miércoles, 19 de noviembre de 2014

La calle Andersen de Sofía Rhei y Marian Womack



La calle Andersen

Sofía Rhei y Marian Womack

Editorial La Galera

Colección: Narrativa singular
Rústica con solapas.
240 págs.
15x21,5 cm
2014




Por José R. Cortés Criado.



Se trata de una novela escrita a cuatro manos, no se diferencia la autoría, ni se nota durante la lectura, es un buen trabajo de compenetración.

La trama es bien sencilla, dos jóvenes, un chico y una chica, Kay y Gerda , deambulan por la ciudad de Copenhague bajo la nieve y descubren que una niña huye de unos mozalbetes con cara de pocos amigos; los primeros deciden ayudarla y además conocen a un jovencito de clase alta, con el que terminan entablando amistad. La historia se complica cuando comprueban que han desaparecido algunos niños sin dejar el mínimo rastro.

El tiempo literario es el siglo XIX, época en la que la ciencia investiga sobre autómatas y todos se maravillan de los avances científicos y de los muñecos articulados que parecen auténticos; algunos tienen miradas muy humanas y sobrecogen a las personas.

Estos progresos son para el disfrute de las clases acomodadas, el resto de la población vive en la pobreza; además, los inventores con pocos escrúpulos no dudan en someter a su voluntad al resto de los conciudadanos y en eliminar a numerosos jóvenes con tal de darle verosimilitud a sus autómatas.
Los jóvenes protagonistas tiene sus propias cualidades, a uno, Joachin, les fascinan los automatismos; otro, Kay, tiene un cristal de hielo en un ojo que le hace ver cosas que los demás no sospechan; otra, Adda, la más pequeña,  es una cerillera cuyos fósforos desprende una luz especial y la última, Gerda,  una joven que lleva en sus múltiples bolsillos todo aquello que necesitan en cualquier momento.

Ellos descubren la trama de los malvados, salvan la sociedad y sobre todo ahondan en la amistad y en el amor. Frente a la denuncia de las condiciones de vida de una parte importante de la sociedad y a las ansias de justicia se unen para eliminar a los malvados que quieren dominar a las personas por medio de autómatas.

Una obra amena que atrapa al lector y lo lleva en pos del desenlace, temiendo que algo mágico ocurra o que los protagonistas sufran algún contratiempo.

Este libro es un homenaje a H. C. Andersen y a una de sus obras más importantes titulada La reina  de las nieves, publicada en 1845, que se ocupa de la lucha entre el bien y el mal llevada a cabo por dos niños, Kay y Gerda; dos de los protagonistas de La calle Andersen.

Además  se hace una referencia al novelista inglés Charles Dickens, maestro del género narrativo que supo mezclar el humor y la ironía con una aguada crítica social.





No hay comentarios:

Publicar un comentario