sábado, 17 de mayo de 2014

"Desnuda" de Jordi Sierra i Fabra



Desnuda

Jordi Sierra i Fabra

Editorial SM

152 páginas.

ISBN 9788467569636








Por José R. Cortés Criado


Jordi Sierrra i Fabra vuelve a escribir otra novela muy dura, despojada de adornos, pocas descripciones y muchos diálogos intercalados de reflexiones.

No hay marcas en el texto que indiquen el inicio de los diálogos, sólo los jóvenes lectores afectados sabrán distinguir diálogos de descripciones o reflexiones.

Es un nuevo estilo a la hora de escribir en el que la trama lleva todo el peso y el lector ha de colaborar durante la lectura para darle todo su sentido al texto; está escrito de manera similar a Parco. La mayoría de los términos que empleé para describir esta novela se pueden aplicar a Desnuda, si tienes interés en saber qué dije de Parco pincha sobre su nombre.

La trama es conocida, mal trato de género en la adolescencia, un grito de pavor que abre perspectivas de cambio a mejor, un aviso para chicas, hay que estar atentas cuando en las relaciones de pareja no hay amor sino posesión, dominio, imposición de uno sobre otra.

Poco a poco la protagonista va siendo consciente de su problema y decide dar el primer paso, pedir ayuda; antes analiza detalles de su relación amorosa, escribe un poema de desamor y reflexiona sobre frases recogidas en distintos libros que las ayudan a decidirse, son citas que a Sierra i Fabra le gustan, y, por ello, creo que las recogió en las últimas páginas: «La vida es sencilla. La complicamos nosotros». «La vida es un gran ruido entre dos silencios». «Todo el que crea un monstruo, tarde o temprano ha de destruirlo o el monstruo le destruirá a él». «La libertad es una grieta en la puerta del miedo». «Yo soy todo lo que tengo».

El buen hacer de Jordi vuelve a las librerías con este relato donde la protagonista es una jovencita que cree estar siendo muy querida por su novio  hasta qué observa algunas actitudes de él que la llevaron a pensar lo contrario. Sin duda una buena obra que gustará a cualquier lector a pesar de la crudeza de su temática.

Esta novela la dedicó el escritor a todas las mujeres capaces de abrir los ojos ante la violencia y en particular a Alba Martí, que con catorce años murió a manos de su exnovio de dieciocho, en Tárrega, en octubre de 2013.




No hay comentarios:

Publicar un comentario