viernes, 4 de octubre de 2013

Se vende mamá



Se vende mamá

Care Santos

Ediciones SM

176 págs.

ISBN 9788467535280

De 5 a 8 años.



Por José R. Cortés Criado



Con esta obra Care Santos ganó el Premio El Barco de Vapor en 2009.
Es una historia vieja, porque... ¿quién no ha pensado en cambiar  de madre alguna vez?
Eso es lo que le ocurre a nuestro protagonista, Óscar, que acaba de tener un hermanito y ser desplazado del centro de la casa, y, además, debe hacer caso a su madre, que si lavarse bien, que si hay que acostarse temprano, que si debe leer, que si..., y claro, Óscar ya no aguanta más y con la ayuda de su amiga Nora pone un anuncio en una página de Internet:
“Vendo mamá seminueva de 38 años (pero que aparenta 36 o menos), guapa, buena cocinera (aunque cocina poco y cuando lo hace se empeña en hervir verduras todo el tiempo), adicta a la fruta y obsesionada por los libros (y porque todo el mundo lea). Últimamente se ha vuelto más cascarrabias y más ordenada que nunca. Ya no va al cine ni a ninguna otra parte. Y me está dejando de querer”.
El protagonista recibe varias ofertas pero no termina de decidirse, le falta el arrojo de su amiga Nora, que, por las circunstancias que rodean su vida, tiene más independencia en sus quehaceres diarios y goza de mayor libertad, aunque... ese es otro tema que también se desarrolla en la obra y tiene su solución ligada a la familia del jovencito.
Es un cuento lleno de reflexiones, las que Óscar se hace sobre su futuro, su vida en familia, sus deseos de independencia..., pero cuando empieza a recibir ofertas sobre su madre le asalta alguna que otra sospecha sobre el cambio, por lo que decide retirar su anuncio, y para su sorpresa, descubre otro de una mamá que desea vender a su hijo de ocho años, que no es otra que su madre.
Muy ingeniosa la autora que sabe escribir desde la perspectiva de los ocho años y crear una trama intensa que te atrapa hasta llegar al desenlace.
El libro tiene ilustraciones de Andrés Guerrero realizadas con carboncillo y lápices de colores, predominando los trazos de las siluetas y el relleno de color en algunas partes, imitando la forma de colorear de los pequeños.
Es una buena obra para los pequeños lectores, aunque los mayores también saquen sus conclusiones y sonrían más de una vez al seguir el desarrollo de los acontecimientos y las reflexiones del protagonista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario