domingo, 1 de febrero de 2015

Ada Goth y el Festival del Mortilunio de Chris Riddell



Ada Goth y el Festival del Mortilunio

Chris Riddell


Colección Libros Ilustrados

Cartoné, 224 páginas

140x190 mm

2014


Por José R. Cortés Criado.



Ada es una jovencita muy especial que sale por las noches a ejercitarse en el arte de la esgrima con paraguas sobre las chimeneas del palacio de su padre. Su institutriz “espadachina” es Lucy Borgia, que es guapísima y posee muchos encantos pero no puede verse en el espejo, es una vampira de trescientos años.

Ada vive en feliz cerca del Villorrio Rendo, y este año, como siempre los habitantes del pueblo subirán al palacio Nebroso disfrazados y cantando villancicos de verano, para Ada, un tostón, aunque este año el fantasma de Lord Sydney Versálitis organizará el Festival del Plenilunium.

Lo más llamativo va a ser la llegada de los cocineros para el Festival, sus nombres y sus productos llamarán la atención de los lectores, como muestra sepan que acuden los mejores cocineros conocidos: William Flake, los  Meleny Bikers, Nigenilla Cucharilla, Dulces-Sueños Ramsay, 
Paulywood, Mary Huckleberry, Heston Huevodur; que presentan originales dulces con nombres como: Tarta del Pabellón de Brighton, Tarta George Gigante, Antojo Fondant Colosal, Tarta Pesadilla en la Cocina o Pudin de Pasa en Peligro, entre otros muchos.

A estos estrafalarios cocineros se unen pintores más raros aún y una familia de vampiros, que junto a los habitantes del palacio y los amigos de Ada, jóvenes como ella que se reúnen a espaldas de los mayores para tratar sus asuntos, disfrutarán de los aposentos, jardines y caballos con ruedas.

Es una ingeniosa obra donde la fantasía cabalga con la intriga y lo sobrenatural se acepta como normal. Ada tiene un ama de llaves que le mantiene su vestuario en orden y le combina los distintos elementos para estar bien vestida, su sorpresa es mayúscula cuando descubre que la sirvienta es una osa que está enamorada de un oso americano llamado General Simón Berdeolivar.

Llama la atención los nombres de determinados personajes, al anterior se une el de su amada, Marylebone; el guardabosques de interior se llama Maltravers; también llaman la atención los nombres de algunos utensilios de cocina como el Sifón y Garfunkel que sirve para batir suero de leche.

A lo largo de los treces capítulos y su epílogo conoceremos las aventuras de esta jovencita en el palacio paterno mientras se celebra la fiesta de su cumpleaños, que no defraudarán a los lectores.
El texto se  acompaña de numerosos dibujos en blanco y negro de los personajes, dulces, edificios y lugares donde se desarrolla la obra, incluido un mapa del palacio. Chris Riddell es el autor de las ilustraciones y del texto.

La edición del libro está muy cuidada, además de pastas duras, los cantos de las hojas están pintados de rojo brillante, tiene una cinta negra para marcar las paradas en la lectura, las guardas muestras unas carabelas con hojas de acantos plateadas sobre fondo negro.

Al final del libro, adosado a la contraportada se encuentra la historia de Marylaboe contada en un pequeño tebeo, a modo de sorpresa.

La obra sigue la estructura de una novela gótica, género típico inglés, que desarrolla la trama de forma surrealista y divertida, por lo que provoca risa en vez de terror.




5 comentarios:

  1. ¡Enhorabuela por tu blog! (recién descubierto para mí).

    ResponderEliminar
  2. ¡Enhorabuela por tu blog! (recién descubierto para mí).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, espero que te guste y lo visites de vez en cuando.
      Un abrazo lector.
      Pepe

      Eliminar
  3. Estimado José R., soy Elena, una de las cotraductoras del libro, y me ha encantado su exhaustiva reseña. Gracias por fijarse en tantos nombres y guiños culturales. Se agradece, porque mi colega Pepa (cotraductora), los editores y yo sudamos la gota gorda traduciéndolo. :-) Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras. Se hace lo que se puede y a ser posible bien. Pepe

      Eliminar