde están presos los intelectuales críticos con el gobierno. Como sabe leer, le encomiendan una nueva tarea, censurar las cartas que los presos políticos envían a sus familiares.

De entre los presos destaca un profesor universitario, los carceleros lo temen porque no cede ante las presiones ni ante el maltrato físico, su fuerza es su mente, donde no pueden penetrar sus torturadores.  

El joven protagonista siente algo especial en su presencia, sus palabras no son de odio o venganza y le hacen reflexionar sobre su papel en la vida, abriendo pequeñas dudas en sus firmes convicciones en el régimen político, ya que las palabras pueden ser tachadas pero los ideales no, y esos son los que hacen mella en el joven soldado que termina por aceptarlos como propios para su nueva vida.

Cada vez que censura un texto, copia las palabras heridas en un cuaderno, luego las relee y reflexiona sobre su contenido, a veces no las entiende pero les hacen a pensar. Poco a poco el joven siente una profunda admiración por el viejo profesor y siente que las palabras lo sanan.

Cuando el régimen dictatorial cae, los carceleros son encarcelados, los presos seres libres, el joven sufre cárcel y se siente acompañado por el cuaderno donde escribió las palabras heridas de las cartas del profesor ya fallecido.

Bella obra, un grito de libertad, pero más aún un grito a favor de la palabra para que los seres humanos seamos libres. De su lectura se desprende que sin palabras no hay pensamiento, sin pensamiento no hay reflexión, tampoco hay preguntas y, por tanto, tampoco hay respuestas que nos hagan avanzar en pos de una civilización mejor.

Buena obra de Sierra i Fabra que vuelve a tratar el tema de la libertad y de la palabra como mejor bien del ser humano que se lee de un tirón, pero, sobre todo, de la censura, tanto verbal como mental; el escritor catalán sabe de libros suyos que han sido rechazados por tener alguna palabra no considerada conveniente por los editores o mostrar algunas actitudes que no son consideradas adecuadas a los jóvenes actuales.

Es una buena historia donde todos sus elementos: desarrollo del argumento, diálogos, actos de los personajes y estructura se engranan perfectamente y dan como resultado esta novela que impresiona por su sentir y por su solidez ideológica.

Este libro lo leí de un tirón, como otros muchos de este escritor, y me emocionó.


No hay comentarios:

Publicar un comentario