jueves, 19 de marzo de 2015

A la velocidad de la luz (El joven Einstein) de Vicente Muñoz Puelles


A la velocidad de la luz (El joven Einstein)

Vicente Muñoz Puelles


Editorial Anaya

Colección Leer y pensar

14x21,5 cm.176 páginas

2015


Por José R. Cortés Criado.

Albert Einstein falleció en 1955; poco antes de su muerte volvió a leer un cuaderno donde anotó sus ideas personales, era el año 1945, cuando EEUU lanzó las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki. A partir de este hecho, Muñoz Puelles inicia el relato en este libro de apariencia autobiográfica. Está narrado en primera persona como si el científico más importante del siglo XX lo escribiese.


Einstein sentía algo de culpa por ese hecho porque sus estudios facilitaron la fabricación de esas bombas, aunque él no fuese uno de sus creadores; además, se declaró pacifista y en contra de las guerras, matanzas, servicio militar..., y pidió a sus colegas sumarse a sus ideas humanitarias.

Este sabio nunca se consideró mas que una persona con curiosidad, por eso, cuando su padre le regaló una brújula en su infancia comenzó a preguntarse por qué apuntaba siempre en la misma dirección y de ahí surgieron otras muchas preguntas que desembocaron en sus famosas teorías.

Su teoría más conocida es la de la relatividad, gracias a ella se transformó el concepto que la humanidad tenía del espacio y del tiempo; aunque recibió el Premio Nobel de Física en 1921 por sus estudios sobre el efecto electromagnético.

A lo largo de las páginas el lector conocerá detalles de la vida personal del protagonista, su familia, sus hijos, las relaciones con otros miembros de la comunidad científica, sus trabajos antes de ser considerado una personalidad en el mundo de las ciencias, algunos procesos que siguió para elaborar sus teorías..., que configuran su personalidad.

Este señor despistado, con la melena suelta, que prefiere la ropa ancha a los clásicos trajes y que fue capaz de escribir: "Solo hay dos cosas infinitas: el universo y la estupidez humana. Y no estoy tan seguro de la primera", no pasó desapercibido para sus congéneres ni sus ideas han caído en saco roto.

Un buen libro de lectura placentera para recordar la figura de Albert Einstein que gustará al público juvenil.

El libro se acompaña de un cuaderno con actividades sobre la lectura y alguna información complementaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario