miércoles, 3 de julio de 2013

El año de los secretos

El año de los secretos 

Texto: Laura Santullo

Ilustraciones: Laura Catalán

Edelvives, 

Colección Ala Delta 

Serie Verde [+ 10 años]. 

Rústica, 184 pp., 8.80 euros.





Por José R. Cortés Criado.



Esta obra está escrita en primera persona por una niña de nueve años, Catalina, que observa los cambios que se producen a su alrededor, y desde su óptica, vamos a conocer los nuevos acontecimientos que se producen en su localidad después de aparecer en todos los canales de televisión un militar.

Desde ese momento la chica aprecia que existe una preocupación especial en su casa, en la de los vecinos, y es que las palabras ahora deben cuidarse pues no todas son bien recibidas, y además, hay que ser discretos. Ella se enfrenta a un problema que puede acarrear muchos problemas a su familia, pero con la ayuda de su mejor amiga, sus hermanos y otros chicos hacen uso de una máxima de su mamá: “cuando estemos frente a un ser más frágil y que necesita de nuestro auxilio no hay que pensarlo mucho, simplemente hay que actuar”, y salen airosos del trance.

Así vamos a saber que ese militar sale frecuentemente en pantalla, que los padres de Catalina no están tranquilos; que, Tito, el abuelo de Fabiola, su mejor amiga, ha sido detenido, que el papá de esta debió marcharse de prisa de casa, que su primo..., y que la pobre Fabiola, asustada y desorientada, es acogida en casa de Catalina.

Durante ese período de tiempo los niños van a aprender muchas cosas sobre la vida que nadie ha de enseñarles, pues la vivirán en primera persona, y no me refiero solo a la construcción de una cabaña en el campo o a las confesiones entre iguales; sino también a buscar soluciones a problemas vitales, descubrir que la amistad está por encima de todo, que no debemos tener ideas preconcebidas de los demás y que sí debemos creer en un futuro mejor. La obra es un canto de esperanza y de resistencia a las dictaduras mientras vuelve la libertad.

La obra te atrapa desde el principio, te hace cómplice y deseas que el desenlace sea bueno para sus protagonistas, por lo que anhelas llegar al final, y cuando lo alcanzas, sientes que se haya acabado la lectura.

En sus páginas encontraremos expresiones propias del español de América que enriquecen el texto y le dan una gracia especial, como el “Salí de acá Catalina” que le dedican los hermanos mayores cuando quieren alejarla de ellos.


Laura Santullo, uruguaya de Montevideo, obligada a exiliarse en México, donde ha vivido gran parte de su existencia, es una reconocida guionista de cine, que sabe encandilar a los lectores con sus palabras, pues, como ella dice, el secreto a la hora de escribir es emocionarse con lo que se narra, y ella lo consigue.

No hay comentarios:

Publicar un comentario