martes, 18 de marzo de 2014

Una terrible palabra de nueve letras de Pedro Mañas Romero



Una terrible palabra de nueve letras.

Texto: Pedro Mañas Romero

Ilustración: Ximena Maier

Editorial Anaya

136 págs. 210x140 mm.

ISBN 978-84-678-2943-3





Por José R. Cortés Criado


Este joven escritor ganó el III Premio de Literatura Infantil Ciudad de Málaga 2012 con esta obra: Una terrible palabra de nueve letras.

La protagonista, Amanda Banks es una niña de siete años con dos coletas y nueve lombrices en una caja de bombones vieja llena de tierra.

Amanda es un poco especial, no le gustan las cosas que los demás adoran, ella prefiera sus lombrices a una muñeca, hasta que cae en sus manos una que además habla; al principio le gustó la idea pero cuando comprobó que aquella grabación era una falsa conversación dejó de interesarle pero para asombro de todos, y para ella más, escuchó una terrible palabra de nueve letras que el autor transcribe con emoticonos.

Cuando la niña la suelta en su casa, delante  de los invitados, todos enmudecen, algunos medio sonríen pero le reprimen su actitud, y nadie  cree que esa palabra la dijo una muñeca.

En fin, una chica incomprendida que cuando repite esa palabra en el colegio hace que un terrible compañero se paralice, para su sorpresa, otro decide comprarle la palabra por diez ositos de goma, comenzando así un buen negocio para ella, vender palabrotas.

Hasta que todo se descubre, consideran que es una mala alumna que debe ir a un aula especial y...

El autor toma como excusa la palabra enigmática e introduce al personaje en el mundo de las palabras, jugando con ellas, su significado y el uso del diccionario, llegando Amanda a localizar en el manual una serie de palabras que desde su óptica son malsonantes, aunque ella desconozca su significado, pero se lo imagina.

Este juego con el significado de las palabras que Amanda localiza es muy entretenido y sirve de colofón a la trama que de manera divertida teje una historia infantil llena de contenido literario.

El libro está ilustrado por Ximena Maier, que expresa muy bien el sentir de los personajes con trazos seguros llenos de colorido.

Es una buena obra merecedora de su premio que gusta a los pequeños lectores; estos, si son avispados, podrán descubrir de qué palabra se trata pues aparece treinta veces escrita en el relato.



No hay comentarios:

Publicar un comentario