viernes, 23 de febrero de 2018

Cenicienta y las pantuflas peludas de Davide Cali


Cenicienta y las pantuflas peludas

Texto: Divide Cali

Ilustraciones: Raphaëlle 

Barbanègre

Editorial Anaya

Colección Álbum ilustrado

210 x 210 mm, 32 páginas

(+ 4 años) 13 €, 2017.

Por José R. Cortés Criado.

Esta versión de Cenicienta comienza como la original; una pobre niña que vive con su horrenda madrastra y sus malvadas hermanastras que se pasa el día limpiando y limpiando..., pero rápidamente toma un giro inesperado.


Cenicienta se entera de que se va a celebrar un baile especial con el príncipe, que premiará a la mejor bailarina individual con ser su pareja para un baile. Todas las jovencitas andan locas pensando en semejante premio. 

La pobre hijastra muere de deseos por acudir a la fiesta y llama a un hada de turno que la apaña de todo, vestido, peinado, zapatos..., ella quería zapatos de cristal pero el hada no están por ello, así que le puso pantuflas peludas con plataformas y con la ayuda de sus ayudantes ratones la ataviaron para el evento.

También pidió una carroza y como no quedaban calabazas, surgió una de un nabo y como tampoco había briosos corceles blancos iba tirada por un reno, un burro, un camello y una llama con poco garbo.

Su vestido era original, que no el más bello, su baile fue horroroso y si todo eso era poco, se le escapó una pantufla que le dio al príncipe en la cara y lo despertó...y sorpresa, se enamoró de Cenicienta.

Pero la chica entra en pánico cuando lo vio de cerca, en las revistas era más guapo, y salió huyendo del palacio, que tampoco era tan imponente, en busca de una vida mejor en la Feria de Trabajo Solo para Chicas.

Original historia donde la pobre niña se rebela y deja de lado la vida cómoda y confortable de una bella joven ñoña y obediente pasando de príncipes y vestidos a la última.

Sin duda un canto a la libertad llena de encanto que rompe con los clásicos estereotipos que obligan a las niñas a ser de una determinada manera, ajena a sus deseos de vida y libertad.

El texto de 
Divide Cali es muy atractivo, lleno de expresiones actuales y comentarios sobre revistas del corazón o inscripciones para el baile y hechos como llamar por teléfono al hada de guardia.

Las imágenes de Raphaëlle Barbanègre son muy curiosas, unas mujeres con enormes peinados, ostentosos vestidos llenos de lazos y demás adornos, una decoración de las viviendas dignas de la más glamurosas y recargadas, y todo ello con una chispa de ironía e imaginación sin igual, que alegra la vista de los lectores.

Texto e imágenes maridan muy bien, seguro que gustan a todo aquel que se atreva a abrir sus páginas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario