miércoles, 3 de mayo de 2017

La sonrisa de los peces de piedra de Rosa Huertas

La sonrisa de los peces de piedra

Texto: Rosa Huertas

Ilustraciones: Javier Olivares


140 x 210 mm, 224 páginas

(+ 14 años) 2017.




Por José R. Cortés Criado.


Rosa Huertas
vuelve a ambientar otra novela suya en Madrid, en este caso los personajes deambulan sobre todo por Malasaña, barrio emblemático de la movida madrileña en los años ochenta. Recorre lugares míticos como La Vía Láctea, el Pentagrama o Penta, El Sol, la sala de conciertos Rock-Ola, la plaza de Barceló y hasta el cementerio de San Isidro.

La historia comienza con la muerte de un abuelo del protagonista, Jaime. Este lo echa mucho de menos, siempre ha convivido con él junto con su madre. No existe la figura paterna, y en una de sus visitas al cementerio se acercan a otra tumba y la madre le dice al adolescente que aquel podría haber sido su padre.

Y se desencadena todo, Jaime vuelve al cementerio en busca de alguna información sobre su padre, allí encuentra a una hermosa joven que come pipas sentada sobre la tumba, es la hija del finado; el chaval no sabe si son hermanos y no se atreve a contarle nada.

Malentendidos, dudas, ansiedad, confesiones, dibujos, fotografías, amistad, amor…se entrecruzan en esta novela que te atrapa desde sus inicios, mezclándose pasado y presente.

Por un lado la madre escribe un diario para que lo lea el hijo y conozca la vida de ella antes de la maternidad y hasta el final no desvela la identidad del padre. Por otro lado los dos jóvenes se sienten atraídos, ella quiere saber de su padre, un desconocido para la chica; él también busca su identidad y la ayuda a conocerlo a tenor de la información vertida por su madre.

La madre recuerda su etapa marchosa durante la movida madrileña, la compañía de dos amigos inseparables en sus muchas noches de vida y muchos días de sueño; además le muestra dibujos del fallecido. La chica tiene fotografías del padre, con las imágenes y la información del chico pronto las piezas van encajando.

A ello se une la música de la época y personajes famosos de aquellos años. Para los interesados en las veinte canciones que aparece en la novela pueden ir al link donde encontrarán una playlist de Spotufy: anayainfantil.es/lasonrisa_musica  

El lector se siente atrapado por la agilidad del relato, el buen hacer de Rosa Huertas es indudable, dando a conocer la movida madrileña a los jóvenes lectores, que ven esa época como algo muy remoto, pero que sin duda forma parte de la historia cercana de Madrid, y de toda España, pues aquel fenómeno no fue exclusivo de la capital.

El mezclar los tiempos literarios, el presente con las actuaciones de los personajes y el pasado con el diario, confieren al libro una estructura singular donde se intercalan acontecimientos diarios y, dosis a dosis, el pasado, mediante dos voces, el yo del joven, narrador de la novela, y el yo de la madre en su diario.

Me ha gustado mucho esta novela, la leí de un tirón y me trajo recuerdos de aquella época tan loca, tan rica, tan inocente y tan peligrosa.


Deseo que los jóvenes lectores sepan apreciar su valor como reflejo de acontecimientos que marcaron nuestro país tras cuarenta años de dictadura, además de su valor literario.

Con esta novela la autora consiguió el XIV Premio Anaya de Literatura Infantil y Juvenil. 

Si quieres saber de otros libros de esta escritora pincha aquí.



No hay comentarios:

Publicar un comentario