sábado, 17 de diciembre de 2016

Espera, Miyuki de Roxane Marie Galliez

Espera, Miyuki

Texto: Roxane Marie Galliez

Ilustraciones: Seng Soun Ratanavanh


Colección Álbumes Ilustrados.

Crecer en valores.

255 x 345 mm, 28 páginas,

(+ 7 años) 2016.




Por José R. Cortés Criado.


Miyuki es una niña, y como tal, impaciente. El primer día de primavera ya quiere que todas las flores florezcan al unísono y no comprende que haya una en el jardín de su abuelo que aún no haya abierto sus pétalos.

Con ansiedad por disfrutar todo momento no cesa de andar de un lugar a otro en busca del agua pura para que florezca la flor perezosa, anima a su abuelo a seguirla, pero es imposible, la niña vuela sobre el suelo.

Tras mucho caminar no consigue el agua pura que ella desea para su planta y, perdida, encuentra ayuda en el río que la llevará hasta su casa, donde el abuelo la espera pacientemente.

Al día siguiente, unas lágrimas de impotencia por no haber traído agua son las que despertarán a la planta dormilona, que abrirá sus pétalos mostrando su exultante vida ante la niña y su abuelo.

Es una bella historia muy indicada para hacer comprender a los niños que la vida no es ir de prisa de una cosa a otra, que hay que tomarse la vida con calma y esperar el momento adecuado para todo.

El libro muestra la necesidad de tranquilidad que tiene nuestra mente y la paz que necesitamos para disfrutar todos los momentos de la vida, como le enseña el abuelo a Miyuki, que con su impaciencia no ha sabido disfrutar del primer día de primavera como hizo su abuelo.

La impaciencia es mala consejera y dedicarnos a observar los sucesos cotidianos con tranquilidad nos facilita el disfrute de las cosas corrientes y nos da tranquilidad de espíritu.

Buen cuento lleno de sabiduría zen para todas las edades, que no dejará indiferente a todo aquel que abra sus páginas.

El texto está ilustrado con mucho primor por Seng Soun Ratanavanh. Todas las páginas son una exaltación de la vida con la llegada de la primavera al campo. Hay que destacar las rojas amapolas, los verdes campos, las coloristas nubes o los espectaculares pendientes de la reina.

Miyuki, las flores, las mariposas, el río, el abuelo, el conejo, la tortuga, el caracol, la mariquita, las plantas son elementos imprescindibles en las ilustraciones de trazo suave y delicado.

Otro libro de esta editorial con la misma filosofía es Esperando de Kevin Henkes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario